Podcasts de historia

Segundo grupo de homínidos más pequeños que el hobbit encontrados en la isla de Flores

Segundo grupo de homínidos más pequeños que el hobbit encontrados en la isla de Flores


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los investigadores anunciaron hoy que en 2014 encontraron restos de un segundo grupo de humanos arcaicos aún más diminutos que datan de al menos 500.000 años antes de los "Hobbits" de la isla de Flores, cerca de Indonesia.

Los científicos dicen que la gente pequeña, llamada Homo floresiensis y descubierto en 2003, vivió en la isla de Flores hace entre 100.000 y 50.000 años. Es probable que desciendan de un grupo anterior de homínidos que vivieron cerca de la misma isla hace unos 700.000 años.

Una aproximación facial de un hobbit. ( Dra. Susan Hayes / Universidad de Wollongong )

Especulan que los pequeños humanos evolucionaron de Homo erectus de gran cuerpo a criaturas del tamaño de un Hobbit en 300.000 años.

Los investigadores se preguntan si Homo floresiensis vivió junto a los humanos modernos en Indonesia y si Homo sapiens tuvo algo que ver con su desaparición.

  • Investigadores afirman que los huesos de Flores no representan una nueva especie de humano 'Hobbit'
  • Los dientes prehistóricos encontrados en China pueden apuntar a una nueva y misteriosa especie humana

“Este hallazgo tiene implicaciones importantes para nuestra comprensión de la evolución y la dispersión humana temprana en la región y anula de una vez por todas a los escépticos que creen Homo floresiensis era simplemente un humano moderno enfermo ( Homo sapiens ) ”, Dijo el investigador principal, el Dr. Gert van den Bergh, en un comunicado de prensa de su institución, la Universidad de Wollongong en Australia. “Es concebible que el pequeño Homo floresiensis evolucionó sus proporciones corporales en miniatura durante los primeros 300.000 años en Flores, y por lo tanto es un linaje lateral enano que en última instancia se deriva de Homo erectus .”

Los últimos restos se encontraron en capas de roca sedimentaria. El Dr. van den Bergh también formó parte del equipo que descubrió H. floresiensis.

Los investigadores introducen un nuevo artículo en la revista. Naturaleza exponiendo la controversia en torno a quién Homo floresiensis ’ los antepasados ​​fueron. Escribieron que algunos creen que H. floresiensis desciende de Asia Homo erectus y “representa un caso único y sorprendente de inversión evolutiva en el tamaño del cuerpo y el cerebro de los homínidos dentro de un entorno insular. La hipótesis alternativa es que H. floresiensis derivó de un miembro más viejo y de cerebro más pequeño de nuestro género, como Homo habilis , o quizás incluso Australopithecus tardío, lo que indica una dispersión hasta ahora indocumentada de homínidos de África al este de Asia hace dos millones de años ”.

Uno de los dientes que se encontró. Fuente: Universidad de Wollongong

Los investigadores examinaron seis dientes y huesos de la mandíbula de tres humanoides de "mandíbula y dientes pequeños" encontrados en Mata Menge en Flores en 2014, la misma isla donde se encontraron los huesos de H. floresiensis en 2003. La mandíbula y los dientes encontrados en Mata Los menge se remontan a 700.000 años y son incluso más pequeños que los de H. floresiensis, cuyos restos se encontraron a unos 70 km (43 millas) de distancia en Liang Bua.

H. floresiensis medía aproximadamente 1 metro (3 pies) de altura. Los investigadores no tienen claro si la diferencia de tamaño en las mandíbulas y los dientes de los dos grupos es simplemente variaciones entre individuos o entre poblaciones enteras.

Vista aérea de Mata Menge. (Kinez Riza)

Asumen que los artefactos más antiguos en Flores, que datan de hace al menos 1 millón de años, fueron hechos por "antepasados ​​de gran cuerpo de los homínidos de Mata Menge" y continúan escribiendo:

“Esta transformación aparentemente muy rápida en el tamaño del cuerpo de los homínidos es sorprendente. Aunque no existen otros ejemplos documentados de enanismo rápido de islas para primates, observamos que el ciervo rojo de la isla de Jersey se había reducido a una sexta parte del tamaño corporal de la población ancestral en aproximadamente seis milenios. Flores pudo haber sido un caso excepcional; sin embargo, la evidencia fósil de Mata Menge destaca la rapidez con la que podrían haber ocurrido cambios evolutivos importantes en las poblaciones de homínidos aisladas en las islas aisladas y empobrecidas de Wallacea ".

Los investigadores concluyeron tentativamente que H. floresiensis se originó en Java Homo erectus humanos de 1,2 millones a 800.000 años atrás. Los fémures de H. erectus eran de un 55 a un 61 por ciento más largos y tenían un tamaño de cerebro aproximadamente el doble que el de H. floresiensis, el Naturaleza estados de papel.

“Todos los fósiles son indiscutiblemente homínidos y parecen ser notablemente similares a los de Homo floresiensis ”, Dijo el Dr. Yousuke Kaifu, otro investigador del equipo, al servicio de noticias de la Universidad de Wollongong. Kaifu dijo:

“La morfología de los dientes fósiles también sugiere que este linaje humano representa un descendiente enano del temprano Homo erectus que de alguna manera quedó abandonado en la isla de Flores. Lo realmente inesperado es que el tamaño de los hallazgos indica que Homo floresiensis ya había obtenido su pequeño tamaño hace al menos 700.000 años ”.

La ubicación de algunos de los fósiles encontrados en Mata Menge en un cráneo. ( Universidad de Wollongong )

Los investigadores creen que el hecho de que la evidencia más temprana de homínidos en Flores, que se remonta a aproximadamente 1 millón de años, no sea anterior a H. erectus en Java, es evidencia de la relación entre las dos especies.

Noticias del descubrimiento de fósiles de una diminuta especie humana arcaica Homo floresiensis que vivió en la isla de Flores despertó la imaginación y el deleite de personas de todo el mundo cuando se anunció hace años. La gente comparó la especie con los Hobbits imaginados por J.R.R. Tolkien en Señor de los Anillos.

  • Estudio dice que los hobbits de la isla de Flores no son Homo Sapiens
  • Los rostros de los antiguos homínidos cobran vida con notable detalle

El comunicado de prensa de la Universidad de Wollongong dice: “Los hallazgos, también publicados en Naturaleza, retrasó el tiempo de desaparición de Homo floresiensis desde hace tan solo 12.000 años hasta hace unos 50.000 años, lo que sugiere que pueden haber vivido junto a los humanos modernos en Indonesia, lo que plantea la pregunta: ¿tuvimos algo que ver con su desaparición? ”.

