Podcasts de historia

Clayton Powell al Congreso - Historia

Clayton Powell al Congreso - Historia

Adam Clayton Powell fue elegido miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, convirtiéndose en el primer negro del noreste elegido a la Cámara. Powell era hijo de un ministro de Harlem. Estudió en la Universidad de Colgate y se convirtió en ministro y activista activo de los derechos de los negros. Powell permaneció en el Congreso hasta 1970, cuando fue derrotado por Charles Rangel.

Adam Clayton Powell Jr.

Adam Clayton Powell Jr. (29 de noviembre de 1908 - 4 de abril de 1972) [1] fue un pastor y político bautista estadounidense que representó al barrio de Harlem de la ciudad de Nueva York en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos desde 1945 hasta 1971. Fue el primer afroamericano en ser elegido para el Congreso de Nueva York, así como el primero de cualquier estado del noreste. [2] Reelegido durante casi tres décadas, Powell se convirtió en un poderoso político nacional del Partido Demócrata y se desempeñó como portavoz nacional sobre derechos civiles y cuestiones sociales. También instó a los presidentes de Estados Unidos a apoyar a las naciones emergentes de África y Asia en su independencia después del colonialismo.

En 1961, después de 16 años en la Cámara, Powell se convirtió en presidente del Comité de Educación y Trabajo, la posición más poderosa ocupada por un afroamericano en el Congreso. Como presidente, apoyó la aprobación de importantes leyes de derechos sociales y civiles bajo los presidentes John F. Kennedy y Lyndon B. Johnson. A raíz de acusaciones de corrupción, en 1967 Powell fue excluido de su escaño por los representantes demócratas electos del 90 ° Congreso de los Estados Unidos, pero fue reelegido y recuperó el escaño en el fallo de 1969 de la Corte Suprema de los Estados Unidos en Powell contra McCormack. Perdió su escaño en 1970 ante Charles Rangel y se retiró de la política electoral.


Boletín de POLITICO Playbook

Regístrese hoy para recibir el boletín informativo número uno en política

Al registrarse, acepta recibir boletines informativos por correo electrónico o actualizaciones de POLITICO y acepta nuestra política de privacidad y términos de servicio. Puede darse de baja en cualquier momento y puede contactarnos aquí. Este formulario de registro está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.

Cuando el Congreso se reunió en 1967, el mal uso de fondos del Congreso por parte de Powell, el desacato criminal en un caso de difamación y la asistencia irregular, llevaron al Caucus Demócrata de la Cámara a despojarlo de su presidencia. El pleno de la Cámara luego se negó a colocarlo hasta que el Comité Judicial hubiera completado una investigación de las acusaciones en su contra. (Powell instó a sus seguidores a "mantener la fe, cariño", mientras avanzaba la investigación).

El comité finalmente recomendó que Powell fuera censurado, multado y privado de su antigüedad. Pero la Cámara rechazó este veredicto, votando 307 contra 116, para excluirlo. (Al ser informado de su exclusión, Powell afirmó que la votación marcó “el fin de los Estados Unidos de América como la tierra de los libres y el hogar de los valientes”).

En respuesta a su derrocamiento, en este día de 1967, el 86 por ciento de sus electores con sede en Harlem votaron para reelegirlo.

Debido a que su demanda de exclusión contra el Congreso aún estaba pendiente, Powell continuó viviendo en las Bahamas durante las elecciones, optando por no tomar su asiento hasta que se convocara el próximo Congreso. El 3 de enero de 1969, se sentó, mientras se le imponía una multa de 25.000 dólares y se le negaba la antigüedad. En junio, la Corte Suprema de Estados Unidos falló Powell contra McCormack, que la Cámara había actuado de manera inconstitucional cuando lo había excluido.

El ausentismo crónico de Powell contribuyó a su derrota en las primarias demócratas de 1970 ante Charles Rangel.


El congresista Adam Clayton Powell Jr .: The Play

Bruce Chadwick da conferencias sobre historia y cine en la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey. También enseña escritura en la Universidad de la Ciudad de Nueva Jersey. Tiene su doctorado en Rutgers y fue editor del New York Daily News. Se puede contactar al Sr. Chadwick en [email protected]

Hay una foto grande afuera del Teatro Castillo en W.42d Street en Nueva York, donde el nuevo drama individual de Peter DeAnda Adán, sobre Adam Clayton Powell Jr., que muestra al controvertido congresista desde hace mucho tiempo preparándose para hablar con una gran multitud callejera en Harlem. Es una foto fascinante porque capturó al popular Powell en medio de su rebaño de Harlem y en su mejor momento. Esta única foto les recuerda a todos lo carismático que fue Powell desde la década de 1930 hasta la de 1970.

La obra sobre él, que acaba de comenzar, es una bonita historia sobre los logros de Powell en su batalla de toda la vida contra el racismo en la que representó a Harlem durante casi tres décadas en el Congreso. También es una mirada interesante a cómo el público percibe a sus congresistas.

La historia está apropiadamente ambientada en una playa de la isla de Bimini, en las Bahamas, donde Powell, un fanático de la pesca, pasó gran parte de su tiempo. El reverendo está sentado en una silla de playa, con gorra de pescar en la cabeza, gafas de sol en la nariz y las manos en una caña de pescar. Desde su silla de playa retrocede en el tiempo para contar su historia de manera favorable.

Powell se convirtió en ministro de una gran iglesia en Harlem y luego se sumergió en la política. Lideró marchas, manifestaciones y huelgas en la década de 1930 para contratar a más afroamericanos en tiendas y hospitales, luchó por una mejor educación y viviendas públicas para los negros y construyó una gran base de seguidores en Harlem. El carismático y atractivo organizador comunitario fue elegido miembro del Concejo Municipal de Nueva York en 1941 y fue al Congreso como uno de los primeros negros por primera vez (sirvió hasta 1970). Allí luchó por los programas de derechos civiles de las administraciones Kennedy y Johnson.

