Podcasts de historia

Ley de Ostende de 1854 - Historia

Ley de Ostende de 1854 - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El presidente Pierce intentó comprar Cuba a España. Pierce instruyó a sus representantes a tomar las medidas necesarias para lograr este objetivo, incluso si eso significaba ir a la guerra. Cuando se filtró a la prensa el documento en el que afirmaba estos planes (El Manifiesto de Ostende), Pierce refutó la política.

La toma de Cuba, con sus plantaciones de azúcar y esclavos, era un objetivo primordial del Sur. Sintieron que agregar Cuba, dividida en unos pocos estados, restablecería el equilibrio entre esclavos y estados libres. El presidente Polk ya había ofrecido 100 millones de dólares por Cuba, pero los españoles habían respondido que preferían verlo hundido antes que vendérselo a Estados Unidos.

En 1850 y 1851, el Sur envió dos expediciones a Cuba para fomentar la revolución. Ambos fracasaron. El segundo terminó con la muerte de muchos de los enviados.

En 1854, los funcionarios españoles se apoderaron de un vapor estadounidense llamado "El Guerrero Negro". A continuación, el Secretario de Estado encargó a los ministros estadounidenses en España, Inglaterra y Francia que presentaran sus recomendaciones para la toma de Cuba. Se reunieron en Ostende, Bélgica, e instaron a la administración a ofrecer 120 millones de dólares por Cuba. Luego, si España se negaba, escribieron, los Estados Unidos estarían justificados para apoderarse de ella. Su recomendación se filtró y los opositores del Norte a la incautación tuvieron un día de campo político. Esto disuadió efectivamente al presidente Pierce de emprender cualquier acción.


Manifiesto de Ostende

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Manifiesto de Ostende, (18 de octubre de 1854), comunicación de tres diplomáticos estadounidenses al Secretario de Estado William L. Marcy, en la que abogaba por la incautación de Cuba por parte de Estados Unidos de España. El incidente marcó el punto culminante del impulso expansionista estadounidense en el Caribe en la década de 1850.

Después de que Pierre Soulé, ministro estadounidense en España, fracasara en su misión de asegurar la compra de Cuba (1853), Marcy ordenó a James Buchanan, ministro en Gran Bretaña, y a John Y. Mason, ministro en Francia, que conferenciaran con Soulé en Ostende, Bélgica. Su despacho instó a Estados Unidos a tomar Cuba si Estados Unidos poseía el poder y si España rechazaba la venta. Esta acción se debió tanto al temor de una revuelta de esclavos en Cuba similar a la de Haití como al deseo de expandir el territorio de esclavos de Estados Unidos. Sus propuestas, redactadas en un lenguaje intemperante, fueron rechazadas y, cuando se filtró el contenido del despacho, la prensa republicana lo calificó como un "manifiesto" que apelaba a la opinión sureña.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Kara Rogers, editora principal.


Wilmot Proviso

El Wilmot Proviso habría prohibido la esclavitud en cualquier territorio adquirido durante la Guerra Mexicana.

Objetivos de aprendizaje

Evaluar las razones por las que Wilmot Proviso no se convirtió en ley

Conclusiones clave

Puntos clave

  • El Wilmot Proviso fue una ley propuesta por el congresista David Wilmot para prohibir la esclavitud en los territorios que se adquirirán después de la Guerra Mexicana.
  • El Proviso provocó un debate sectario en el Congreso que obligó a los líderes políticos a hacer numerosos compromisos para determinar el problema de los esclavos en los territorios estadounidenses recién adquiridos.
  • Los sureños argumentaron que el gobierno federal no tenía bases constitucionales para legislar contra la expansión de la esclavitud.
  • Los norteños afirmaron que la prohibición de la expansión de la esclavitud era necesaria para proteger los intereses de los granjeros y evitar que la agricultura del sur dominara la economía agraria de los Estados Unidos.

Términos clave

  • Wilmot Proviso: Una controvertida ley, propuesta por el congresista David Wilmot, que habría prohibido la esclavitud en cualquier territorio que se adquiriera de México en la Guerra de México, incluida la zona más tarde conocida como & # 8220Mexican Cession & # 8221, pero que algunos proponentes interpretaron como también incluyen las tierras en disputa en el sur de Texas y Nuevo México, al este del Río Grande.
  • soberanía estatal: En el discurso político estadounidense, los derechos que tienen los estados individuales en contraposición a los que posee el gobierno federal según lo determina la Constitución de los Estados Unidos.

El Wilmot Proviso, propuesto por el congresista David Wilmot, habría prohibido la esclavitud en cualquier territorio que se adquiriera de la Guerra Mexicana. El resultado fue un violento debate sectario en el Congreso que obligó a los líderes políticos a hacer numerosos compromisos para determinar el problema de los esclavos en los territorios estadounidenses recién adquiridos.