Esa especulación es tentadora, pero el comunicado de prensa no da más detalles. Los eruditos dicen que cuando los humanos modernos entraron en contacto con especies humanas arcaicas, los pueblos arcaicos generalmente se extinguieron. Homo sapiens son la única especie de homo que aún existe hoy.

Un segundo artículo de Nature publicado hoy por algunos de los mismos investigadores describe el hallazgo de los fósiles de hace 700.000 años y dice que los restos fueron "depositados en un pequeño arroyo del valle", aunque la información paleoambiental sugiere que el área tenía un clima relativamente seco en el tiempo. Estos datos sugieren a los investigadores que los "homínidos habitaban un hábitat de pastizales abiertos similar a una sabana con un componente de humedal".

Además, la Universidad de Wollongong ofrece a los interesados ​​en los misteriosos "Hobbits" aprender más sobre el tema a través de un curso en línea gratuito de un mes a partir del 18 de julio de 2016.


Los investigadores pueden haber encontrado la verdadera identidad de las antiguas especies de 'hobbit'

Los antropólogos conocen al menos dos especies antiguas de humanos diminutos que vivieron en las islas del sudeste asiático hace más de 50.000 años. Se desconoce el origen de estos humanos extintos, pero una nueva investigación sugiere que están más estrechamente relacionados con los denisovanos y los neandertales y, por consiguiente, con los humanos modernos de lo que se pensaba.

Una nueva investigación publicada en Nature Ecology & amp Evolution no ha encontrado evidencia de mestizaje entre humanos modernos (Homo sapiens) y dos especies extintas de humanos de baja estatura, Homo floresiensis (comúnmente conocidos como los "hobbits" de la Isla de Flores) y Homo luzonensis (encontrado en Filipinas). La evidencia fósil de estas dos especies, descritas en 2004 y 2019 respectivamente, sugiere que estos humanos que viven en islas no medían más de alrededor de 3 pies y 7 pulgadas (109 centímetros), una posible consecuencia del enanismo insular, un proceso evolutivo en el que el tamaño del cuerpo de una especie se reduce con el tiempo como consecuencia del acceso limitado a los recursos.

Al mismo tiempo, el nuevo artículo, dirigido por João Teixeira de la Universidad de Adelaide, proporciona una confirmación adicional del mestizaje entre los denisovanos y los humanos modernos, específicamente los humanos modernos que viven en la isla del sudeste asiático, un área que abarca islas tropicales entre el este de Asia. Australia y Nueva Guinea. Los denisovanos, un grupo hermano de neandertales, llegaron al área hace entre 50.000 y 60.000 años, pero los arqueólogos aún tienen que descubrir una pizca de evidencia fósil relacionada con estos llamados "denisovanos del sur". Eso es obviamente extraño, dada la abrumadora evidencia genética de que vivieron en esta parte del mundo, pero significa que todavía hay importantes descubrimientos arqueológicos esperando ser encontrados. Al menos en teoría.

Entonces, el nuevo artículo, escrito en coautoría por el antropólogo Chris Stringer del Museo de Historia Natural de Londres, sugiere que los humanos modernos se cruzaron con los denisovanos pero no H. floresiensis o H. luzonensis. Ese es un resultado importante, porque podría ayudar a explicar la presencia de los humanos diminutos, que murieron hace unos 50.000 años, en esta parte del mundo. Curiosamente, podría significar que estos “súper arcaicos”, en el lenguaje de los investigadores, “no son súper arcaicos después de todo, y están más estrechamente relacionados con los humanos [modernos] de lo que se pensaba”, explicó Teixeira, un genetista de poblaciones. , en un correo electrónico.

En otras palabras, H. floresiensis o H. luzonensis en realidad podrían ser los esquivos denisovanos del sur.


Hallados los fósiles más antiguos conocidos como el "Hobbit"

Tanya Lewis
8 de junio de 2016

Reconstrucción de Homo floresiensis por Atelier Elisabeth Daynes KINEZ RIZA Los científicos han descubierto restos de homínidos de la isla indonesia de Flores que pueden pertenecer a la especie de homínidos similares a los & ldquohobbit & rdquo Homo floresiensis, según un estudio publicado hoy (8 de junio) en Naturaleza. En un segundo estudio, los investigadores estiman que las muestras tienen alrededor de 700.000 años. Los hallazgos proporcionan la evidencia más sólida hasta la fecha de que H. floresiensis era de hecho una especie distinta, y retrasó significativamente la edad en la que aparecieron por primera vez estos pequeños homínidos.

"Realmente es el último clavo en el ataúd para las personas que creen que los hobbits eran humanos patológicos modernos", dijo el antropólogo William Harcourt-Smith del Lehman College en la ciudad de Nueva York, que no participó en el trabajo. El Científico. & ldquoTodo el paquete habla de algo muy Homo floresiensis-como. & rdquo

Los científicos descubrieron por primera vez restos esqueléticos de la especie ahora conocida como H. floresiensis en.

"Hasta ahora, no era posible probar ninguna de las hipótesis contra el registro fósil", dijo a los periodistas el coautor del estudio Gerrit van den Bergh de la Universidad de Wollongong, Australia, durante una conferencia de prensa el 7 de junio.

En 2014, van den Bergh, Yousuke Kaifu del Museo Nacional de Naturaleza y Ciencia de Japón, y sus colegas excavaron seis dientes aislados y un fragmento de mandíbula de una formación de arenisca en Mata Menge, un sitio del Pleistoceno medio temprano en la cuenca de So'a del centro. Flores. El tamaño y la forma de los fósiles, derivados de al menos tres individuos, se asemejan a los fósiles de hobbit encontrados en Liang Bua, pero son entre un 20 y un 30 por ciento más pequeños, según los investigadores. Utilizando una tomografía computarizada, el equipo pudo demostrar que los fósiles eran de adultos.

“Nuestra hipótesis de trabajo es que esta es una Homo floresiensis-como fósil ”, dijo a los periodistas el coautor del estudio Adam Brumm de la Universidad Griffith, Australia, durante la sesión informativa. Brumm no llegó a decir que los fósiles pertenecen a la especie.

El fósil de homínido KINEZ RIZA Brumm y sus colegas utilizaron un cuarteto de diferentes técnicas de datación para precisar la edad de los fósiles en unos 700.000 años, lo que los convierte en los restos de homínidos más antiguos de Flores.

Los investigadores utilizaron la datación por argón y la datación por huellas de fisión en la ceniza volcánica en los depósitos de arenisca donde se encontraron los fósiles, además de la datación por resonancia de espín electrónico y series de uranio de los propios dientes fosilizados. La evidencia sugiere que estos homínidos parecidos a hobbit vivían en un hábitat herboso relativamente seco con fuentes de agua dispersas, como arroyos.

Los restos de homínidos se encontraron junto con herramientas de piedra primitivas similares a las encontradas en Liang Boa, así como fósiles de otros animales, incluida una especie extinta de elefante enano, ratas, dragones de Komodo y aves, informaron los investigadores en sus artículos.

