Podcasts de historia

Represalias II - Historia

Represalias II - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Represalias II

(Sch .: t. 107; cpl. 76; a. 14 pistolas)

El buque de guerra estadounidense Delaware, comandado por el capitán Stephen Decatur, Sr., capturó a un corsario francés, La Croyable, frente a Great Egg Harbor, Nueva Jersey, el 7 de julio de 1798. Antes de su captura, la goleta había estado aprovechando el envío de Delaware Capes y había tomado un bergantín británico y un mercante de Filadelfia, Liberty. También había abordado y robado la montaña rusa Alezander Hamilton.

La Marina de los Estados Unidos compró La Croyable el 30 de julio de 1798, la tripuló en Filadelfia, la renombró como Represalias y la puso bajo el mando del teniente William Bainbridge.

La represalia partió de Norfolk el 28 de octubre de 1798 con Montezuma y Norfolk y navegó por las Indias Occidentales protegiendo el comercio estadounidense durante la Cuasi Guerra con Francia. El 20 de noviembre, las fragatas francesas L'Insurgente y Volontaire superaron a la Represalia mientras sus consortes estaban ausentes en una persecución y obligaron a Bainbridge a entregar la goleta irremediablemente superada. Sin embargo, incluso como prisionero, el inteligente joven oficial estadounidense logró servir a su país. Salvó a Montezu y Norfolk convenciendo al alto comandante francés de que esos buques de guerra estadounidenses eran demasiado poderosos para sus fragatas y lo indujo a abandonar la persecución.

Renombrada Magicienne por los franceses, la goleta volvió a caer en manos estadounidenses el 28 de junio, cuando una andanada del USS 3Icrrimack la obligó a bajar sus colores. Realizó tareas de convoy en el Caribe antes de regresar a Filadelfia en agosto. Su tripulación fue dada de alta y la goleta se vendió el 29 de noviembre de 1799 a Thomas y Peter Mackie.


Represalias

Las represalias son la base de discriminación alegada con mayor frecuencia en el sector federal y el hallazgo de discriminación más común en los casos del sector federal. Mientras la EEOC trabaja para abordar este problema, puedes ayudar.

Aprende más sobre qué constituye una represalia, por qué ocurre y cómo prevenirla. Escrito por el personal de la EEOC, este artículo se publicó en la edición de verano de 2015 de El Gerente Federal.

Las leyes de EEO prohíben castigar a los solicitantes de empleo o empleados por hacer valer sus derechos a estar libres de discriminación laboral, incluido el acoso. Hacer valer estos derechos de EEO se denomina "actividad protegida" y puede tomar muchas formas. Por ejemplo, es ilegal tomar represalias contra solicitantes o empleados por:

  • Presentar o ser testigo en un cargo, queja, investigación o demanda de EEO & # 13
  • comunicarse con un supervisor o gerente sobre la discriminación laboral, incluido el acoso & # 13
  • responder preguntas durante una investigación del empleador sobre presunto acoso & # 13
  • negarse a seguir órdenes que resultarían en discriminación & # 13
  • resistirse a los avances sexuales o intervenir para proteger a los demás & # 13
  • solicitando adaptaciones por discapacidad o por una práctica religiosa & # 13
  • Preguntar a los gerentes o compañeros de trabajo sobre información salarial para descubrir salarios potencialmente discriminatorios. & # 13

La participación en un proceso de quejas está protegida contra represalias en todas las circunstancias. Otros actos para oponerse a la discriminación están protegidos siempre que el empleado haya actuado con una creencia razonable de que algo en el lugar de trabajo puede violar las leyes de EEO, incluso si no utilizó terminología legal para describirlo.

Sin embargo, participar en actividades de EEO no protege a un empleado de toda disciplina o despido. Los empleadores son libres de disciplinar o despedir a los trabajadores si están motivados por no represalias y no discriminatorias razones que de otro modo resultarían en tales consecuencias. Sin embargo, un empleador no puede hacer nada en respuesta a la actividad de EEO que desaliente a alguien de resistir o quejarse de discriminación futura.

Por ejemplo, dependiendo de los hechos, podría ser una represalia si un empleador actúa debido a la actividad de EEO del empleado para:


TABLA DE CONTENIDO

Un fondo

Las leyes federales de discriminación laboral dependen de la voluntad de los empleados y solicitantes de desafiar la discriminación sin temor al castigo. Las personas se basan en las prohibiciones legales contra las represalias, también conocidas como "represalias", cuando se quejan a un empleador sobre una supuesta infracción de igualdad de oportunidades de empleo (EEO), brindan información como testigos en una investigación de una empresa o agencia o presentan un cargo ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (Comisión o EEOC).

Esta Guía de aplicación reemplaza a la EEOC Sección 8 del Manual de cumplimiento: Represalias, emitida en 1998. Desde entonces, la Corte Suprema y los tribunales inferiores han emitido numerosos fallos importantes sobre represalias relacionadas con el empleo. [1] Además, el porcentaje de cargos del sector privado y del gobierno estatal y local de la EEOC que alegan represalias se ha duplicado esencialmente desde 1998. [2] Las represalias son ahora la base de discriminación alegada con mayor frecuencia en todos los sectores, incluida la fuerza laboral del gobierno federal. [3]

Este documento establece la interpretación de la Comisión de la ley de represalias y temas relacionados. Al elaborar esta guía, la Comisión analizó cómo los tribunales han interpretado y aplicado la ley a hechos específicos. Con respecto a muchas cuestiones relacionadas con las represalias, los tribunales inferiores son uniformes en sus interpretaciones de los estatutos pertinentes. Esta guía explica la ley sobre tales temas con ejemplos concretos, donde la Comisión está de acuerdo con esas interpretaciones. Cuando los tribunales inferiores no han aplicado consistentemente la ley o la interpretación de la ley por parte de la EEOC difiere en algún aspecto, esta guía establece la posición considerada de la EEOC y explica su análisis. Las posiciones que se explican a continuación representan la guía bien considerada de la Comisión sobre su interpretación de las leyes que hace cumplir. Este documento también sirve como referencia para el personal de la Comisión y el personal de otras agencias federales que investigan, adjudican, litigan o realizan actividades de divulgación sobre cuestiones de represalias de EEO. También será útil para empleadores, empleados y profesionales que busquen información detallada sobre la posición de la EEOC sobre cuestiones de represalias, y para empleadores que busquen prácticas prometedoras.