La obra está llena de historia sólida y lleva a la audiencia hasta el comienzo de la Depresión, cuando Powell y otros sirvieron como pioneros del Movimiento de Derechos Civiles, que no ganó toda su fuerza hasta treinta años después. Aprende mucho sobre el papel y la importancia del ministro en los vecindarios afroamericanos, las batallas entre los líderes comunitarios y los funcionarios de la ciudad y el poder de la manifestación masiva. También aprenderá mucho sobre la política callejera de la ciudad de Nueva York en las décadas de 1930 y 1940.

Es una buena historia, pero no del todo completa.

Lo que siempre molestaba a la gente de Powell era su actitud arrogante, sus frecuentes ausencias al Congreso, los rumores de infidelidad, las tres esposas, los largos viajes a expensas del gobierno, a veces con mujeres jóvenes además de su esposa en ese momento, la irreverencia hacia el Congreso y su determinación de dar la vuelta a todos. uno de los escándalos en los que se vio envuelto en conspiraciones para victimizarlo por ser liberal y ser negro.

También era un inconformista político. No mantuvo vínculos estrechos con su partido, los demócratas, y a menudo se peleó con otros líderes del Movimiento de Derechos Civiles. Rompió filas del partido e hizo campaña a favor de Dwight Eisenhower en 1956, enfureciendo a los demócratas.

El problema con Adán es que el dramaturgo ignora esta conocida historia. Pasa por alto muchos de los problemas en la vida del congresista. Lo retratan como un ministro distinguido, un hombre honrado de la tela y servidor público que fue víctima injustamente toda su vida e ignora el hecho de que el congresista creó sus propios problemas.

La extravagante vida de playboy de Powell finalmente lo atrapó a fines de la década de 1960 cuando el Congreso, harto de sus partidos, mujeriego, viaja a expensas del gobierno y la política inconformista lo acusó y lo censuró (la votación fue de 307 a 116). Fue expulsado del Congreso.

Fue en este momento, alegando ser inocente de todos los cargos, que Powell desarrolló su famosa frase para sus seguidores, "mantén la fe, bebé".

Se postuló para su antiguo escaño en una elección especial y sus electores de Harlem, que lo amaban sin importar lo que sucediera, lo devolvieron al Congreso con un asombroso 85% de los votos. Luego demandó al gobierno, ganó y volvió al Congreso un año después. Sin embargo, el Congreso no había terminado con él. Perdió su antigüedad y su presidencia de la Comisión de Educación y Trabajo. A todo eso se sumó el caso de Yvette Diago, su tercera esposa. Ella era una empleada pagada de él, pero vivió durante seis años en Puerto Rico y, según los informes, no hizo ningún trabajo para su oficina. Fue un caso clásico de un supuesto trabajo ausente y ayudó a poner fin a su carrera. Perdió las elecciones de 1970 y se retiró, muriendo dos años después.

La historia que se cuenta, a pesar de sus omisiones, es buena, llena de historia e información sobre una de las figuras más conocidas del movimiento por los derechos civiles. Solo necesita llenar los agujeros.

La directora Ajene D. Washington obtiene una sólida actuación de Timothy Simonson. Es tentativo como Powell al comienzo de la obra, pero en el medio es impresionante, especialmente cuando predica sermones como Powell el ministro, lo que provocó el rugido de la multitud.

Entonces, al final, ¿quién fue Adam Clayton Powell, Jr., un santo o un pecador?

Su lugar en la historia siempre estará un poco nublado, pero como siempre le pidió a la gente que hiciera, mantén la fe, cariño, mantén la fe ...

PRODUCCIÓN: La obra es producida por el Nuevo Teatro Federal en el Teatro Castillo. Escenografías: Chris Cumberbatch, Vestuario: Katy Roberson, Iluminación: Antoinette Tynes, Sonido: Bill Toles. La obra está dirigida por Ajene D. Washington. Se extiende hasta el 19 de marzo..


Paseos por la libertad

El director nacional de CORE & # x2019s, James Farmer, organizó Freedom Rides en la primavera de 1961, con la misión de probar dos fallos de la Corte Suprema, según The New York Times: Boynton contra Virginia, que desagregó los baños, las salas de espera y los mostradores de almuerzo, y Morgan contra Virginia, que desglosó los autobuses y trenes interestatales.

& # x201CThe Freedom Rides se llevó a cabo cuando el movimiento de derechos civiles estaba cobrando impulso y durante un período en el que los afroamericanos eran acosados ​​y sometidos a segregación rutinariamente en el sur de Jim Crow, & # x201D, informa el Times.

Trece mujeres y hombres blancos y negros participaron en el Freedom Ride original, en dirección sur desde Washington, D.C., incluido el futuro líder de derechos civiles y representante de los Estados Unidos, John Lewis.

De acuerdo con la Base de Datos Global de Acción No Violenta, los voluntarios recibieron entrenamiento intensivo. & # x201C como grupo interracial, su intención era sentarse donde quisieran en autobuses y trenes, así como exigir acceso sin restricciones a los restaurantes y salas de espera de la terminal, & # x201D, afirma.

El movimiento y los participantes crecieron, al igual que los arrestos, la violencia de las turbas y la brutalidad policial.

King estaba a favor de los Freedom Rides, pero no participó personalmente debido al peligro involucrado.

& # x201C En Anniston, Alabama, un autobús fue bombardeado y los pasajeros que huían se vieron obligados a entrar en una turba blanca furiosa & # x201D, escribe el King Institute. & # x201C Como la violencia contra los Freedom Rides aumentó, CORE consideró detener el proyecto. Un Comité de Coordinación de Freedom Ride fue formado por representantes del Comité de Coordinación de Estudiantes No Violentos, CORE y SCLC para sostener los paseos. & # X201D

Los ataques fueron ampliamente informados por los medios de comunicación, pero, según el Veces, hicieron que Farmer pusiera fin a la campaña: & # x201C Los Freedom Riders terminaron su viaje a Nueva Orleans en avión. & # x201D

Pero los esfuerzos y la atención a nivel nacional ayudaron a generar cambios. El 22 de septiembre de 1961, el fiscal general Robert Kennedy ordenó a la Comisión de Comercio Interestatal que pusiera fin a la segregación de las terminales de autobuses interestatales. La Ley de Derechos Civiles de 1964, que puso fin a la segregación en lugares públicos de todo el país, se aprobó tres años después.