Cuando los investigadores compararon los fósiles con los de Australopithecus y H. habilis, encontraron que los primeros eran mucho más modernos, apoyando la hipótesis de que H. floresiensis descendiente de los primeros asiáticos H. erectus, anotaron los investigadores.

El hallazgo "demuestra que había pequeños homínidos en Flores durante mucho tiempo", escribió Leslie Aiello, presidenta de la Fundación Wenner-Gren para la Investigación Antropológica en la ciudad de Nueva York, que no participó en los estudios, en un correo electrónico a El Científico. “Es una pena que el material fósil sea tan fragmentario, pero ciertamente parece apoyar la idea de que H. floresiensis descendiente de un asiático temprano H. erectus en lugar de un homínido anterior ”, agregó Aiello.

No todo el mundo está de acuerdo con esta interpretación. “Se necesita hacer más trabajo y se necesita encontrar más [evidencia fósil] para argumentar que esto definitivamente [desciende] de Homo erectus”, Dijo Harcourt-Smith.

"Es un trabajo extremadamente impresionante de un muy buen grupo de investigadores", dijo el paleoantropólogo Bernard Wood de la Universidad George Washington sobre los estudios. “Tanto los dientes como la mandíbula me dejan muy claro que los homínidos que encontraron pertenecen a Homo floresiensis. Esa es la explicación más parsimoniosa ".

Los hallazgos abren nuevas preguntas sobre cómo estos homínidos parecidos a hobbit llegaron por primera vez a Flores. Van den Bergh dijo que cree que la explicación más probable es que un tsunami quedó varado H. floresiensisAncestros en la isla, donde las presiones evolutivas eventualmente encogieron sus cerebros y cuerpos.

Sin embargo, "hasta ahora solo hemos descubierto una pequeña cantidad de fósiles de Mata Menge", señaló van den Bergh. "Más preguntas deben esperar el descubrimiento de restos fósiles adicionales".

G. van den Bergh et al., “Homo floresiensis-como fósiles del Pleistoceno medio temprano de Flores ”, Naturaleza, doi: 10.1038 / nature17999, 2016.

A. Brumm et al., “Edad y contexto de los fósiles de homínidos más antiguos conocidos de Flores ”. Naturaleza, doi: 10.1038 / nature17663, 2016.


Artículos relacionados

El Homo sapiens prevaleció sobre los demás porque fue audazmente donde ellos no

El hombre ha estado saliendo de África durante 120.000 años, dicen los arqueólogos

Las ratas topo desnudas desafían la biología viviendo más tiempo si se reproducen

Por cierto, Flores también es el hogar de una rata gigante. Mientras que los grandes mamíferos tienden a volverse pequeños en las islas, a lo largo de generaciones, los pequeños mamíferos se vuelven más grandes.

La deriva morfológica lleva tiempo y es posible que Homo floresiensis haya tardado mucho en desarrollar su disminución. Los científicos continúan discutiendo sobre los antecedentes de esta misteriosa especie, que medía 1,1 metros (3,5 pies) de altura en la edad adulta. Pero al menos ahora está claro que la población de gente pequeña en Flores hoy no tiene relación.

Lo que no significa que las dos especies de humanos no se conocieron. Ellos quizás tengan. "El registro arqueológico actual apunta a la presencia de H. floresiensis en Flores desde hace 100.000 a 60.000 años", dice a Haaretz la autora principal, la Dra. Serena Tucci de Princeton. "Todavía no sabemos cuándo llegaron los humanos modernos allí, por lo que es difícil de decir".

El hobbit emerge

En 2003, un extraño esqueleto fósil de un homínido sorprendentemente pequeño con un cerebro extremadamente pequeño (400 centímetros cúbicos, en comparación con nuestros 1.350 centímetros cúbicos) y pies enormes fue encontrado en una cueva en Flores. Y la pelea estaba en marcha.

Manténgase actualizado: suscríbase a nuestro boletín

Espere por favor…

Gracias por registrarte.

Tenemos más boletines que creemos que le resultarán interesantes.

UPS. Algo salió mal.

Gracias,

La dirección de correo electrónico que ha proporcionado ya está registrada.

Apodado el "hobbit" (oficialmente Homo floresiensis), que y los descubrimientos posteriores desencadenaron disputas de dientes y garras entre los científicos sobre si la "persona de Flores" era un Homo sapiens enfermo que sufría de enanismo, microcefalismo y otras deformidades físicas, ya sea que descendiera del Homo erectus o si descendiera de algún otro homínido. en conjunto, tal vez un gran alcance Homo habilis. También eran cortos.

Las dificultades para clasificar definitivamente H. floresiensis son innumerables. Uno: extraer ADN utilizable de huesos antiguos es extraordinariamente complicado. El ADN no se puede extraer de los fósiles, que son huesos que se mineralizaron. Solo se puede extraer, con extraordinaria suerte y habilidad, de huesos conservados. Aún no se ha recuperado ADN de los restos de H. floresiensis.

Otro inconveniente al estudiar la evolución de la maravilla que somos nosotros mismos es que los fósiles humanos son tan raros que también hay muy pocos fósiles de floresiensis, y todos fueron encontrados en esa cueva. Los más antiguos se remontan a unos 100.000 años, y los últimos a unos 50.000 años, dice Tucci. (Podrían haberse extinguido mucho más tarde, pero no hemos encontrado los restos. Simplemente no lo sabemos).

Más confuso el tema es que se han encontrado herramientas de piedra en Flores que datan de hace aproximadamente un millón de años. Las herramientas se encontraron en las proximidades del stegodon enano (Stegodon florensis). Ergo, la isla fue colonizada por homínidos al menos medio millón de años antes de que el Homo sapiens comenzara a evolucionar, y parece que les gustaba cazar y comer pequeños elefantes.

Reconstrucción de mujeres humanas, hobbit y neandertales, de izquierda a derecha Ismoon

No podemos saber si los antepasados ​​de H. floresiensis fabricaron esas herramientas. Si lo hicieron, entonces los "hobbits" surgieron de un homínido que precedió a la humanidad en cientos de miles de años y vivió aislado en la isla durante al menos un millón de años.

El hobbit en su solitario

A lo largo de eones, los pigmeos ahora viven cerca de la cueva de piedra caliza de Liang Bua donde se encontraron los fósiles de floresiensis. Son un pie más altos en promedio que los hobbits, pero se podría suponer que descienden de los hobbits.

No lo hicieron, concluye el equipo, después de secuenciar los genomas de 32 pigmeos.