B. Resumen

Las represalias ocurren cuando un empleador toma una acción materialmente adversa porque una persona se ha involucrado en, o puede participar, en una actividad en cumplimiento de las leyes de EEO que la Comisión hace cumplir. Las disposiciones anti-represalias de EEO garantizan que las personas sean libres de presentar quejas de posibles violaciones de EEO o participar en otras actividades de EEO sin que los empleadores tomen acciones materialmente adversas en respuesta.

Las represalias ocurren cuando un empleador toma una acción materialmente adversa porque un individuo se ha involucrado, o puede participar, en una actividad en cumplimiento de las leyes de EEO que la Comisión hace cumplir. [4] Cada una de las leyes de EEO prohíbe las represalias y conductas relacionadas: Título VII de la Ley de derechos civiles de 1964 (Título VII), [5] Ley de discriminación por edad en el empleo (ADEA), [6] Título V de los estadounidenses con Ley de Discapacidades (ADA), [7] Sección 501 de la Ley de Rehabilitación (Sección 501), [8] Ley de Igualdad de Pago (EPA), [9] y Título II de la Ley de No Discriminación por Información Genética (GINA). [10] Estas disposiciones legales prohíben que los empleadores gubernamentales o privados, las agencias de empleo y las organizaciones laborales [11] tomen represalias porque una persona participe en una "actividad protegida". [12] Generalmente, la actividad protegida consiste en participar en un proceso de EEO o en oponerse a una conducta ilegalizada por una ley de EEO.

Sección II de esta guía explica los conceptos de participación y oposición, qué tipos de acciones del empleador pueden impugnarse como represalias y los estándares legales para determinar si la acción del empleador fue causada por represalias en un caso dado.

Sección III aborda la prohibición adicional de la ADA de "interferir" con el ejercicio de los derechos en virtud de la ADA. [13] La disposición de interferencia va más allá de la prohibición de represalias para que también sea ilegal coaccionar, intimidar, amenazar o interferir con el ejercicio de un individuo de cualquier derecho bajo la ADA, o con un individuo que está ayudando a otro a ejercer los derechos de la ADA.

Sección IV aborda los remedios, y Sección V aborda prácticas prometedoras para prevenir represalias o interferencias.

La amplitud de estas protecciones contra las represalias no significa que los empleados puedan inmunizarse a sí mismos de las consecuencias de un desempeño deficiente o comportamiento inadecuado al presentar una alegación interna de EEO o presentar una denuncia de discriminación ante una agencia de ejecución. Los empleadores siguen siendo libres de disciplinar o despedir a los empleados por razones legítimas, no discriminatorias y sin represalias, sin perjuicio de cualquier actividad protegida anterior. [14] Si se tomó una acción adversa debido a la actividad protegida del empleado depende de los hechos. Si un gerente recomienda una acción adversa después de que un empleado presente un cargo de la EEOC u otra actividad protegida, el empleador puede reducir la posibilidad de posibles represalias al evaluar de forma independiente si la acción adversa es apropiada.

Las publicaciones complementarias breves sobre represalias están disponibles en el sitio web de la EEOC:


Oficina del denunciante

La Ley de Protección al Consumidor y Reforma de Dodd-Frank Wall Street amplió las protecciones para los denunciantes y amplió las prohibiciones contra las represalias. Tras la aprobación de Dodd-Frank, la SEC implementó reglas que le permitieron emprender acciones legales contra los empleadores que han tomado represalias contra los denunciantes. Por lo general, esto significa que los empleadores no pueden despedir, degradar, suspender, acosar ni discriminar de ninguna manera a un empleado en los términos y condiciones de empleo que haya informado a la Comisión de una conducta que el empleado razonablemente cree que viola las leyes federales de valores.

Las enmiendas recientes a las reglas del programa de denunciantes también requieren que las personas reporten información sobre posibles violaciones a las leyes de valores a la Comisión "por escrito" antes de experimentar represalias para calificar para la protección contra represalias bajo la Sección 21F.

Dodd-Frank también creó un derecho de acción privado que otorga a los denunciantes el derecho a presentar una denuncia por represalias en un tribunal federal. Esto significa que si usted es un denunciante que ha informado a la Comisión de una posible infracción de la ley de valores por escrito y cree que se han tomado represalias en su contra debido a su informe, es posible que pueda demandar a su empleador en un tribunal federal y solicitar el doble de pago retroactivo ( con intereses), reintegro, honorarios razonables de abogados y reembolso de ciertos costos relacionados con el litigio.

Puede encontrar más información sobre las protecciones a los denunciantes de la ley Dodd-Frank, incluido el período de tiempo durante el cual un denunciante debe presentar una acción privada en un tribunal federal, en la Sección 922 de la Ley Dodd-Frank.

Protecciones contra acciones tomadas para impedir la presentación de informes

Además de proteger de represalias a los denunciantes que han informado posibles violaciones a la ley de valores, la Regla 21F-17 (a) de la Comisión prohíbe que cualquier persona tome cualquier medida para evitar que usted se comunique directamente con la SEC para informar una posible violación de la ley de valores. La Regla establece que “[ninguna persona puede tomar medidas para impedir que una persona se comunique directamente con el personal de la Comisión sobre una posible violación de la ley de valores, incluida la aplicación o la amenaza de hacer cumplir un acuerdo de confidencialidad ... con respecto a dichas comunicaciones”.

A diferencia de las protecciones contra represalias, las protecciones contra las acciones tomadas para impedir la denuncia de posibles infracciones a la ley de valores no se limitan al contexto empleado-empleador. Sin embargo, solo la SEC puede presentar una acción de ejecución por una violación de la Regla 21F-17 (a).

Háganos saber enviando un aviso si cree que alguien ha tomado alguna medida para evitar que se comunique con la SEC sobre una posible violación de la ley de valores.

Preguntas frecuentes

Las respuestas a estas preguntas frecuentes representan las opiniones del personal de la Oficina del Denunciante. No son reglas, regulaciones o declaraciones de la Comisión de Bolsa y Valores. Además, la Comisión no los ha aprobado ni desaprobado. Estas preguntas frecuentes proporcionan breves resúmenes generales de ciertas características clave del Programa de denuncia de irregularidades de la SEC y no pretenden ser una discusión completa o exhaustiva de todas sus disposiciones. Para obtener información detallada sobre el programa, incluidos los requisitos de elegibilidad y ciertas limitaciones que se aplican, consulte la Sección 922 de la Ley de Protección al Consumidor y Reforma de Dodd-Frank Wall Street y las Reglas enmendadas que implementan el programa.