Después de Freedom Rides, CORE se concentró en el registro de votantes y copatrocinó la Marcha en Washington en 1963, donde King pronunció su famoso discurso "Tengo un sueño".


Adam Clayton Powell, Jr .: Un héroe imperfecto por los derechos civiles

De 1901 a 1929, ningún negro sirvió en el Congreso, y de 1929 a 1945 solo un miembro del Congreso fue negro. Los tres hombres que representaban a ese distrito de Chicago de mayoría negra, el republicano Oscar De Priest y los demócratas Arthur Mitchell y William Dawson, eran todos hombres estrechamente vinculados con las maquinarias políticas. Los mismos Mitchell y Dawson habían sido republicanos y protegidos de De Priest. Si bien todos ellos ayudaron a los derechos civiles a su manera, ninguno de ellos proporcionó el desafío a Jim Crow como Adam Clayton Powell, Jr.

Elegido en 1944, Powell (1908-1972), un ministro bautista, dio a conocer su presencia en el Congreso desde el principio cuando desafió rutinariamente a los legisladores del Sur. En repetidas ocasiones, por ejemplo, intentaba sentarse lo más cerca posible de John Rankin (D-Miss.), El racista y antisemita más franco de la cámara. Rankin, que había prometido no sentarse junto a los negros, se movería en respuesta. En un caso, los dos hombres cambiaron de asiento cinco veces. Powell también desafió el uso de Rankin de la palabra "negro" en el piso de la Cámara, que apoyó la moral de los votantes negros en todo el país. También desafió con éxito la política informal de & # 8220whites only & # 8221 del restaurante House, que en la práctica solo serviría a los negros si también eran miembros del Congreso.

A partir de 1946, Powell ofrecería sus "Enmiendas Powell" a la legislación federal sobre educación, que prohibiría que la ayuda se extendiera a las escuelas segregadas. Uno de dos resultados resultaría de su apego a la legislación de educación: 1. El proyecto de ley de educación sería rechazado ya que los legisladores del Sur se unirían en su contra. 2. El significado de la enmienda sería completamente destruido en un comité de conferencia. Los esfuerzos de Powell en este asunto a menudo no fueron apreciados por los defensores de la educación federal; en un caso, uno de sus partidarios, Cleve Bailey (D-W.V.), Se enfureció tanto que le dio un puñetazo en la mandíbula. Una forma de la Enmienda Powell se convertiría en el Título VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964, que se aplicaría a los programas gubernamentales en general.

En los temas, Powell era un izquierdista acérrimo. Mientras apoyaba el trato justo hasta la empuñadura, se opuso al programa anticomunista de Truman, incluso en política exterior, colocándolo ideológicamente con los partidarios de la candidatura presidencial de Henry Wallace en 1948. En 1951, él y el otro miembro negro de la cámara, William Dawson (D-Ill.), Lograron acabar con un esfuerzo por construir un hospital de veteranos que solo admitiría personas negras con el argumento de que era una perpetuación de Jim Crow. De nuevo demostró su independencia cuando en 1956 apoyó a Dwight Eisenhower para presidente porque consideraba que la plataforma de derechos civiles del Partido Republicano era superior a la plataforma demócrata de ese año. En 1958, sobrevivió a un esfuerzo de Tammany Hall para derrotarlo en las primarias demócratas. A pesar de que se opuso al establecimiento de su partido, a veces salió en su defensa. En 1960, Martin Luther King Jr. planeaba realizar una marcha en la Convención Nacional Demócrata, y Powell amenazó con contarle a la prensa sobre una relación homosexual entre él y Bayard Rustin si no la cancelaba. Powell tuvo éxito y, a pesar de este pequeño incidente, King lo consideró un aliado en la lucha por los derechos civiles.

En 1961, el presidente del Comité de Trabajo y Educación, Graham Barden (D-N.C.), Un segregacionista conservador, se retiró. Si bien el férreo sistema de antigüedad de la época tendía a beneficiar a demócratas del sur como Barden, esta vez benefició a Powell, quien se convirtió en presidente. Como presidente, fue un firme partidario de las agendas de las administraciones Kennedy y Johnson sobre educación. Powell llegó a la cima de su poder durante el Congreso de la Gran Sociedad, cuando impulsó la aprobación de muchos proyectos de ley de la Gran Sociedad, ya que gran parte de la legislación se originó en su comité, incluida la Ley de Educación Primaria y Secundaria, así como un aumento en el salario mínimo. . Sin embargo, sus problemas de ética y absentismo lo estaban alcanzando.

En 1958, fue acusado de evasión del impuesto sobre la renta y su juicio resultó en un jurado colgado. En 1963, un tribunal dictaminó que había difamado a un elector por alegar que era una & # 8220 mujer de bolsa & # 8221, un mensajero por transferir dinero entre políticos y mafiosos. Por no pagar la sentencia del tribunal, fue sometido a arresto civil en el estado de Nueva York. Dado que las órdenes de arresto civil no podían cumplirse los domingos, Powell solo venía a visitar su distrito los domingos. En 1967, se descubrió que había estado manteniendo a su tercera esposa en su nómina durante seis años y le dio un aumento de sueldo sin que ella realizara ningún trabajo. Powell tampoco solía presentarse a los votos, ya que solía viajar al extranjero a expensas de los contribuyentes o pasaba períodos importantes de tiempo en su casa de vacaciones en Bimini. Este ausentismo molestó a su electorado al igual que su abstención de la votación sobre la Ley de Derechos Electorales de 1965, ya que no la consideró lo suficientemente fuerte.