El Homo sapiens evidentemente se mezcló y emparejó con los neandertales y los denisovanos, aunque dónde y cuándo es enormemente complicado. Ciertas poblaciones hoy en día tienen rastros de "antepasados ​​fantasmas", lo que significa que tienen genes de origen incierto. Si un grupo aislado de personas tiene un gen para una proteína que ningún otro ser humano vivo o extinto tiene, se supone que el gen proviene de algún antepasado desconocido. Un ejemplo famoso es una proteína única que se encuentra en la saliva entre algunos africanos subsaharianos.

Al carecer de ADN de hobbit para comparar, los investigadores peinaron el genoma pigmeo en busca de genes de linajes humanos antiguos. Encontraron genes neandertales, ascendencia denisovana, y eso es todo, amigos. No encontraron genes misteriosos que pudieran provenir de H. floresiensis.

Con base en las capacidades tecnológicas existentes, no encontraron evidencia convincente de que los pigmeos de Flores alberguen rastros de mezcla con otras especies de homínidos arcaicos, dice Tucci a Haaretz.

“No hay indicios del flujo de genes del hobbit a las personas que viven hoy”, dice Richard Green de UC Santa Cruz, uno de los científicos que originalmente encontró genes arcaicos en nuestros genomas modernos.

No sabemos cuándo llegaron a Flores los antepasados ​​de los pigmeos, lo que no fue poca cosa, ni sabemos cuánto tiempo estuvieron aislados. "Es difícil de decir", explica Tucci. “Sabemos que fue muy difícil cruzar las aguas profundas que separaban a Flores de Asia [también llamada línea Wallace]. Muy pocos mamíferos pudieron cruzar esta línea ”.

Podemos decir que los pigmeos comparten ascendencia con personas del este de Asia y la isla del sudeste asiático, dice Tucci. Tienen una relación más distante con las poblaciones de Oceanía, incluidos los papúes y los aborígenes australianos. "Genéticamente, no son tan diferentes de otras poblaciones en esa parte del mundo", dice Green.

Así que los pigmeos no obtuvieron sus genes cortos de los hobbits.

La altura tiene que ver con la dieta, pero principalmente es un rasgo muy hereditario, explican los científicos. Se han identificado genes asociados con una estatura más alta o más baja en los europeos, pero eso también cuenta.

Entonces, Green y sus colegas analizaron los genomas pigmeos de Flores en busca de genes relacionados con la altura en europeos y encontraron una alta frecuencia de variantes genéticas asociadas con la disminución de la altura, informan.

Conclusión: Los pigmeos evolucionaron para quedarse cortos en esa pequeña isla mediante la selección natural que actúa sobre la variación genética preexistente.

Por tanto, “significa que estas variantes genéticas estaban presentes en un ancestro común de los europeos y los pigmeos de Flores. Se volvieron cortos por la selección que actúa sobre esta variación permanente ya presente en la población, por lo que hay poca necesidad de genes de un homínido arcaico para explicar su pequeña estatura ”, resume Green.

Entonces, están diciendo que los seres de tipo humano se mudaron a Flores y sufrieron enanismo insular no una sino dos veces. “Suceden cosas raras en las islas”, dice Green. "Con el acervo genético aislado de la población más grande, la población de una isla es libre de evolucionar en direcciones desenfrenadas en función de las demandas de un ecosistema pequeño".


Los investigadores pueden haber encontrado la verdadera identidad de las antiguas especies de 'hobbit'

Los antropólogos conocen al menos dos especies antiguas de humanos diminutos que vivieron en las islas del sudeste asiático hace más de 50.000 años. Se desconoce el origen de estos humanos extintos, pero una nueva investigación sugiere que están más estrechamente relacionados con los denisovanos y los neandertales y, por consiguiente, los humanos modernos y mdasht de lo que se pensaba anteriormente.

Una nueva investigación publicada en Nature Ecology & amp Evolution no ha encontrado evidencia de mestizaje entre humanos modernos (Homo sapiens) y dos especies extintas de humanos de baja estatura, Homo floresiensis (comúnmente conocida como la Isla de Flores & ldquohobbits & rdquo) y Homo luzonensis (encontrado en Filipinas). La evidencia fósil de estas dos especies, descritas en 2004 y 2019 respectivamente, sugiere que estos humanos que viven en islas no medían más de alrededor de 3 pies y 7 pulgadas (109 centímetros), una posible consecuencia del enanismo insular y el proceso evolutivo mdashan en el que el tamaño corporal de un especie se reduce con el tiempo como consecuencia del acceso limitado a los recursos.

Al mismo tiempo, el nuevo artículo, dirigido por Jo & atildeo Teixeira de la Universidad de Adelaide, proporciona una confirmación adicional del mestizaje entre los denisovanos y los humanos modernos, específicamente los humanos modernos que viven en la isla del sudeste asiático, un área que abarca islas tropicales entre el este de Asia. Australia y Nueva Guinea. Los denisovanos y el grupo hermano mdasha de neandertales llegaron a la zona hace entre 50.000 y 60.000 años, pero los arqueólogos aún tienen que descubrir una pizca de evidencia fósil relacionada con estos llamados `` denisovanos del sur ''. Eso es obviamente extraño, dada la abrumadora evidencia genética de que vivían en esta parte. del mundo, pero significa que aún quedan importantes descubrimientos arqueológicos por encontrar. Al menos en teoría.

Entonces, el nuevo artículo, escrito en coautoría por el antropólogo Chris Stringer del Museo de Historia Natural de Londres, sugiere que los humanos modernos se cruzaron con los denisovanos pero no H. floresiensis o H. luzonensis. Ese es un resultado importante, porque podría ayudar a explicar la presencia de los diminutos humanos, que murieron hace unos 50.000 años, en esta parte del mundo. Curiosamente, podría significar que estos 'quosuper-arcaicos', en el lenguaje de los investigadores, 'no son súper-arcaicos después de todo, y están más estrechamente relacionados con los humanos [modernos] de lo que se pensaba anteriormente' ', explicó Teixeira, un genetista de poblaciones, en un correo electrónico.

En otras palabras, H. floresiensis o H. luzonensis en realidad podrían ser los esquivos denisovanos del sur.

Dado que las poblaciones humanas actuales en la isla del sudeste asiático han retenido una cantidad significativa de ADN denisovano, los autores se preguntaron si H. floresiensis y H. luzonensis también se cruzó con humanos modernos. También era posible, aunque improbable, que otro humano antiguo llamado H. erectus, que vivió en Java hasta hace entre 117.000 y 108.000 años, podría haber contribuido también a la ascendencia humana moderna. De hecho, un escenario posible es que los super-arcaicos descendieran de H. erectus.

Con ese fin, los científicos estudiaron el ADN de 400 humanos modernos, de los cuales más de la mitad eran de ascendencia insular del sudeste asiático. El equipo buscó firmas genéticas clave indicativas de eventos de cruzamiento relacionados con "especies de homínidos profundamente divergentes", dijo Teixeira. La isla del sudeste asiático es la región geográfica más probable donde tales eventos podrían haber ocurrido debido a la presencia antes mencionada de H. floresiensis y H. luzonensis, y quizá H. erectus también ”, añadió.