  1. ¿Qué derechos tengo si mi empleador me despide o toma represalias en mi contra por enviar información a la SEC?

Puede iniciar una acción en un tribunal federal dentro de un período de tiempo determinado si su empleador viola las disposiciones contra las represalias de Dodd-Frank. Si tiene éxito en la corte, es posible que tenga derecho a la reinstalación, el doble de los pagos atrasados, los costos del litigio, los honorarios de los testigos expertos y los honorarios de los abogados.

Las protecciones contra represalias generalmente se aplican a los empleados que reportan información sobre posibles violaciones de las leyes federales de valores. Entre otras cosas, estas protecciones establecen que un empleador no puede despedir, degradar, suspender, amenazar, acosar o discriminar de alguna manera a un denunciante en los términos o condiciones de empleo por:

  • Proporcionar información a la SEC bajo el programa de denuncia de irregularidades, o
  • Iniciar, testificar o ayudar a la SEC en cualquier investigación o procedimiento

Además, la SEC también puede iniciar una acción de ejecución contra una empresa que viole las disposiciones contra las represalias de Dodd-Frank.

También puede presentar una queja por represalias en un tribunal federal de conformidad con la Sección 806 de la Ley Sarbanes-Oxley de 2002 (“SOX”). Puede encontrar información sobre sus derechos y protecciones bajo SOX en el sitio web de denunciantes del Departamento de Trabajo.

  1. Estoy pensando en informar internamente a mi empresa. ¿Seguiré siendo elegible para las protecciones contra represalias bajo Dodd-Frank?

Con la aprobación de Dodd-Frank, el Congreso enmendó la Ley de Intercambio para agregar la Sección 21F, que estableció una serie de nuevos incentivos y protecciones para que las personas informen posibles violaciones de las leyes federales de valores, incluidas las protecciones mejoradas contra represalias laborales.

El 21 de febrero de 2018, la Corte Suprema de los Estados Unidos emitió una opinión en Digital Realty Trust, Inc. contra Somers declarando que las disposiciones contra las represalias de Dodd-Frank solo se extienden a aquellas personas que brindan información relacionada con una violación de las leyes de valores a la SEC. En septiembre de 2020, la Comisión adoptó enmiendas a la regla que rige el programa de denunciantes que incluía una nueva definición de "denunciante" para ajustarse a la decisión de la Corte Suprema en Digital Realty. A los efectos de la protección contra represalias, se requiere que una persona haya reportado información sobre posibles violaciones a las leyes de valores a la Comisión "por escrito" antes de experimentar la represalia. Para comprender cómo esto puede afectarlo, le recomendamos que consulte con un abogado.

Si elige denunciar una posible infracción de la ley de valores internamente a su empresa, también puede informar esa información directamente a la SEC, ya sea antes o al mismo tiempo que informa internamente. Si ya ha informado a la empresa, todavía puede informar a la Comisión ahora.

Independientemente de si las protecciones contra las represalias se extienden a usted, puede seguir siendo elegible para un premio en virtud de nuestro programa de premios para denunciantes. Le recomendamos que proporcione información sobre posibles violaciones de la ley de valores a la SEC enviando un aviso. Para ser elegible para un premio, debe presentar un Formulario TCR dentro de los 30 días posteriores a la presentación de su información o dentro de los 30 días posteriores al conocimiento del requisito de presentación del TCR. Si está representado por un abogado, tiene un aviso constructivo del requisito de presentación de TCR.

  1. ¿Qué sucede si me piden que firme un acuerdo que me impide informar mis inquietudes directamente a la SEC?

Tal acuerdo puede violar las leyes federales de valores. La Regla 21F-17 (a) establece que “[ninguna persona puede tomar ninguna medida para impedir que una persona se comunique directamente con el personal de la Comisión sobre una posible violación de la ley de valores, incluida la aplicación o la amenaza de hacer cumplir un acuerdo de confidencialidad ... con respecto a tales comunicaciones ".

Si se le ha pedido que firme dicho acuerdo, o ya lo ha firmado, y desea comprender cómo se le pueden aplicar las reglas, le recomendamos que consulte con un abogado. También puede enviarnos una copia de su acuerdo, si así lo desea, enviándolo como una sugerencia a través de nuestro portal en línea o por correo postal o fax.

Dodd-Frank no establece específicamente si, o en qué medida, las protecciones contra represalias se aplican a personas o conductas fuera de los Estados Unidos. Para comprender si las protecciones contra represalias pueden aplicarse a usted, le recomendamos que consulte con un abogado. Le recomendamos que envíe un aviso a la SEC si cree que ha sido objeto de represalias por informar sobre posibles infracciones de la ley de valores, incluso si la represalia se produjo fuera de los Estados Unidos.

Independientemente de si las protecciones contra represalias de Dodd-Frank se extienden a usted, puede seguir siendo elegible para un premio en virtud de nuestro programa de premios para denunciantes. No necesita residir o trabajar en los Estados Unidos para ser elegible para un premio bajo nuestro programa de premios para denunciantes.

Acciones de ejecución de la SEC

La SEC ha iniciado una serie de acciones basadas tanto en la conducta de represalia como en las acciones tomadas para impedir la presentación de informes.

Acciones de ejecución basadas en conductas de represalia

Acciones de ejecución basadas en acciones tomadas para impedir la presentación de informes


Le Paradis, 1940: 97 muertos

El 27 de mayo de 1940 vio a los soldados de la 3.a División SS Totenkopf ametralladora 97 Tommies británicos desarmados durante las últimas horas de la Batalla de Francia. Los asesinatos tuvieron lugar en Le Paradis, a 60 km tierra adentro de Dunkerque. Un capitán nazi de 29 años llamado Fritz Knöchlein ordenó a los cautivos, muchos de los cuales estaban heridos, que se alinearan frente a un gran granero. Los hombres fueron abatidos por dos equipos de MG-34. Momentos después, los perpetradores se abrieron paso entre los cuerpos y despacharon a los sobrevivientes con sus bayonetas. Después de la guerra, Knöchlein fue arrestado, juzgado y condenado por los aliados. A pesar de sus repetidas súplicas de clemencia, fue a la horca a principios de 1949.


Hechos sobre represalias

Las represalias son la base de discriminación alegada con mayor frecuencia en el sector federal y el hallazgo de discriminación más común en los casos del sector federal. Mientras la EEOC trabaja para abordar este problema, puedes ayudar.