En 1967, la Cámara votó para no sentarlo después de que una investigación de su conducta reveló numerosas violaciones éticas, y fue excluido del 90º Congreso. Powell desafió esta exclusión en la Corte Suprema y mientras tanto se volvió más estridente en sus puntos de vista & # 8211 menos de dos semanas antes del asesinato de Martin Luther King Jr., renunció a la no violencia y abrazó el Movimiento del Poder Negro. En 1969, la Corte Suprema dictaminó que su exclusión del Congreso era inconstitucional en Powell contra McCormack (1969), por lo que se sentó en el 91º Congreso, pero con multa y pérdida de antigüedad. Aunque Powell había sobrevivido a un desafío del Congreso en la Corte Suprema, su victoria no duró: perdió por 200 votos en las primarias demócratas de 1970, ya que sus electores lo habían inclinado a favor de Charles Rangel. Para empeorar las cosas para Powell, ya estaba enfermo de cáncer de próstata y su condición empeoró después de su derrota. Pasó la mayor parte de los días que le quedaban en Bimini y murió el 4 de abril de 1972, a los 63 años.

Para muchos estadounidenses negros, Powell fue un héroe por sus esfuerzos en favor de los derechos civiles, pero era como los héroes de la Antigua Grecia en el sentido de que era una figura fatalmente defectuosa, y sus fallas provocaron su caída política.

Powell reprendido en la pelea de la corte aquí. (1964, 5 de diciembre). Los New York Times.

Powell, Adam Clayton, Jr. Instituto de Investigación y Educación Martin Luther King, Jr..

El legado mixto de Adam Clayton Powell, Jr. (2016, 15 de febrero). El legado de Arthur Ashe.


Contenido

Powell Foulk Clayton nació en Bethel Township, Pennsylvania, [2] hijo de John y Ann (Clarke) Clayton. [3] La familia Clayton descendía de los primeros colonos cuáqueros de Pensilvania. El antepasado de Clayton, William Clayton, emigró de Chichester, Inglaterra, era un amigo personal y asociado de William Penn, así como uno de los nueve jueces que se sentaron en el Tribunal de Upland en 1681. [4]

Clayton asistió a la Escuela Forwood en Wilmington, Delaware [5] ya la Academia Literaria, Científica y Militar de Pensilvania en Bristol, Pensilvania. [2] Más tarde estudió ingeniería civil en Wilmington. En 1855, se mudó a Kansas para trabajar como topógrafo. Especuló con tierras en Kansas y entró en política cuando se postuló con éxito para la oficina de ingeniero de la ciudad en Leavenworth en 1859 [3] o 1860. [2]

En mayo de 1861, Clayton fue reclutado formalmente en los Voluntarios de los Estados Unidos como capitán de la Compañía E en el 1 ° de Infantería de Kansas. Durante la guerra sirvió principalmente en Arkansas y Missouri y luchó en varias batallas en esos estados. En agosto de 1861, Clayton recibió un elogio por su liderazgo cuando su unidad entró en acción en la Batalla de Wilson's Creek en Missouri. Fue ascendido a teniente coronel de la Quinta Caballería de Kansas en diciembre de 1861 y a coronel en marzo de 1862. [6]

En la Batalla de Helena en Arkansas el 4 de julio de 1863, Clayton estuvo a cargo de la brigada de caballería en el flanco derecho de las fuerzas de la Unión. Recibió elogios por sus acciones durante la batalla. En agosto y septiembre de 1863, el regimiento de Clayton acompañó a las tropas del mayor general Frederick Steele en la campaña contra Little Rock. [2]

En octubre de 1863, Clayton comandó tropas federales que ocuparon Pine Bluff, Arkansas usando la Casa Boone-Murphy como su cuartel general. [7] Durante la Batalla de Pine Bluff, rechazó con éxito un ataque confederado de tres frentes de las fuerzas del general de brigada John S. Marmaduke. Durante la batalla, sus tropas apilaron fardos de algodón alrededor del Palacio de Justicia del Condado de Jefferson y las calles circundantes para hacer una barricada para los defensores de la Unión. [8] También hizo varias incursiones alrededor de Little Rock, incluso para apoyar a Steele durante la Expedición de Camden en la primavera de 1864. [2]

Clayton fue idolatrado por sus hombres y respetado por sus enemigos. John Edwards, un oficial confederado al mando de Joseph O. Shelby escribió: "El coronel Clayton era un oficial activo y emprendedor, lúcido, rápido para concebir y valiente y rápido para ejecutar. Su éxito en el campo lo ha llevado a. ser considerado el comandante federal de caballería más capaz al oeste del Mississippi ". [9]

Clayton fue nombrado general de brigada de voluntarios el 1 de agosto de 1864. Cuando fue retirado del servicio en agosto de 1865, comandó la división de caballería del Séptimo Cuerpo de Ejército. Mientras aún estaba al mando de Pine Bluff, Clayton invirtió en algodón y adquirió fondos suficientes para comprar una plantación en el condado de Jefferson, Arkansas, donde residió después de la guerra. [10]

Después de la guerra, Clayton se convirtió en Compañero de la Primera Clase de la Comandancia de Missouri de la Orden Militar de la Legión Leal de los Estados Unidos. [11]

Gobernador de Arkansas: 1868–1871 Editar

En 1867, Clayton participó en la formación del Partido Republicano de Arkansas. Entró en la política de Arkansas debido a su creencia de que los unionistas necesitaban protección adicional después de varios enfrentamientos con ex rebeldes en su plantación. [2]

En 1866, los demócratas tomaron el control de la legislatura estatal y nominaron a dos senadores estadounidenses. Sin embargo, el Congreso controlado por los republicanos se negó a colocarlos. En marzo de 1867, el Congreso aprobó las Leyes de Reconstrucción de 1867 declarando ilegales a los gobiernos de Arkansas y otros nueve estados ex Confederados y requiriendo que esos estados adopten nuevas constituciones que otorguen derechos civiles a los libertos. El gobierno militar se estableció en todo el sur durante la Reconstrucción del Congreso. El general Edward Ord fue nombrado gobernador militar del Cuarto Distrito Militar que incluía Arkansas. La legislatura de Arkansas se disolvió y Ord pidió una convención constitucional. [10]