Es importante señalar que los científicos no tienen genomas para las dos especies de baja estatura, ni H. erectus para esa materia.

"No hay genomas de" primera mano "como los que tenemos de los neandertales y los denisovanos, pero hay fragmentos de ADN" de segunda mano "en los genomas de Denisovan que parecen provenir de haberse cruzado con una población súper arcaica", explicó Stringer en un Email. & ldquoEstos pueden ser reconocidos por su divergencia mayor que el promedio dentro del genoma y también, si ha habido un cruzamiento reciente, las hebras de ADN se habrán mezclado menos y, por lo tanto, se habrán encontrado en trozos más grandes y más "lsquopristine". & rdquo

Para ser claros, los científicos no buscan genomas específicos relacionados con especies, sino evidencia de mestizaje, lo que deja una marca genética pronunciada en todo el genoma.

Los resultados mostraron que los humanos modernos no se cruzaron con las dos pequeñas especies humanas, pero el equipo confirmó la ascendencia denisovana entre los individuos de la isla del sudeste asiático. Como dijo Stringer, "el ADN de las poblaciones locales muestra signos de ascendencia de los denisovanos, que actualmente solo se conocen a partir de fósiles en Asia, pero no hay evidencia genética derivada de los humanos antiguos cuyos huesos se han encontrado realmente en el área".

De hecho, la evidencia fósil de denisovanos es inexistente en la isla del sudeste asiático, y la evidencia que existe en otros lugares es escasa. Aparte de la genética, la presencia de esta especie humana se conoce por el hueso de un dedo, varios dientes y fragmentos de cráneo encontrados en Siberia, así como por una mandíbula de 160.000 años encontrada en una cueva en la meseta tibetana.

La nueva investigación confirma que las dos especies súper arcaicas & ldquodid no contribuyen con la ascendencia de las poblaciones humanas modernas, & rdquo o, si lo hicieron, no son tan divergentes como se supone actualmente según las comparaciones morfológicas & rdquo, dijo Teixeira. Estos humanos de baja estatura pueden parecer muy diferentes de los humanos modernos y, por lo tanto, muy divergentes, pero eso podría ser una ilusión, ya que su ADN en realidad puede ser muy similar al nuestro y especialmente al de los denisovanos, según esta línea de pensamiento.

Para Teixeira, la ausencia de este mestizaje combinado con la ascendencia denisovana generalizada significa que las dos especies súper arcaicas podrían representar a los denisovanos desaparecidos en la isla del sudeste asiático, o algún tipo de rama.

Se cree que los homínidos fósiles de ISEA representan una división mucho más antigua (hace aproximadamente 2 millones de años). Pero esas estimaciones se basan en comparaciones morfológicas y la suposición de que descienden, H. erectus, & rdquo, explicó. Nuestros resultados muestran que tales especies súper arcaicas no se cruzaron con los humanos modernos en ISEA, pero ¿y si nos equivocamos? ¿Y si la ocupación de homínidos en ISEA no fuera continua? ¿Qué pasa si la ascendencia denisovana en ISEA proviene de estos grupos? & Rdquo

A lo que añadió: "Nadie sabe con certeza cómo se supone que debe ser un denisovano ni cuánta variación morfológica existía dentro de las diferentes poblaciones de denisovanos", explicó. "Si ese es el caso," la revelación de que los súper arcaicos son en realidad los denisovanos del sur "podría tener serias implicaciones para la paleoantropología".

Stringer, por otro lado, no está tan seguro, ya que su interpretación de la evidencia sugiere un linaje diferente para la pequeña especie humana.

& ldquoLos ​​fósiles conocidos de H. erectus, H. floresiensis, y H. luzonensis Puede parecer que está en el lugar y el momento adecuados para representar a los misteriosos `` denisovanos del sur '', pero es probable que sus antepasados ​​hayan existido en la isla del sudeste asiático mucho antes de que el linaje denisovano hubiera evolucionado, y posiblemente hasta hace 700.000 años. Stringer explicó.

"George, los coautores no siempre estamos de acuerdo en todo", me dijo Teixeira cuando le pregunté sobre esta aparente inconsistencia.

Independientemente, los coautores creen que el mestizaje entre los denisovanos del sur y los humanos modernos ocurrió en la isla del sudeste asiático.

& ldquoLa presencia de las mayores cantidades de ADN similar al denisovano en regiones como Papúa Nueva Guinea y Australia sugiere que el mestizaje ocurrió en ISEA o, mucho menos probable en mi opinión, en un lugar como Papúa Nueva Guinea, & rdquo explicó Stringer en su correo electrónico. & ldquoMi suposición es que Sumatra, Borneo y Sulawesi fueron las tierras natales de los desaparecidos & lsquosur denisovanos & rsquo y lo más probable es que cedan sus fósiles. & rdquo

Stringer dijo que estos resultados dependen de las muestras analizadas y que es probable que más muestras proporcionen una imagen más completa.

El nuevo artículo, aunque esclarecedor, plantea algunas preguntas muy importantes. En primer lugar, ¿dónde están los fósiles de Denisovan en la isla del sudeste asiático? Y, como pregunta Teixeira, "¿ya los hemos encontrado pero asumimos que estos fósiles representan parientes mucho más lejanos?". En otras palabras, tal vez los "hobbits" fueron los denisovanos del sur desde el principio.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

'Así que al principio me preguntaba si podría ser de un niño. Sin embargo, confirmamos que la mandíbula era de un adulto después de que tomamos una tomografía computarizada de alta resolución y confirmamos su estructura interna.

Entonces me di cuenta de la importancia del nuevo hallazgo. Había diminutos homínidos parecidos a Hobbit desde hace 700.000 años en Flores.

POR QUÉ EL ANCESTRADOR DE HOBBIT SE ENCOGIÓ EN LA ISLA DE FLORES

El Dr. Gerrit van den Bergh, antropólogo de la Universidad de Wollongong en Australia, y sus colegas creían que los homínidos podrían haber enfrentado alimentos y recursos limitados después de quedar varados en Flores.

Esto los habría llevado a comenzar a desarrollar cerebros y cuerpos más pequeños, un fenómeno conocido como enanismo.

El Dr. van den Bergh dijo: “El tamaño del cerebro de Homo floresinesis es muy pequeño, aproximadamente del tamaño de un chimpancé, pero caminaban erguidos. Entonces, tal vez simplemente no necesitaban un cerebro tan grande.

“Un cerebro es un órgano muy caro y tal vez un cerebro más pequeño podría funcionar también en una isla.

"Lo que está claro es que hacían herramientas de piedra para que no fueran estúpidos".