Aprende más sobre qué constituye una represalia, por qué ocurre y cómo prevenirla. Escrito por el personal de la EEOC, este artículo se publicó en la edición de verano de 2015 de El Gerente Federal.

Las leyes de EEO prohíben castigar a los solicitantes de empleo o empleados por hacer valer sus derechos a no ser objeto de discriminación laboral, incluido el acoso. Hacer valer estos derechos de EEO se denomina "actividad protegida" y puede tomar muchas formas. Por ejemplo, es ilegal tomar represalias contra solicitantes o empleados por:

  • Presentar o ser testigo en un cargo, queja, investigación o demanda de EEO
  • comunicarse con un supervisor o gerente sobre la discriminación laboral, incluido el acoso
  • responder preguntas durante una investigación del empleador sobre presunto acoso
  • negarse a seguir órdenes que resultarían en discriminación
  • resistirse a los avances sexuales o intervenir para proteger a los demás
  • solicitando adaptaciones por discapacidad o por una práctica religiosa
  • Preguntar a los gerentes o compañeros de trabajo sobre información salarial para descubrir salarios potencialmente discriminatorios.

La participación en un proceso de quejas está protegida contra represalias en todas las circunstancias. Otros actos para oponerse a la discriminación están protegidos siempre que el empleado haya actuado con una creencia razonable de que algo en el lugar de trabajo puede violar las leyes de EEO, incluso si no utilizó terminología legal para describirlo.

Sin embargo, participar en actividades de EEO no protege a un empleado de toda disciplina o despido. Los empleadores son libres de disciplinar o despedir a los trabajadores si están motivados por no represalias y no discriminatorias razones que de otro modo resultarían en tales consecuencias. Sin embargo, un empleador no puede hacer nada en respuesta a la actividad de EEO que desaliente a alguien de resistir o quejarse de discriminación futura.

Por ejemplo, dependiendo de los hechos, podría ser una represalia si un empleador actúa debido a la actividad de EEO del empleado para:


Represalias II - Historia

Como Comandante Supremo Aliado en Europa durante la guerra, el presidente Eisenhower tenía una reputación bien ganada por el trabajo y la organización del personal. Estaba decidido a hacer del Departamento de Estado parte del sistema estructurado de revisión integrada de políticas del NSC, y el NSC disfrutó de un renacimiento durante su Administración. Los documentos de discusión fueron preparados por la propia Junta de Planificación del NSC, no por el Departamento de Estado, y la Junta de Planificación resolvió las diferencias entre departamentos antes de que se enviara un documento de política al NSC. El Consejo en pleno, con la asistencia de Eisenhower casi siempre, debatió las opciones de política y tomó decisiones, que luego se enviaron como recomendaciones al presidente en forma de acciones del NSC. Otro subcomité, la Junta Coordinadora de Operaciones, se aseguró de que la burocracia cumpliera con las recomendaciones aprobadas por el Presidente.

Dulles trazó una clara línea divisoria entre el proceso de revisión de políticas y las operaciones cotidianas, que en su opinión eran competencia exclusiva del Departamento de Estado. Dulles también creía que algunos temas, como las operaciones encubiertas, eran demasiado sensibles para ser discutidos por el NSC en pleno. Debido a sus estrechos vínculos con el presidente y su relación aún más estrecha con su hermano, el director de la CIA, Allen Dulles, John Foster Dulles ocupaba el segundo lugar en importancia después del presidente en cualquier reunión del NSC. El presidente Eisenhower a menudo dominaba las discusiones, pero Dulles seguía siendo su asesor de política exterior más influyente.

Dulles era un acérrimo anticomunista. Para este Secretario de Estado no había un área gris: las naciones eran parte del "Mundo Libre" o parte del bloque soviético; tenía poco tiempo para el neutralismo o la no alineación. El secretario Dulles también tenía una tendencia a hablar dramáticamente. En un discurso de 1954, dijo que Estados Unidos se enfrentaría a las provocaciones soviéticas no necesariamente donde ocurrieron sino donde Estados Unidos eligiera, en base a su "poder disuasivo de represalias masivas". En una entrevista con la revista Life de 1956, Dulles describió cómo les había dicho a los chinos y a los norcoreanos que, a menos que las potencias comunistas firmaran el armisticio coreano, Estados Unidos desataría su arsenal atómico. Dulles afirmó que al acercarse al borde de la guerra atómica, puso fin a la Guerra de Corea y evitó un conflicto mayor. A partir de ese momento, Dulles se asoció con los conceptos de "represalia masiva" y "arriesgado", una combinación supuestamente imprudente de ruido de sables atómicos y enfrentamientos entre globo ocular. En realidad, la llamada amenaza atómica a China fue menos definitiva de lo que Dulles había afirmado, y la política de "represalias masivas" de la Administración Eisenhower se basó mucho más cautelosamente en la disuasión atómica mutua.

Durante los años de Eisenhower, Estados Unidos consolidó la política de contención, aunque algunos críticos han argumentado que la administración la extendió demasiado. Estados Unidos ratificó una serie de tratados bilaterales y multilaterales diseñados para rodear a la Unión Soviética y sus aliados, incluida la República Popular China (RPC). Entre estos acuerdos se encuentran la Organización del Tratado Central (CENTO), la Organización del Tratado del Sudeste Asiático (SEATO) y los tratados bilaterales de defensa o seguridad con Japón, Corea del Sur, la República de China y Filipinas. El secretario Dulles fue el defensor más destacado de la contención global y viajó incansablemente por el mundo para asegurar su éxito. En 1954, Estados Unidos adoptó una posición firme a favor de los nacionalistas chinos cuando la República Popular China bombardeó los bastiones de las islas de Taiwán. En 1955, la ayuda comenzó a fluir hacia la nueva nación de Vietnam del Sur, creada después de la retirada de Francia de Indochina. En 1958, Estados Unidos volvió a hacer sonar el sable para proteger las islas costeras de los nacionalistas chinos.


Contenido

Duke lidera el G.I. Joe Team a Corea del Norte para encontrar a un desertor norcoreano. Más tarde, Zartan, haciéndose pasar por el presidente de los Estados Unidos, enmarca a G.I. Joe por robar ojivas nucleares de Pakistán después de la muerte de su presidente durante una guerra civil, y posteriormente elimina a G.I. Joe, que mata a Duke y los otros Joes, usando un ataque aéreo militar. La ametralladora pesada Roadblock, el francotirador novato Flint y la oficial de contrainteligencia Lady Jaye sobreviven al ataque al zambullirse en un pozo, y regresan a los Estados Unidos y encuentran al G.I. Joe, el general Joseph Colton, quien les proporciona armas.