La mayoría de los delegados a la convención constitucional de 1868 eran republicanos, ya que pocos demócratas podían hacer el "juramento férreo" de que no habían servido en la Confederación ni proporcionado ayuda o consuelo al enemigo. Aunque Clayton no fue delegado a la convención constitucional, participó en la convención de nominaciones del estado republicano que se estaba reuniendo al mismo tiempo. Clayton fue seleccionado como candidato a gobernador republicano y James M. Johnson como candidato a vicegobernador. [12]

La ratificación de la constitución de 1868, que otorgaba los derechos civiles y el voto a los libertos, provocó furor entre los demócratas, que se adherían a las creencias supremacistas blancas. Esa primavera, el Ku Klux Klan surgió en Arkansas y fue responsable de más de 200 asesinatos previos a las elecciones de 1868. [13]

El 1 de abril de 1868, la junta estatal de comisionados electorales anunció la ratificación de la constitución y la elección de Clayton como gobernador de Arkansas. El Congreso aceptó la constitución de Arkansas de 1868 como legal. El presidente demócrata Andrew Johnson lo vetó, pero el Congreso dominado por los republicanos pudo anular su veto. El estado fue readmitido para la representación en el Congreso cuando Clayton fue investido gobernador el 2 de julio de 1868. La nueva legislatura aceptó unánimemente la Decimocuarta Enmienda y el Congreso declaró Arkansas reconstruida. [14]

Como gobernador, Clayton enfrentó una feroz oposición de los líderes políticos conservadores del estado y la violencia contra los negros y miembros del partido republicano liderado por el Ku Klux Klan. Durante este tiempo, el congresista republicano de Arkansas James Hinds fue atacado y asesinado mientras se dirigía a un evento político [15] y Clayton sobrevivió a un atentado contra su vida. Clayton respondió agresivamente al surgimiento del Klan en Arkansas declarando la ley marcial en catorce condados durante cuatro meses a fines de 1868 y principios de 1869. [13] Clayton organizó la milicia estatal y colocó al general Daniel Phillips Upham a cargo para ayudar a reprimir la violencia en todo el país. estado. [dieciséis]

Durante su mandato de tres años como gobernador, Clayton y los republicanos en la legislatura pudieron aprobar muchas leyes para mejorar Arkansas. Se emitieron bonos estatales para financiar la construcción de varios ferrocarriles en todo el estado. El primer sistema de escuelas públicas gratuitas en Arkansas se instaló durante la gobernación de Clayton. La administración de Clayton también formó la Universidad Industrial de Arkansas, la Escuela de Arkansas para Sordos y la reubicación de la Escuela de Arkansas para Ciegos. [2]

Guerra Brooks-Baxter Editar

Durante la gobernación de la Reconstrucción de Clayton, el partido republicano de Arkansas se dividió ante la seria oposición de los conservadores. [17] Clayton y sus partidarios eran conocidos localmente como "juglares", dominaban el partido republicano y pudieron obtener el reconocimiento de la organización republicana nacional y controlar el patrocinio federal en el estado. Esta posición le valió a Clayton pocos amigos a nivel del partido republicano estatal y enfrentó repetidos desafíos a su liderazgo. [2] El asunto se conoce como la Guerra Brooks-Baxter. [18]

En 1868, Joseph Brooks, que había sido socio de Clayton en la formación del Partido Republicano de Arkansas, rompió con Clayton y formó una facción conocida como "Brindletails". La oposición de Brooks a Clayton se desarrolló en parte debido a la postura cada vez más moderada de Clayton hacia los ex confederados, pero también debido al desplazamiento de Clayton de Brooks como líder del Partido Republicano de Arkansas. [2]

En 1869, el vicegobernador James M. Johnson acusó a Clayton de corrupción en la emisión de bonos ferroviarios y abuso de poder en su programa para reprimir la violencia. Los partidarios de Johnson, en su mayoría republicanos blancos del noroeste de Arkansas, se llamaban a sí mismos republicanos liberales. Los Brindletail acusaron a Clayton en 1871, sin embargo, la legislatura nunca escuchó el caso en su contra y él resistió el desafío. [2]

Senador de los Estados Unidos: 1871–1877 Editar

En enero de 1871, la legislatura de Arkansas eligió a Clayton para el Senado de los Estados Unidos, lo que inició otra controversia de la administración de Clayton. Clayton no quería aceptar el escaño en el Senado y que su oponente político y vicegobernador James M. Johnson lo sucediera como gobernador. En cambio, Clayton rechazó la posición del Senado y negoció el nombramiento de Johnson como Secretario de Estado de Arkansas y reemplazó a Johnson con Ozra Hadley. En marzo de 1871, la legislatura volvió a elegir a Clayton para el Senado de los Estados Unidos, que aceptó esta vez. [17]

Se desempeñó como presidente del Comité de Proyectos de Ley Registrados y del Comité de Reducción de la Administración Pública. [19]

En enero de 1872, el Comité Selecto Conjunto del Senado de los Estados Unidos para investigar la situación de los últimos estados insurreccionales escuchó testimonios que plantearon preguntas sobre el comportamiento y la integridad de Clayton como gobernador. Un fiscal de distrito de los Estados Unidos testificó que en abril de 1871, después de que Clayton se convirtió en senador de los Estados Unidos, un gran jurado lo acusó de cargos de que, como gobernador, Clayton emitió credenciales electorales fraudulentas para la elección de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos a John Edwards. [17]

En respuesta a estas acusaciones, Clayton sostuvo que en ocho distritos electorales se habían realizado dos conjuntos de votaciones por separado. Un grupo fue supervisado por jueces autorizados y el otro bajo el control no autorizado de facciones políticas opuestas. La Corte Suprema de Arkansas dictaminó que las elecciones legales se habían llevado a cabo en los lugares de votación autorizados y que las declaraciones de los demás fueron fraudulentas. Como gobernador, Clayton descartó las declaraciones de los lugares de votación fraudulentos y certificó al candidato que ganó con los votos genuinos. El candidato contrario, Thomas Boles, impugnó la elección y reemplazó a John Edwards en la Cámara de Representantes de Estados Unidos en febrero de 1872. [17]