“La morfología sugiere fuertemente que el homínido de Mata Menge fue el antepasado directo del Homo floresiensis.

"Son consistentes con la hipótesis de que el Homo floresiensis se originó a partir de los primeros Homo erectus asiáticos".

Los restos fosilizados de la nueva especie humana fueron enterrados dentro de una capa de arenisca debajo de un área de pradera ondulada en el centro de Flores conocida como Mata Menge.

It is thought that around 700,000 years ago when the tiny humans lived there, it was an open Savannah grassland that was dotted with patches of wetlands and forest.

The sandstone appears to be formed of sediment left by an ancient stream that once flowed over the site and perhaps where there prehistoric humans foraged for stone cobbles to make tools.

Previous excavations on Flores have found extensive evidence of simple stone blades that date back up to one million years ago.

But the search for who made these tools has been frustrated by the thick vegetation and jungle that covers much of the island.

In 2003, palaeontologists discovered the remains of Homo floresiensis, nicknamed Hobbits after the diminutive characters in JRR Tolkien's novels, within a cave known as Liang Bua.

The researchers used three separate techniques to date the fossils (tooth pictured) to 700,000 years ago

The fossils were found in a deposit of sandstone (pictured) which is thought to have been laid down by an ancient stream. Dating techniques revealed the fossils were 700,000 years old. PhD student Mika Puspaningrum is pictured pointing to the spot where the mandible fragment was found in October 2014

The Mata Menge site is a open grassland (pictured), much as it would have been 700,000 years ago

Homo floresiensis (reconstruction pictured) is thought to have lived on Flores between 90,000 and 50,000 years ago. They are thought to have been around 3.5 feet tall when fully grown and had small brains

They were initially thought to be around 12,000-years-old, but subsequent research has shown they are between 90,000 and 50,000-years-old.

Their discovery led to a series of furious public rows between scientists as they disagreed over where in the evolutionary tree these tiny humans fitted.

But the new fossils may finally put this to rest and the scientists behind the latest excavations said they hoped to search the site for further fossils that might help.

CT scans of the fossilised mandible found at Mata Mange showed that its wisdom teeth had been erupting when it died, indicating it belonged to an adult.

Scientists, whose findings are published in two papers the journal Nature, also used three separate techniques to date the fossils, confirming they were 700,000-years-old.

Initial estimates suggests they could have been as short as three feet tall when fully grown, although it will not be possible to know definitely until other bones are unearthed.

However, it is unclear exactly how this ancient species of human came to be stranded on Flores.

The original Homo floresiensis fossils were found in the Luang Bua cave (pictured) on Flores. The new fossils were found just 43 miles away

The Mata Menge site sits in the So’a Basin in Flores, a large area of grassland (shown in this aerial picture)

Researchers say they hope further excavations (pictured) may uncover more fossils from these tiny hominins

Dr Gerrit van den Bergh, an anthropologist at the University of Wollongong in Australia who led the study, said it was possible their ancestors had been swept to the island by a tsunami.

He said: 'A freak event may have caused them to strand on the island of Flores.

'After the boxing day Tsunami in 2004 there were people who were found 60km (37 miles) from the coast clinging to debris, including a pregnant woman.

'Given such events occur every 100 years or so, over the course of a million years it is entirely likely that a small group of hominins could have been stranded on Flores.'

Once stranded there, he said, they would have been isolated and could have evolved their smaller body shape and eventually given rise to the hominins found at Mata Menge.

The Flores hobbit were far smaller than modern humans (skulls of a hobbit pictured left and Homo sapien pictured right), leading may anthropologists to claim they may have been simply suffering from a form of dwarfism, but recent studies have shown they were a separate species

The scientists say they have recovered thousands of animal fossils from the Mata Menge site (pictured) but the jawbone and teeth they unearthed in October 2014 were the first human remains at the site

Dr van den Bergh said while the best way to prove that Homo floresinesis was related to the hominins found at Mata Menge was to test for DNA, this was unlikely.

He said: 'The hot wet climate of the tropics is not ideal to preserve DNA. We have not been able to get any DNA from the Homo floresinesis fossils.

'If you don't get DNA from a fossil 60,000 years ago, it is almost impossible we will get some in those that are 700,000 years ago, unfortunately.'

Dr Iwan Kurniawan, a palaeontologist from the Geology Museum of Indonesia who took part in the excavation, added: 'It is possible they are from Homo erectus but it will not be possible to tell until more fossils are excavated from the site.'

Homo floresiensis (artist's impression pictured) is known from ten individuals, including one complete skull, which were found in 2003

However, the new fossils are not likely to answer all the questions surrounding the hobbits of Flores.

There are some who doubt whether it will have been possible for the hominins stranded there around a million years ago to have evolved their small size in just 300,000 years.

Professor Chris Stringer, a palaeontologist at the Natural History Museum in London, said: ‘The new fossils from Mata Menge are certainly important in showing the probable longevity of the floresiensis lineage on the island.

'But in my view the dwarfing process could even have started on other islands before reaching Flores, and the ancestral population could have more closely resembled the ancient and smaller-bodied Homo erectus fossils known from Dmanisi in Georgia.'

THE MYSTERY OF INDONESIA'S FIRST INHABITANTS

It was thought to be a key island that helped modern humans spread from Asia into the prehistoric landmass that now forms Australia and Papua New Guinea 50,000 years ago.

But stone tools discovered on the large Indonesian island of Sulawesi suggest they were not the first human species to have braved the ocean to reach the lush tropical paradise.

Instead, the findings suggest a mysterious species of seafaring early human relatives were living on the island up to 194,000 years ago – predating the arrival of our own species by tens of millennia.

The stone flakes - shaped into sharp edged blades – were unearthed at four sites in Talepu in the Indonesian jungle alongside the Walanae River, north east of Maros in southern Sulawesi.

The site, which is just over a mile southeast of Cabenge, is close to another site where ancient rock art was discovered in limestone caves.

However, dating of the rock art had suggested they were around 40,000 years old and were likely made by members of our own species, Homo sapiens.

The new discovery, however, suggests that another earlier species of human, which has since died out, had been living there long before Homo sapiens arrived on the island.

Dr Gerrit van den Bergh, an anthropologist at the University of Wollongong in Australia who led the research, said the lack of human remains on the island made it difficult to know exactly which species had made the tools.

He and his colleagues said the early inhabitants could have been members of the so-called Hobbits, Homo floresiensis.

Alternatively it could have been Homo erectus, remains of which have been found on present day Java.

It could even have been the Denisovans, the Asian cousins of the Neanderthals.


While You Are Ringing In The Summer, Don't Forget To Remember The Importance Of What We Have Off For.

Home of the free because of the brave.

"The American flag does not fly because the wind moves it. It flies from the last breath of each solider who died protecting it."