Mientras tanto, Storm Shadow, que sobrevivió a la destrucción de la base ártica, [N 1] y el experto en demoliciones Firefly rescatan a Cobra Commander de una prisión subterránea de máxima seguridad en Alemania, dejando atrás a Destro. Storm Shadow se retira a un templo en el Himalaya para recuperarse después de que resultó herido. El Maestro Ciego, líder del Clan Arashikage, envía Snake Eyes y su aprendiz Jinx, para capturar Storm Shadow, lo que le permite responder al asesinato de su tío, el Hard Master.

Después de que Zartan anuncie que Cobra se convertirá en el principal equipo de fuerzas especiales de EE. UU., Reemplazando a G.I. Joe, Lady Jaye deduce que alguien se está haciendo pasar por el presidente y roba una muestra del ADN del presidente y confirma que es Zartan. Se escapan después de un enfrentamiento con Firefly y Zandar, el jefe del Detalle Presidencial del Servicio Secreto de EE. UU. Y miembro de Cobra. Colton lleva a los Joes a infiltrarse en un evento de recaudación de fondos donde el presidente asiste.

Snake Eyes y Jinx localizan y capturan a Storm Shadow después de una batalla con algunos ninjas leales a Storm Shadow y lo llevan de regreso a Japón, donde Storm Shadow proclama que no mató al Hard Master y lo demuestra luchando contra Snake Eyes con el arma que mató. el Hard Master, que se rompe. Sabiendo que el acero de Arashikage no se rompe, el Blind Master deduce que Zartan fue el que asesinó al Hard Master y enmarcó a Storm Shadow por él, quien se unió a Cobra para derribarlo desde adentro. Con él absuelto de asesinato, Storm Shadow luego acompaña a Snake Eyes y Jinx mientras se unen a los esfuerzos de Joes para detener a Cobra y vengar al Hard Master.

Zartan invita a los líderes mundiales a una cumbre en el histórico Fort Sumter, donde los chantajea para que inhabiliten sus arsenales nucleares, y revela que ha creado el Proyecto Zeus: siete armas de destrucción masiva de bombardeo cinético orbital bajo su mando, destruye el centro de Londres para demostrar su poder. superioridad, y amenaza con destruir otras capitales si los países no se someten a Cobra. Storm Shadow traiciona a Cobra Commander y comienza una pelea, revelando el engaño de Cobra a los líderes mundiales. Colton mata a Zandar y rescata al presidente real con Lady Jaye, mientras que Storm Shadow mata a Zartan. Mientras Snake Eyes, Jinx y Flint luchan contra los soldados de Cobra, Cobra Commander activa las seis armas restantes e instruye a Firefly para que proteja el dispositivo de lanzamiento, y escapa hacia el helicóptero. Roadblock y Firefly luchan, pero Roadblock puede desactivar y destruir las armas orbitales, así como matar a Firefly. Storm Shadow se va después de vengar a su tío.

En la ceremonia de la Casa Blanca, el verdadero presidente se dirige a la nación y conmemora a los Joes, que fueron premiados por Colton: Roadblock, Jinx, Flint, Snake Eyes y Lady Jaye. Colton le presenta a Roadblock una pistola M1911 que perteneció al general George S. Patton para usarla para encontrar Cobra Commander. Roadblock levanta con orgullo el arma y dispara un solo tiro en honor a sus camaradas caídos, prometiendo vengarlos.

    como Marvin F. Hinton / Roadblock:
    Un artillero de ametralladora pesada y segundo al mando se convirtió en capitán del equipo G.I. José. como el general Joseph Colton:
    Un general retirado y el fundador y líder G.I. José. como Conrad S. Hauser / Duke:
    El G.I. Capitán del equipo de Joe. como Zartan / Presidente de los Estados Unidos:
    Un experto en disfraces de Cobra que secuestra y reemplaza al presidente en la última película. como Thomas Arashikage / Storm Shadow:
    Un miembro del rival de Cobra y Snake Eyes eran miembros cercanos del clan ninja Arashikage. Sobrevivió a su encuentro con Snake Eyes en la última película.
    • Nathan Takashige como joven Storm Shadow
      como ojos de serpiente jóvenes
      (sin acreditar) como la voz de Cobra Commander [7]

    Desarrollo Editar

    Después del lanzamiento económicamente exitoso de El ascenso de la CobraRob Moore, vicepresidente de estudio de Paramount Pictures, declaró en 2009 que se desarrollaría una secuela. En enero de 2011, Rhett Reese y Paul Wernick, los escritores de Zombieland, fueron contratados para escribir el guión de la secuela. [8] [9] Originalmente se pensó que la película se titularía SOLDADO AMERICANO. Joe: Cobra Strikes, [10] que luego fue negado por Reese. [11] Stephen Sommers originalmente iba a regresar como director de la secuela, pero Paramount Pictures anunció en febrero de 2011 que Jon Chu dirigiría la secuela. [12] [13] En julio de 2011, se reveló que el nombre de la secuela era SOLDADO AMERICANO. Joe: Represalias. [14] [15] Chu declararía más tarde que Paramount quería un reinicio que también sirviera como secuela de El ascenso de la Cobra ya que "mucha gente vio la primera película, así que no queremos alienarnos y rehacer todo". [dieciséis]

    Casting Editar

    En enero de 2011, se confirmó que Byung-hun Lee repetiría su papel de Storm Shadow en la secuela. [17] [18] Channing Tatum y Ray Park también regresaron, como Duke y Snake Eyes, respectivamente. Rachel Nichols, la actriz que interpretó a Scarlett en la primera película, declaró que la mayoría de los miembros del elenco no regresarían, a excepción de los tres actores antes mencionados. [19] En marzo de 2011, Sienna Miller declaró que no regresaría para una secuela. [20] Joseph Gordon-Levitt también confirmó que no regresaría como Cobra Commander en la secuela porque estaba demasiado ocupado con El caballero oscuro se levanta. [21]