El comité consideró que el tema estaba más allá de su jurisdicción y entregó el asunto al Senado. A pedido de Clayton, el Senado nombró un comité especial de tres miembros para investigar los cargos. En junio de 1872, después de entrevistar a treinta y ocho testigos y generar cinco mil páginas de transcripción, el comité emitió un informe parcial indicando que el testimonio parecía no sustentar los cargos contra Clayton. El comité señaló que los cargos provenían de los acérrimos rivales políticos de Clayton y que la acusación contra Clayton se había retirado por falta de pruebas. Sin embargo, los miembros del comité declararon que requerían tiempo adicional y que emitirían un informe final en la próxima sesión del Senado. [17]

En febrero de 1873, el comité emitió su informe final declarando que el testimonio no sustentaba los cargos contra Clayton y que no había evidencia de que tuviera alguna intención fraudulenta al certificar la elección de Edwards según lo ordenado por la corte suprema del estado. El Senado votó 33 a 6 para aceptar las conclusiones del comité. Nueve senadores, en su mayoría demócratas, se abstuvieron de votar alegando que no se les dio suficiente tiempo para revisar suficientemente todos los testimonios. [17]

Mientras estaba en el Senado, Clayton apeló a su hermano, William HH Clayton, el fiscal federal en Arkansas y al presidente Ulysses S. Grant para que el juez Isaac Parker fuera reasignado de Utah a Fort Smith, Arkansas, una zona fronteriza con un alto índice de violencia. y crimen. Parker, el legendario "Juez Colgante", junto con el Fiscal Federal Clayton, tienen el mérito de traer la ley y el orden a la región. [20]

En 1877, Clayton perdió su escaño en el Senado desde la legislatura, ahora dominada por demócratas que eligieron a uno de los suyos para el Senado. Clayton regresó a Little Rock, Arkansas, donde reanudó su práctica legal y apoyó el desarrollo económico. [2]


Contenido

Powell Foulk Clayton nació en Bethel Township, Pennsylvania, [2] hijo de John y Ann (Clarke) Clayton. [3] La familia Clayton descendía de los primeros colonos cuáqueros de Pensilvania. El antepasado de Clayton, William Clayton, emigró de Chichester, Inglaterra, era un amigo personal y asociado de William Penn, así como uno de los nueve jueces que se sentaron en el Tribunal de Upland en 1681. [4]

Clayton asistió a la Escuela Forwood en Wilmington, Delaware [5] ya la Academia Literaria, Científica y Militar de Pensilvania en Bristol, Pensilvania. [2] Más tarde estudió ingeniería civil en Wilmington. En 1855, se mudó a Kansas para trabajar como topógrafo. Especuló con tierras en Kansas y entró en política cuando se postuló con éxito para la oficina de ingeniero de la ciudad en Leavenworth en 1859 [3] o 1860. [2]

En mayo de 1861, Clayton fue reclutado formalmente en los Voluntarios de los Estados Unidos como capitán de la Compañía E en el 1 ° de Infantería de Kansas. Durante la guerra sirvió principalmente en Arkansas y Missouri y luchó en varias batallas en esos estados. En agosto de 1861, Clayton recibió un elogio por su liderazgo cuando su unidad entró en acción en la Batalla de Wilson's Creek en Missouri. Fue ascendido a teniente coronel de la Quinta Caballería de Kansas en diciembre de 1861 y a coronel en marzo de 1862. [6]

En la Batalla de Helena en Arkansas el 4 de julio de 1863, Clayton estuvo a cargo de la brigada de caballería en el flanco derecho de las fuerzas de la Unión. Recibió elogios por sus acciones durante la batalla. En agosto y septiembre de 1863, el regimiento de Clayton acompañó a las tropas del mayor general Frederick Steele en la campaña contra Little Rock. [2]

In October 1863, Clayton commanded federal troops occupying Pine Bluff, Arkansas using the Boone-Murphy House as his headquarters. [7] During the Battle of Pine Bluff, he successfully repulsed a three-pronged Confederate attack of the forces of Brigadier General John S. Marmaduke. During the battle, his troops piled cotton bales around the Jefferson County Courthouse and surrounding streets to make a barricade for the Union defenders. [8] He also made several forays around Little Rock including to support Steele during the Camden Expedition in the spring of 1864. [2]

Clayton was idolized by his men and respected by his enemies. John Edwards, a Confederate officer in Joseph O. Shelby's command wrote: "Colonel Clayton was an officer of activity and enterprise, clear-headed, quick to conceive, and bold and rapid to execute. His success in the field has caused him. to be considered the ablest Federal commander of Cavalry west of the Mississippi." [9]

Clayton was appointed a brigadier general of volunteers on August 1, 1864. When he was mustered out of the service in August 1865, he commanded the cavalry division of the Seventh Army Corps. While still in command at Pine Bluff, Clayton invested in cotton and acquired enough funds to purchase a plantation in Jefferson County, Arkansas where he resided after the war. [10]

After the war, Clayton became a Companion of the First Class of the Missouri Commandery of the Military Order of the Loyal Legion of the United States. [11]

Governor of Arkansas: 1868–1871 Edit

In 1867, Clayton participated in the formation of the Arkansas Republican party. He entered Arkansas politics due his belief that Unionists needed additional protection after several confrontations with ex-Rebels on his plantation. [2]

In 1866, Democrats took control of the state legislature and nominated two U.S. Senators. However, the Republican-controlled Congress refused to seat them. In March 1867, Congress passed the Reconstruction Acts of 1867 declaring the governments of Arkansas and nine other former Confederate states illegal and requiring those states to adopt new constitutions providing civil rights to freedmen. Military rule was established across the South during Congressional Reconstruction. General Edward Ord was appointed military governor of the Fourth Military District which included Arkansas. The Arkansas legislature was disbanded and Ord called for a constitutional convention. [10]

Most of the delegates to the 1868 constitutional convention were Republican since few Democrats could take the "ironclad oath" that they had not served in the Confederacy or provided aid or comfort to the enemy. Although Clayton was not a delegate to the constitutional convention, he did participate in the Republican state nominating convention which was meeting at the same time. Clayton was selected as the Republican gubernatorial nominee and James M. Johnson as the candidate for lieutenant governor. [12]