On this present day in America, we currently have over 1.4 million brave men and women actively listed in the armed forces to protect and serve our country.

Currently there is an increased rate of 2.4 million retiree's from the US military

Approximately, there has been over 3.4 million deaths of soldiers fighting in wars.

Every single year, everyone look's forward to Memorial Day Weekend, a weekend where beaches become overcrowded, people fire up them grills for a fun sunny BBQ, simply an increase of summer activities, as a "pre-game" before summer begins.

Many American's have forgot the true definition of why we have the privilege to celebrate Memorial Day.

In simple terms, Memorial Day is a day to pause, remember, reflect and honor the fallen who died protecting and serving for everything we are free to do today.

Thank you for stepping forward, when most would have stepped backwards.

Thank you for the times you missed with your families, in order to protect mine.

Thank you for involving yourself, knowing that you had to rely on faith and the prayers of others for your own protection.

Thank you for being so selfless, and putting your life on the line to protect others, even though you didn't know them at all.

Thank you for toughing it out, and being a volunteer to represent us.

Thank you for your dedication and diligence.

Without you, we wouldn't have the freedom we are granted now.

I pray you never get handed that folded flag. The flag is folded to represent the original thirteen colonies of the United States. Each fold carries its own meaning. According to the description, some folds symbolize freedom, life, or pay tribute to mothers, fathers, and children of those who serve in the Armed Forces.

As long as you live, continuously pray for those families who get handed that flag as someone just lost a mother, husband, daughter, son, father, wife, or a friend. Every person means something to someone.

Most Americans have never fought in a war. They've never laced up their boots and went into combat. They didn't have to worry about surviving until the next day as gunfire went off around them. Most Americans don't know what that experience is like.

However, some Americans do as they fight for our country every day. We need to thank and remember these Americans because they fight for our country while the rest of us stay safe back home and away from the war zone.

Never take for granted that you are here because someone fought for you to be here and never forget the people who died because they gave that right to you.

So, as you are out celebrating this weekend, drink to those who aren't with us today and don't forget the true definition of why we celebrate Memorial Day every year.

"…And if words cannot repay the debt we owe these men, surely with our actions we must strive to keep faith with them and with the vision that led them to battle and to final sacrifice."


3 Lucy&rsquos Mating Habits

Some of Lucy&rsquos kind, Australopithecus afarensis, traveled in a group around 3.6 million years ago. They crossed modern-day Laetoli, Tanzania. When 14 of their footprints were found in 2015, it became the second set discovered at Laetoli.

Four decades earlier, 70 tracks galvanized the archaeological community because their extreme age proved that human evolution saw upright walking very early on. While the 1978 set was welcomed, a study about the new trail caused a rift.

Made by two individuals, one had a longer stride. Calculations placed him at over 168 centimeters (5&rsquo6&Prime) tall, big for his kind. They crossed the same ash layer in the same direction as the other spoor.

The study suggested that both trails belonged to the same breeding group of one male (the tall guy) with females and young. Other researchers feel that five walkers of unknown age isn&rsquot enough to determine gender. [8]

Even today, it&rsquos hard to distinguish between footprints made by young women and teenage boys. Moreover, critics feel that it&rsquos madness to identify a mating strategy for Australopithecus afarensis based on a few prints.


How a hobbit is rewriting the history of the human race

I t remains one of the greatest human fossil discoveries of all time. The bones of a race of tiny primitive people, who used stone tools to hunt pony-sized elephants and battle huge Komodo dragons, were discovered on the Indonesian island of Flores in 2004.

The team of Australian researchers had been working in a vast limestone cavern, called Liang Bua, in one of the island's remotest areas, when one scientist ran his trowel against a piece of bone. Carefully the group began scraping away the brown clay in which pieces of a tiny skull, and a little lower jaw, were embedded.

This was not any old skull, they quickly realised. Although small, it had special characteristics. In particular, it had adult teeth. "This was no child, but a tiny adult in fact, one of the smallest adult hominids ever found in the fossil record," says Mike Morwood, of Australia's University of Wollongong and a leader of the original Flores expedition team.

The pieces of bone were carefully wrapped in newspaper, packed in cardboard boxes and then cradled on the laps of scientists on their journey, by ferry and plane, back to Jakarta. Then the pieces of skull, as well as bones from other skeletons found in Liang Bua, were put together.

The end result caused consternation. These remains came from a species that turned out to be only three feet tall and had the brain the size of an orange. Yet it used quite sophisticated stone tools. And that was a real puzzle. How on earth could such individuals have made complex implements and survived for aeons on this remote part of the Malay archipelago?

Some simply dismissed the bones as the remains of deformed modern humans with diseases that had caused them to shrink: to them, they were just pathological oddities, it was alleged. Most researchers disagreed, however. The hobbits were the descendants of a race of far larger, ancient humans who had thrived around a million years ago. These people, known as Homo erectus, had become stranded on the island and then had shrunk in an evolutionary response to the island's limited resources.

That is odd enough. However, new evidence suggests the little folk of Flores may be even stranger in origin. According to a growing number of scientists, Homo floresiensis is probably a direct descendant of some of the first apemen to evolve on the African savannah three million years ago. These primitive hominids somehow travelled half a world from their probable birthplace in the Rift Valley to make their homes among the orangutans, giant turtles and rare birds of Indonesia before eventually reaching Flores.

It sounds improbable but the basic physical similarity between the two species is striking. Consider Lucy, the 3.2 million-year-old member of Australopithecus afarensis. She had a very small brain, primitive wrists, feet and teeth and was only one metre tall, but was still declared "the grandmother of humanity" after her discovery in Ethiopia in 1974. Crucially, analysis of Lucy's skeleton shows it has great similarities with the bones of H. floresiensis, although her species died out millions of years ago while the hobbits hung on in Flores until about 17,000 years ago. This latter figure is staggeringly close in terms of recent human evolution and indicates that long after the Neanderthals, our closest evolutionary relatives, had disappeared from the face of the Earth around 35,000 years ago, these tiny, distant relatives of Homo sapiens were still living on remote Flores.

The crucial point about this interpretation is that it explains why the Flores people had such minuscule proportions. They didn't shrink but were small from the start – because they came from a very ancient lineage of little apemen. They acquired no diseased deformities, nor did they evolve a smaller stature over time. They were, in essence, an anthropological relic and Flores was an evolutionary time capsule. In research that provides further support for this idea, scientists have recently dated some stone tools on Flores as being around 1.1 million years old, far older than had been previously supposed.

The possibility that a very primitive member of the genus Homo left Africa, roughly two million years ago, and that a descendant population persisted until only several thousand years ago, is one of the more provocative hypotheses to have emerged in anthropology during the past few years," David Strait of the University of Albany told Scientific American recently. This view is backed by Professor Chris Stringer of the Natural History Museum, London. "We are still grappling with what this discovery has done for our thinking and our conventional scenarios."