    En junio de 2011, Dwayne Johnson fue elegido para el papel de Roadblock, [22] D. J. Cotrona y RZA fueron elegidos como Flint y Blind Master, respectivamente, [23] mientras que Élodie Yung estaba en conversaciones para el papel de Jinx. [24] En julio de 2011, Adrianne Palicki fue confirmada para el papel principal femenino de Lady Jaye, [25] [26] y se confirmó que Ray Stevenson interpretaría al villano Firefly. [27] [28] Arnold Vosloo también confirmó que volvería a interpretar su papel de Zartan, [29] aunque en la película final Vosloo aparece sólo en un par de escenas sin diálogo, con Jonathan Pryce interpretando a Zartan en la mayoría de las escenas. Se confirmó que Joseph Mazzello interpretaría a Mouse. [30] En agosto de 2011, Walton Goggins fue agregado como Warden Nigel James, [31] y se confirmó que Bruce Willis fue elegido para protagonizar la película como el G.I. José. [32] El personaje de Joe Colton fue un reemplazo del personaje favorito de los fanáticos, Joe, el sargento. Sacrificio. Sargento. Slaughter stated that he "was originally supposed to be the part of Bruce Willis' [as] Sgt. Slaughter but because we had a conflict in toy companies, Hasbro and Mattel, I wasn't able to do it. It's one of those things, Rock (Dwayne Johnson) doesn't have a contract so he can do what he wants to do and he's been very successful". [33]

    In September, a casting call sheet leaked to the Internet revealed that Cobra Commander would appear in the sequel, though it was unknown who would play the character. [34] Chu said that fans would get a glimpse of Destro in the film, but Christopher Eccleston would not reprise his role in the sequel. [35] On May 1, 2012, it was confirmed by Jon Chu that SOLDADO AMERICANO. Joe: Retaliation ' s Cobra Commander is Rex Lewis, the same character that Joseph Gordon-Levitt played in El ascenso de la Cobra. [36]

    Filmación Editar

    Principal photography began in August 2011 in Louisiana. [14] [37] On November 22, 2011, a crew member died in an accident at a New Orleans warehouse that was serving as a soundstage for the production. The incident happened while crew members were changing out a set. [38] The battle on the Himalayas was shot in the south vertical assembly building at NASA's Michoud Assembly Facility, that had been fitted with a green screen wall at a very steep angle with a lot of rigging above to swing the stunt people through. [39]

    Fort Pike in Louisiana stands in for Fort Sumter in South Carolina as the site of the climactic summit meeting of the leaders of nuclear-armed countries.

    Visual effects Edit

    Represalias had 700 visual effects shots, [40] which were mostly handled by three effects companies. [39] Visual effects supervisor Zachary Kinnery declared that while the visuals aimed for the "big and bold" typical of the franchise, Represalias would be the first to attempt "a bit more of that gritty realism." [41] The major part of the effects was given to Digital Domain, which for 227 effects created digital vehicles and aircraft that had to "look fantastic but which are also plausible", given they had to match practical models, the Zeus satellite and a sequence where Zartan shows his nanomite-related disguise to the president—done with the same head replacement software developed for The Curious Case of Benjamin Button y Tron: Legacy. Industrial Light & Magic made the London destruction, a digital White House, and the mountain sword fight, which had computer-generated backgrounds and digital augmentation of the stunt people's performance. Method Studios was responsible for the desert attack, Firefly's explosive bugs, and the malfunction on the underground prison. [39] [40] [42] Saints LA handled minor effects such as compositing and news graphics. [43]

    Música Editar

    The film's score was composed by Henry Jackman. A soundtrack of the score was released in April 2013. [44]

    Theatrical Edit

    Previously slated for release on August 10, 2012 [10] and June 29, 2012, [45] Paramount announced in May 2012 that they were delaying the film's release until March 29, 2013 (but was later moved up to March 28, 2013), in order to convert the movie to 3D and boost interest in international markets. [46] [47]

    The delay "gobsmacked" the film industry due to Paramount's implementation of a substantial advertising campaign beginning with a Super Bowl commercial, with the "warehouses full of" toys were waiting for the film's launch, and because it was one of only three Paramount-produced films scheduled for Summer 2012 (along with The Dictator y Katy Perry: Part of Me). The studio also wanted to avoid competing with Tatum's Magic Mike, also scheduled for June 29. [48]

    Ban in Pakistan Edit

    The film was banned by the Central Board of Film Censors of Pakistan due to initial scenes at the beginning of the movie which depict the country negatively, according to film censor board officials. A Karachi-based cinema posted on its Facebook page that the film would not be screened due to restrictions by the censor board. The censorship was due to the film's depiction of Pakistan as an unstable state and the fictional portrayal of a "foreign invasion of Pakistan's nuclear installations", which caught the ire of film censor authorities. Consequently, restrictions were imposed on screening the movie countrywide. [49] [50] [51] [52] According to an official at the censor board, the film portrayed Pakistan negatively not only on the issue of the War on Terror but also on the international standing of the country: "There is a scene which shows the assassination of the Pakistani president and the imposition of martial law, which is not a fair representation of the country." [53] Another cinema official explained "There were obviously several objectionable things which would never have passed the censors, but these things are also relevant to the content of the film." [53]

    Marketing Edit

    A toyline for the film was confirmed by Hasbro in February 2012. [54] Despite the movie's release being moved from June 2012 to March 2013, the initial assortments of figures, vehicles, and role-play items were shipped to retailers, and appeared on store shelves in May 2012. A Variedad article was published stating that the already released figures had been pulled from the shelves and recalled by Hasbro, [55] although the company's official statement indicated that existing product would be sold through. New product shipments were halted by Hasbro, but existing Represalias figures were available in Target, Wal-Mart, and Toys R Us as late as December 2012. [56] The toyline was re-released in the United States in February 2013. [57] A four-part limited series comic book titled SOLDADO AMERICANO. Joe: Retaliation Movie Prequel was published by IDW Publishing from February 2012 to April 2012. Written by John Barber, it acts as a prequel to the movie.