The ratification of the 1868 constitution, providing civil rights and the vote to freedmen, produced a furor among Democrats, who adhered to white supremacist beliefs. That Spring the Ku Klux Klan arose in Arkansas, and was responsible for more than 200 murders leading up to the 1868 election. [13]

On April 1, 1868, the state board of election commissioners announced ratification of the constitution and Clayton's election as Governor of Arkansas. Congress accepted the Arkansas constitution of 1868 as legal. Democratic President Andrew Johnson vetoed it, but the Republican-dominated Congress was able to override his veto. The state was readmitted to representation in Congress when Clayton was inaugurated as Governor on July 2, 1868. The new legislature unanimously accepted the Fourteenth Amendment and Congress declared Arkansas reconstructed. [14]

As governor, Clayton faced fierce opposition from the state's conservative political leaders and violence against blacks and members of the Republican party led by the Ku Klux Klan. During this time Arkansas Republican Congressman James Hinds was attacked and killed while on his way to a political event [15] and Clayton survived an attempt on his life. Clayton responded aggressively to the emergence of the Klan in Arkansas by declaring martial law in fourteen counties for four months in late 1868 and early 1869. [13] Clayton organized the state militia and placed General Daniel Phillips Upham in charge to help suppress violence throughout the state. [dieciséis]

During his three-year term as governor, Clayton and the Republicans in the legislature were able to pass many laws to improve Arkansas. State bonds were issued to fund the construction of several railroads throughout the state. The first ever free public school system in Arkansas was installed during Clayton's governorship. The Clayton administration also formed the Arkansas Industrial University, the Arkansas School for the Deaf and the relocation of the Arkansas School for the Blind. [2]

Brooks-Baxter War Edit

During Clayton's Reconstruction governorship, the Arkansas Republican party splintered in the face of serious opposition from conservatives. [17] Clayton and his supporters were known locally as "Minstrels", they dominated the Republican party and were able to secure recognition from the National Republican organization and control the federal patronage in the state. This position garnered Clayton few friends at the state Republican party level and he faced repeated challenges to his leadership. [2] The affair has become known as the Brooks-Baxter War. [18]

In 1868, Joseph Brooks who had been a partner with Clayton in the formation of the Arkansas Republican party, broke with Clayton and formed a faction known as the "Brindletails". Brooks' opposition to Clayton developed partly due to Clayton's increasingly moderate stance toward ex-Confederates but also due to Clayton's displacement of Brooks as leader of the Arkansas Republican party. [2]

In 1869, Lieutenant Governor James M. Johnson charged Clayton with corruption in the issuance of railroad bonds and misuse of power in his program to suppress violence. The supporters of Johnson, mostly white Republicans from Northwest Arkansas called themselves Liberal Republicans. The Brindletails impeached Clayton in 1871 however, the legislature never heard the case against him and he withstood the challenge. [2]

U.S. Senator: 1871–1877 Edit

In January 1871, the Arkansas legislature elected Clayton to the United States Senate which initiated another controversy of Clayton's administration. Clayton did not want to accept the Senate seat and have his political opponent and lieutenant governor James M. Johnson succeed him as governor. Instead, Clayton refused the Senate position and negotiated Johnson's appointment as Secretary of State of Arkansas and replaced Johnson with Ozra Hadley. In March 1871, the legislature again elected Clayton to the U.S. Senate which he accepted this time. [17]

He served as chairman on the Committee on Enrolled Bills and on the Committee on Civil Service Retrenchment. [19]

In January 1872, the U.S. Senate Joint Select Committee to Inquire into the Condition of the Late Insurrectionary States heard testimony raising questions about Clayton's behavior and integrity as governor. A United States district attorney testified that in April 1871, after Clayton became U.S. Senator, a grand jury had indicted him on charges that as governor Clayton issued fraudulent election credentials for the U.S. House of Representatives election to John Edwards. [17]

In response to these allegations, Clayton contended that in eight precincts, there had been two separate sets of polls. One set was overseen by authorized judges and the other under the unauthorized control of opposing political factions. The Arkansas Supreme Court ruled that the legal election had been held at the authorized polling places and that returns from the others were fraudulent. As governor, Clayton discarded the returns from the fraudulent polling places and certified the candidate who won from the genuine votes. The opposing candidate, Thomas Boles, contested the election and replaced John Edwards in the U.S. House of Representatives in February 1872. [17]

The committee judged the issue to be beyond its jurisdiction and turned the matter over to the Senate. At Clayton's request, the Senate appointed a special three-member committee to investigate the charges. In June 1872, after interviewing thirty-eight witnesses and generating five thousand pages of transcript, the committee issued a partial report indicating that the testimony appeared to not sustain the charges against Clayton. The committee noted that the charges came from Clayton's bitter political rivals and that the indictment against Clayton had been dropped due to lack of evidence. However, the committee members stated that they required additional time and would issue a final report in the next session of the Senate. [17]

In February 1873, the committee issued its final report declaring that the testimony failed to sustain the charges against Clayton and that there was no evidence that he had any fraudulent intent in certifying the election of Edwards as directed by the state supreme court. The Senate voted 33 to 6 to accept the committee's findings. Nine senators, mostly Democrats, abstained from voting on the grounds that they were not given enough time to sufficiently review all of the testimony. [17]

While in the Senate, Clayton appealed to his brother, William H.H. Clayton, the US Attorney in Arkansas, and President Ulysses S. Grant to have Judge Isaac Parker reassigned from Utah to Fort Smith, Arkansas, a frontier area with a high rate of violence and crime. Parker, the legendary "Hanging Judge," along with U.S. Attorney Clayton, are credited with bringing law and order to the region. [20]

In 1877, Clayton lost his Senate seat since the legislature, now dominated by Democrats elected one of their own to the Senate. Clayton moved back to Little Rock, Arkansas where he resumed his law practice and supported economic development. [2]


Adam Clayton POWELL, Jr., Congress, NY (1908-1972)