In addition, Mike Morwood says he has now uncovered stone tools on nearby Sulawesi. These could be almost two million years old, he believes, which suggests the whole region was populated by very ancient humans for a startlingly long part of human prehistory. "This is going to put the cat among the pigeons," Morwood says.

However, it is the hobbits' similarity to ancient African apemen that provides the most compelling evidence for their ancient origins. En el Journal of Human Evolution, a team led by Debbie Argue of the Australian National University, recently reported that analysis of H. floresiensis shows they most closely resemble apelike human ancestors that first appeared around 2.3 million years ago in Africa. In other words, their stock may be not quite as old as Lucy's but probably comes from a hominid, known as Homo habilis, that appeared on the evolutionary scene not long after Lucy's species disappeared. Homo habilis's features now seem to match, most closely, those of H. floresiensis.

Consider those hobbit feet, for example. The skeleton unearthed on Flores had a foot that was 20cm in length. This produces a ratio of 70 per cent when compared with the length of the hobbit's thigh bone. By contrast, men and women today have foot-to-thigh bone ratios of 55 per cent. The little folk of Flores had singularly short legs and long, flapper feet, very similar to those of African apemen, even though limbs like these would have made their long march from Africa to Flores a painful business.

Similarly, the hands of H. floresiensis were more like apes than those of evolved humans, their wrists possessing trapezoid bones that would have made the delicate art of stone tool-making very difficult. Their teeth show primitive traits while their brains were little bigger than those of chimpanzees, though CT scans of skull interiors suggest they may have had cognitive skills not possessed by apes.

Nevertheless, this little apeman, with poor physique, a chimp-sized brain and only a limited ability to make tools, now appears to have left Africa, travelled thousands of miles and somehow colonised part, if not all, of south-east Asia two million years ago.

Scientists had previously assumed only a far more advanced human ancestor, such as Homo erectus, was capable of undertaking that task and only managed to do so about a million years ago when our predecessors had evolved powerful physiques, a good gait and the beginnings of intellect. Without these, we would have got nowhere, it was implied.

Then along came little H. floresiensis which, quite simply, has "no business being there," says Morwood. And you can see what he means. Apart from the sheer improbability of a jumped-up ape travelling from Africa to Indonesia, there is the particular puzzle of how it got to Flores.

Primitive hominids were almost certainly incapable of sailing. So how did it arrive on the island in the first place? It is a puzzle, although Stringer believes the region's intense tectonic activity is significant. "After the Indian Ocean tsunami in 2004, people were found far out at sea clinging to rafts of vegetation. Things like that could have happened regularly in the past and people could have been swept out to sea and washed ashore on Flores. Alternatively, there could have been short-lived connections between now separate islands."

Thus, ancient African apemen travelled half the world, made homes across Indonesia and, in one case, were washed out to sea to end up colonising a remote island that was already populated with pygmy elephants, called stegadons, and giant Komodo dragons, which are still found on the island. It is a truly fantastic tale, worthy of Rider Haggard, and it has turned the study of human evolution on its head.

And then there is the report that dates the stone tools found on Flores as being 1.1 million years old. "That is utterly remarkable on its own," adds Morwood. "Until we found these dates, the longest period of island isolation that we knew about occurred on Tasmania where the aboriginal people were cut off from mainland Australia 11,000 years ago. We thought that was an amazing length of time. But now we have found an island where early humans were cut off from the rest of evolution for more than a million years." In addition, there are those completed digs carried out by Morwood which suggest that some type of human being was making stone implements up to two million years ago.

A crucial aspect to this remarkable story is the region's geography, Morwood believes. The ocean currents and the remoteness of Flores make the island difficult to get to, so once a species does get there, it will remain well protected on it, he argues. "Flores seems to protect species that are long past their use-by dates. There were those pygmy elephants, and the Komodo dragon, for example. And now we have Homo floresiensis. It may be that only a few animals get there but when they do arrive they tend to survive for a long time, which has been science's good fortune."

That is putting it mildly. Had not the original Australian team, led by Morwood, uncovered those hobbit remains in 2004, the story of humanity's African exodus would have been considered a fairly simple affair.

According to this version of events, Homo erectus evolved from apemen predecessors, such as Australopithecus africanus, in Africa and then headed off around the Old World more than a million years ago, armed with a great physique and a modest intellect. These allowed it to settle across Africa, Asia and Europe. This diaspora was then followed by a second wave of humans – our own species, Homo sapiens – which emerged from Africa 100,000 years ago and took over the planet, replacing all pockets of its predecessors it encountered.

Now a far more complex picture is emerging. Ancient apemen, who might have been thought to lack the nous for global conquest, appear to have done the trick almost a million years earlier. One of the major tenets of human evolution, the story of our world conquest, is now urgently in need of revision.

As to the fate of H. floresiensis, that is unclear. The species disappears abruptly from the archaeological record 17,000 years ago. ¿Pero por qué? They had apparently survived quite happily on the island for more than a million years. So what did for them in the end?

There are two competing answers. The first suggests that the species, after all the good fortune that had helped it endure the vicissitudes of life in the Malay Archipelago, ran out of luck. "There is a thick layer of ash in the Liang Bua cave above the most recent hobbit remains," says Stringer. "We now know this was caused by a major volcanic eruption which occurred about 17,000 years ago. So it may be that they were just unlucky with the local geology." According to this vision, the little folk of Flores were wiped out by choking plumes of volcanic ash or died of starvation on an island denuded of vegetation.

It would have been a pretty terrible way to go. Yet neither Stringer nor Morwood is convinced that was what happened, despite the tight link between dates of eruptions on the island and the disappearance of the species from the fossil record. Instead, they suspect a very different agent: the bloody hand of modern humans. "Look at our track record," says Morwood. Cuando Homo sapiens entered Europe 40,000 years ago, on its route out of Africa, they would have encountered the continent's original inhabitants, the Neanderthals. Within a few millenniums, the Neanderthals had been rendered extinct.

Stringer agrees. Homo sapiens left Africa about 100,000 years ago and by the time hobbits became extinct on Flores, modern humans were all over south-east Asia. "I cannot see Homo floresiensis keeping modern humans off the island. There must have been encounters between them and us. It is wonderful to speculate what might have happened when they met up, but I suspect that those moderns used up the resources that the hobbit needed to survive."


Ver el vídeo: Hiking - Qigong - Meditation. Hymettos. Cave with Holes (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Zain

    Lo siento, pero creo que estás equivocado. Estoy seguro. Discutamos esto. Envíeme un correo electrónico a PM, hablaremos.

  2. Warrick

    que lindo pensamiento

  3. JoJoramar

    ¿Y cómo periferarse?



Escribe un mensaje