    Home media Edit

    SOLDADO AMERICANO. Joe: Retaliation was released on DVD, Blu-ray, and Blu-ray 3D on July 30, 2013. [58] A Blu-ray "Extended Action Cut" added 12 minutes of footage and uncensored violence was also available, with the United States version being a Best Buy exclusive. [59]

    The film topped No. 1 on both the Blu-ray and DVD sales charts with at least 54% of both Blu-ray and DVD units sold. [60] The film also topped weekend rentals as well. [61]

    Taquilla Editar

    SOLDADO AMERICANO. Joe: Retaliation grossed $122.5 million in North America and $253.2 million internationally for a worldwide total of $375.7 million, [5] against a budget of $130–$155 million. [3] [6]

    In North America, the film grossed $10.5 million on its opening day, debuting at the top of the box office. [62] The film retained the No. 1 spot over the three-day weekend and grossed $40.5 million however, the film's opening weekend fell 14.2% against El ascenso de la Cobra ' s $54.7 million debut. [63]

    Critical response Edit

    The review aggregator Rotten Tomatoes reported an approval rating of 29% based on 167 reviews, with an average rating of 4.5/10. The website's critical consensus reads, "Though arguably superior to its predecessor, SOLDADO AMERICANO. Joe: Retaliation is overwhelmed by its nonstop action and too nonsensical and vapid to leave a lasting impression." [64] At Metacritic, which assigns a weighted average rating to reviews, the film has an average score of 41 out of 100, based on 31 critics, indicating "mixed or average reviews". [65] Audiences polled by CinemaScore gave the film an average grade of "A–" on an A+ to F scale. [66]

    Alan Scherstuhl of The Village Voice wrote in a positive review that "this [movie] pushes right past competent dentro mostly legitimately enjoyable" but added that "the movie is still dumb as catbutt. It's an honest and accomplished dumbness, however, where the stupidest stuff seems to be there because the movie would be less fun without it." [67] El reportero de Hollywood ' s Todd McCarthy was critical about the film's use of 3D and accurate reflection of the franchise's comic book and cartoon origins, but predicted it would still earn better than its predecessor, SOLDADO AMERICANO. Joe: The Rise of Cobra. [68] Owen Gleiberman of Entertainment Weekly gave the film a grade of "B-", calling it "well-executed technocratic action fluff" and commented: "In its dehumanized and trivial way, it's a triumph of razor-sharp, hyper-violent style over formulaic substance . Hollywood has now evolved to the point that it can deliver these kinds of thrills with maximum brute force and keep the impact so light that the result can todavía be regarded as a 'harmless' diversion for 14-year-olds." [69] Glen Heath Jr. of Slant Magazine gave it two out of four stars, criticizing the film's "cut-happy style" and plot, but lauding the action sequences and Chu's direction as "poetry in high-speed motion." [70]

    In a negative review, Betsey Sharkey of the Los Angeles Times panned the "overwhelmingly complicated, globe-hopping, enemies within, enemies without story line" and 3D but noted that "the humor, when it works, offers 'Retaliation' some redemption." She ended with: "It's convoluted. Frankly no one should have to think that hard to keep up with the Joes." [71] Another negative review came from Variedad magazine's Justin Chang, who ridiculed the movie's large-scale destruction of foreign cities, writing: "Audiences who thrilled to the sight of Paris under biochemical attack in Cobra will be pleased to watch London endure an even more horrific fate here, although the sequence is tossed off in quick, almost ho-hum fashion, with no time to dwell on anything so exquisitely crass as the spectacle of the Eiffel Tower collapsing." He summarized the movie as "a more straight-faced brand of idiocy than its cheerfully dumb 2009 predecessor." [72]


    The Expendables Part II: Retaliation

    The Expendables Part II: Retliation is the first sequel to the remake of The Expendables. It was followed by The Expendables III: War Zone.

    Barney Ross, the leader of the mercenary team known as the Expendables, is approached by CIA agent Mr Church who proposes a new mission for Ross to go with the Expendables to Albania and retrieve a briefcase from a crashed airplane. Ross declines, but Church threatens to turn Ross over to the CIA if he does not comply. Reluctantly, Ross assembles the group and they leave for Albania.

    They are met by technical expert Maggie Chan, who was sent by Church to crack the safe the briefcase is held in. They manage to locate the plane and retrieve the case, while Ross' old friend Tool keeps a look out. Returning from the crash site, the group finds themself surrounded by an opposing mercenary group. These are revealed to be the Indestructibles, led by Claude Vilain. With Tool as a hostage, Vilain forces them to hand over the briefcase. The team comply and Vilain departs in a helicopter, but before he goes, he throws a knife into Tool's back, killing him. After burying Tool, the Expendables decide to follow Vilain and get revenge.

    Maggie reveals that the case contained a computer which held the secret location of five tons of weapons grade plutonium. The plutonium was found in a mine which was abandoned by the Soviet Union following the end of the Cold War. Ross becomes determined to kill both Vilain and Church in retaliation, but Maggie reveals that Church has come under great pressure from fellow agent Max Drummer, and had no choice but to call Ross in.

    The Expendables are able to track the computer's weak signal and wind up at a deserted military base, where they sleep. The following morning, they are ambushed by armed militia and a firefight ensues. The group eventually become pinned down until they are rescued by Booker, a former soldier and Ross' old friend. Upon investigating the bodies of their attackers, Ross realises that they aren't members of the Indestructibles, and concludes that they were sent by Church to kill the rest of the Expendables. Booker accompanies the group to a nearby village, where there lives only women and children. It is revealed that the Indestructibles kidnapped all of the men in the village and forced them to work as slaves in the mine. Meanwhile, Vilain and his right hand man Hector have found the plutonium and begun collecting it.

    A group of Indestructibles arrive in the village to collect more villagers, but are ambushed by the Expendables and killed after a firefight. They then locate the mine and infiltrate it. However, Vilain has already retrieved all of the plutonium and he blows the mine before brutally murdering the remaining miners with a machine gun. The Expendables survive, but are trapped in the mine. They are rescued by Trench Mauser, another mercenary and Ross' friendly rival, who takes them to Church. Ross is ready to kill Church, until he reveals that he didn't send the men after them. He also offers to help the Expendables in getting revenge for Tool.

    Villain and the Indestructibles storm into an airport, where they are going to sell the plutonium to a mysterious benefactor. The Expendables intercept them and are shocked to find that the buyer is none other than rogue agent Max Drummer. A large firefight erupts between the Expendables and their allies and the Indestructibles. Lee Christmas, the team's knife expert, engages Hector in a one on one fight and kills him by punching his head into the rotory blades of a helicopter. Church and Mauser fight side by side, until Church mysteriously runs off. Mauser is then shot in the knee by Drummer, who prepares to execute him. Suddenly, Church crashes in driving a stolen jeep and runs Drummer down. Mauser climbs into the jeep and they tear through the Indestructible forces.

    Ross pursues Vilain, who is trying to escape, and engages him in a brutal hand to hand fight. The battle is bitter and relentless, leaving both men badly beaten and bloodied. Just when it appears that Vilain has gained the upper hand, Maggie appears and tosses Ross a grenade belt, which he then wraps around Vilain's neck before pulling all of the pins out. Vilain dies when the grenades explode. 