POWELL Adam Clayton, Jr. , a Representative from New York born in New Haven, Conn., November 29, 1908 attended the public schools of New York City graduated from Colgate University, Hamilton, N.Y., 1930 graduated from Columbia University, New York, N.Y., 1932 graduated from Shaw University, Raleigh, N.C., 1934 ordained minister member of the New York, N.Y., city council, 1941 newspaper publisher and editor journalist instructor, Columbia University Extension School, 1932-1940 cofounder of the National Negro Congress member of the New York state, Consumer Division, Office of Price Administration, 1942-1944 member of the Manhattan Civilian Defense 1942-1945 elected as a Democrat to the Seventy-ninth and to the ten succeeding Congresses (January 3, 1945-January 3, 1967) elected as a Democrat to the Ninetieth Congress, but was not sworn in and, pursuant to H.Res. 278, on March 1, 1967, was excluded from membership elected as a Democrat to the Ninetieth Congress, by special election, to fill the vacancy caused by his exclusion but was not sworn in reelected to the Ninety-first Congress (January 3, 1969-January 3, 1971) unsuccessful candidate for renomination to the Ninety-second Congress in 1970 chairman, Committee on Education and Labor (Eighty-seventh through Eighty-ninth Congresses) died on April 4, 1972, in Miami, Fla. cremated and ashes scattered over South Bimini in the Bahamas.


Congressman Adam Clayton Powell Jr.: The Play

Bruce Chadwick lectures on history and film at Rutgers University in New Jersey. He also teaches writing at New Jersey City University. He holds his PhD from Rutgers and was a former editor for the New York Daily News. Mr. Chadwick can be reached at [email protected]

There is a large photo outside of the Castillo Theater on W. 42d Street in New York, where Peter DeAnda’s new one-man drama Adán, about Adam Clayton Powell Jr., is playing, that shows the longtime, controversial Congressman getting ready to talk to a huge street crowd in Harlem. It is a mesmerizing photo because it caught the popular Powell in the middle of his Harlem flock and at his best. This one single photo reminds everybody of what a charismatic leader Powell was from the 1930s to the 1970s.

The play about him, that just opened, is a nice story about Powell’s achievements in his lifelong battle against racism in which he represented Harlem for nearly three decades in Congress. It is also an interesting look at how the public perceives its Congressmen.

The story is appropriately set on a beach on the island of Bimini, in the Bahamas, where Powell, a fishing fanatic, spent much of his time. The Reverend is seated in a beach chair, fishing cap on his head, sunglasses on his nose and hands on a fishing pole. From his beach chair he goes back through time to tell his story in a favorable way.

Powell became the minister of a large church in Harlem and then plunged into politics. He led marches, demonstrations and strikes in the 1930s to get more African Americans hired in stores and hospitals, fought for better education and public housing for blacks and built a large base following in Harlem. The charismatic, handsome community organizer was elected to the New York City Council in 1941 and went to Congress as one of its first blacks for the first time (he served through 1970). There he fought for the Kennedy and Johnson administrations' Civil Rights programs.

The play is full of solid history and takes the audience all the way back to the start of the Depression when Powell and others served as the pioneers of the Civil Rights Movement, which did not gain full strength until thirty years later. You learn much about the role, and importance, of the minister in African American neighborhoods, the battles between community leaders and city officials and the power of the mass demonstration. You learn much about the street politics of New York City in the 1930s and 1940s, too.

It is a good story, but not really a complete one.

What always annoyed people about Powell was his cavalier attitude, frequent absences from Congress, rumors of infidelity, three wives, long travels at government expense, sometimes with young women other than his wife at the time, irreverence toward Congress and his determination to turn every one of the scandals in which he found himself involved into conspiracies to victimize him for being a liberal and being black.

He was also a political maverick. He did not maintain close ties to his party, the Democrats, and often feuded with other leaders in the Civil Rights Movement. He broke party ranks and campaigned for Dwight Eisenhower in 1956, infuriating the Democrats.

El problema con Adán is that the playwright ignores this well-known history. He glosses over a lot of the troubles in the life of the Congressman. He is portrayed as a distinguished minister, a righteous man of the cloth and public servant who was unfairly victimized all of his life and ignores the fact that the Congressman created his own problems.

Powell’s extravagant playboy life finally caught up to him in the late 1960s when Congress, fed up with his parties, womanizing, travels at government expense and maverick politics brought him up on charges and censured him (the vote was 307 to 116). He was booted out of Congress.

It was at this time, pleading innocent to all charges, that Powell developed his famous line to his followers, “keep the faith, baby.”

He ran for his old seat in a special election and his Harlem constituents, who loved him no matter what happened, returned him to Congress with an astonishing 85% of the vote. He then sued the government, won and went back to Congress a year later. Congress was not finished with him, though. He lost his seniority and his chairmanship of the Education and Labor Committee. Added to all of that was the case of Yvette Diago, his third wife. She was a paid employee of his but lived for six years in Puerto Rico, reportedly not doing any work for his office. It was a classic case of an alleged no-show job and helped to end to his career. He lost the 1970 election and retired, dying two years later.

The story that is told, despite its omissions, is a good one, full of history and information about one of the well-known figures of the Civil Rights movement. It just needs to fill in the holes.

Director Ajene D. Washington gets a solid performance from Timothy Simonson. He is tentative as Powell at the start of the play, but by the middle of it is impressive, especially when he preaches sermons as Powell the minister, which drew a roar from the crowd.

So, in the end, who was Adam Clayton Powell, Jr., a saint or a sinner?

His place in history will always be a bit cloudy, but as he always asked people to do, keep the faith, baby, keep the faith…

PRODUCTION: The play is produced by the New Federal Theatre at the Castillo Theater. Sets: Chris Cumberbatch, Costumes: Katy Roberson, Lighting: Antoinette Tynes, Sound: Bill Toles. The play is directed by Ajene D. Washington. It runs through March 19.

List of site sources >>>


Ver el vídeo: El centro de la solución política.en Colombia es Asamblea N. Constituyente y Nueva Constitución: (Enero 2022).