    In the aftermath, the Expendables prepare to return home while Mauser and Booker depart from the team. Church reveals that he has now abandonned his job at the CIA and become a mercenary too. Ross and Maggie share a brief but passionate kiss before she also leaves, the Expendables get into their plane and fly home. On the way, the team propose a final toast to Tool.


    Retaliation in the Fourth Circuit: Recent Decision Creates New Challenges for Employers

    In May 2015, the Fourth Circuit Court of Appeals (which has jurisdiction over federal courts in Maryland, West Virginia, Virginia, North Carolina, and South Carolina) issued an opinion with negative consequences for employers facing claims of retaliation. En Foster v. University of Maryland-Eastern Shore, No. 14-1073 (May 21, 2015), retaliation plaintiffs achieved a victory when the Fourth Circuit rejected the notion that the decision of the Supreme Court of the United States in University of Texas Southwestern Medical Center v. Nassar was intended to create a &ldquoheightened causation standard&rdquo for retaliation claims brought under the burden-shifting McDonnell Douglas framework. The decision underscores the scrutiny that employers face in the Fourth Circuit, where the rise of employee-friendly standards continues to present a stark departure from conservative precedent.

    Shortly after Iris Foster was hired by the defendant as a campus police officer, she reported that her co-worker, Rudolph Jones, had sexually harassed her. A month after the harassment began, Foster notified her superiors about Jones&rsquos conduct. The defendant&rsquos Director of Human Resources conducted an investigation and concluded that Jones had acted inappropriately. Foster alleged that she was retaliated against for complaining about Jones. Foster complained repeatedly to her superiors about the perceived incidents of retaliation to no avail.

    Foster&rsquos employment was terminated shortly after her last complaint. The defendant offered several justifications for its decision, including that Foster had used almost all of her personal and sick leave for the year in a relatively short time that she was inflexible when asked to come in early or stay past the end of her shift and that she was not a team player. During a deposition, one of Foster&rsquos supervisors offered an additional reason for discharging Foster&mdashthat she was an &ldquounacceptable fit&rdquo for the position of police officer because she complained too often about perceived retaliation.

    Foster filed suit under Title VII of the Civil Rights Act of 1964 alleging retaliatory termination, among other claims. Retaliation plaintiffs can prove retaliation either through direct and indirect evidence (historically referred to as the &ldquomixed motive&rdquo analysis, which is rarely invoked by plaintiffs) or through the burden-shifting framework established by the Supreme Court in the landmark decision of McDonnell Douglas Corp. v. Green, 411 U. S. 792 (1973) (often referred to as the &ldquopretext&rdquo analysis, which is more commonly used by plaintiffs). Foster proceeded under the &ldquopretext&rdquo framework, which required her to first establish a prima facie case of retaliation by showing: (i) that she engaged in protected activity (i.e., that she complained of unlawful sexual harassment) (ii) that her employer took adverse action against her and (iii) that a causal relationship existed between the protected activity and the adverse employment action. Under this analysis, the burden would then shift to the defendant to show that it discharged Foster for a legitimate non-retaliatory reason. If the defendant made that showing, the burden would then shift back to Foster to demonstrate that the purported reason for her termination was not true, but was merely a pretext for discrimination.

    The district court initially denied the defendant&rsquos motion for summary judgment with respect to Foster&rsquos retaliation claim. However, the defendant filed a motion for reconsideration in light of the Supreme Court&rsquos intervening decision in University of Texas Southwestern Medical Center v. Nassar, 133 S. Ct. 2517, 2521 (2013), which held that &ldquoTitle VII retaliation claims require proof that the desire to retaliate was the but-for cause of the challenged employment action.&rdquo In other words, after Nassar, it was widely viewed that a successful retaliation plaintiff must prove that retaliatory animus was the only cause of the challenged adverse employment action, regardless of whether a plaintiff pursued relief under the &ldquomixed motive&rdquo analysis or through the &ldquopretext&rdquo analysis.

    The district court in Foster granted the defendant&rsquos motion for reconsideration and dismissed Foster&rsquos retaliation claim on the grounds that, under the new Nassar standard, Foster could no longer satisfy the causation element of a prima facie case of retaliation under the &ldquopretext&rdquo analysis&mdashi.e., she could not show that her complaints of unlawful conduct were the but-for cause of her termination.

    The Fourth Circuit reversed the district court&rsquos decision with regard to Foster&rsquos retaliation claim. In essence, the court held that Nassar&mdashwhich was decided under the &ldquomixed motive&rdquo framework&mdashdid not expressly alter the causation standard for claims brought under the &ldquopretext&rdquo analysis. Instead, the court determined that the burden of establishing causation at the prima facie stage under the &ldquopretext&rdquo framework is &ldquoless onerous&rdquo than the strict &ldquobut-for&rdquo standard of causation announced by Nassar.

    Antes de Nassar, a retaliation plaintiff pursuing relief under the &ldquomixed motive&rdquo analysis only needed to show&mdashaccording to a 2004 Fourth Circuit case&mdashthat his or her employer was &ldquomotivated to take the adverse employment action by both permissible and forbidden reasons.&rdquo According to the Fourth Circuit, Nassar &ldquosignificantly altered the causation standard for [retaliation] claims&rdquo brought under the &ldquomixed motive&rdquo framework, but had no effect on claims, such as Foster&rsquos, brought under the &ldquopretext&rdquo framework.. The court noted a split in authority among circuit courts on this issue, but chose to follow the prevailing view that Nassar did not alter the elements of a prima facie case of retaliation.

    Indeed, the Fourth Circuit observed that the &ldquopretext&rdquo framework already required plaintiffs to prove that retaliation was the &ldquoactual reason&rdquo for the challenged employment action. Accordingly, the court concluded that &ldquothe McDonnell Douglas [&lsquopretext&rsquo] framework has long demanded proof at the pretext stage that retaliation was a but-for cause of a challenged adverse employment action,&rdquo therefore, &ldquoNassar does not alter the legal standard for adjudicating a McDonnell Douglas retaliation claim.&rdquo

    Conclusiones clave

    The Fourth Circuit&rsquos decisions in Boyer-Liberto y Foster will likely reduce the prospect of obtaining summary judgment on claims of hostile work environment or retaliation, thereby increasing the value of these claims in the eyes of prospective plaintiffs and their attorneys. Isolated instances of harassment now present a greater threat of liability to employers. Accordingly, both cases underscore the importance of taking complaints of harassment seriously and avoiding hasty decisions that could be viewed as retaliatory.


    Ver el vídeo: El asesinato de las hermanas Mirabal marcó el principio del fin para Trujillo (Mayo 2022).