& # 8220Whig Harmony & # 8221: Una caricatura que representa la división ideológica dentro del Partido Whig en el período previo a la convención de junio de 1848, Wilmot Proviso fue el último obstáculo para el candidato presidencial Zachary Taylor mientras intentaba buscar el apoyo del Sur para su campaña.

Antecedentes y contexto

Después de la captura de Nuevo México y California en las primeras fases de la Guerra Mexicana, el enfoque político cambió a cómo estos nuevos territorios se dividirían entre estados esclavistas y estados libres. El Wilmot Proviso, propuesto en agosto de 1846, rápidamente llevó el tema a la vanguardia política. David Wilmot, un demócrata de Pensilvania, redactó una legislación que decretó que "ni la esclavitud ni la servidumbre involuntaria existirán jamás" en ninguno de los nuevos territorios adquiridos de México, incluidos Texas y California. Para muchos sureños, el Wilmot Proviso forzó el tema de la esclavitud como un componente central de la Guerra Mexicana. Liderados por John C. Calhoun, los esclavistas del sur afirmaron que el gobierno federal no tenía derecho a restringir la propagación de la esclavitud en ningún territorio nuevo, alegando que era el derecho de cada estado individual, según el principio de soberanía estatal, determinar si su territorio se reduciría o no. ser libre o permitir la esclavitud.

En el norte, muchos abolicionistas y defensores radicales de la lucha contra la esclavitud adoptaron el Wilmot Proviso. Además, el Wilmot Proviso encontró apoyo entre aquellos que eran apáticos sobre el tema de los esclavos, como el propio David Wilmot. Para Wilmot y otros whigs, la esclavitud era una amenaza fundamental para Estados Unidos no por su brutalidad o estructura coercitiva, sino porque invadía los derechos de los hombres libres blancos a trabajar y cultivar nuevas tierras en Occidente. En otras palabras, para la mayoría de los políticos del Norte, la preocupación era proteger el acceso de los granjeros libres a la tierra y las oportunidades socioeconómicas en Occidente de los estados esclavistas del Sur que buscaban la completa dominación e infiltración de cualquier nuevo territorio para perpetuar la agricultura de plantación. .

El Wilmot Proviso fue asesinado en el Senado, pero el debate que provocó reveló una división fundamental entre los políticos del Norte y del Sur, lo que se tradujo en una división sectaria nacional sobre el gobierno de nuevos territorios. Cada vez más, ambas partes llegaron a verse mutuamente como amenazas para el progreso y la prosperidad nacionales.

Retrato de David Wilmot: El congresista David Wilmot propuso el Wilmot Proviso en 1846.


Oposición a la Ley Kansas-Nebraska

A pesar de la feroz oposición de los abolicionistas y Free Soilers, como se conocía a quienes se oponían a extender la esclavitud a nuevos territorios, el Senado aprobó el proyecto de ley de Nebraska. El presidente Franklin Pierce lo promulgó el 30 de mayo de 1854.

En los meses previos a la aprobación del proyecto de ley, la mayoría de los grupos de nativos americanos que vivían en la tierra en cuestión firmaron tratados cediendo sus tierras al gobierno de los EE. UU., Y todos finalmente se vieron obligados a mudarse al sur a las reservas en lo que ahora es Oklahoma.

En el norte, donde el sentimiento abolicionista estaba creciendo, muchos condenaron a Douglas por anular el Compromiso de Missouri y allanar el camino para la esclavitud y la extensión de la esclavitud a los territorios, en lugar de su extinción final.

No había duda de que Nebraska sería un estado libre, pero el destino de su vecino del sur, Kansas, se convirtió en un tema de feroz debate. Los activistas a favor y en contra de la esclavitud inundaron el nuevo territorio de Kansas, y cada lado buscó convertir la soberanía popular en su propio beneficio. Mientras las dos partes intercambiaban arrebatos de violencia e intimidación, & # x201CBleeding Kansas & # x201D generaría titulares nacionales, lo que inflamaría aún más las tensiones seccionales sobre la esclavitud y el futuro # x2019s.

La aprobación de la Ley Kansas-Nebraska también tuvo un profundo impacto político. El debate sobre el proyecto de ley dividió al Partido Whig, que finalmente se disolvió, y dividió a Douglas & # x2019 Partido Demócrata a lo largo de líneas seccionales. En uno de los momentos más acalorados del debate, el congresista a favor de la esclavitud Preston Brooks de Carolina del Sur, recurrió a golpear al senador antiesclavista Charles Sumner de Massachusetts con su bastón en el piso del Senado en 1856.

La oposición a la Ley Kansas-Nebraska inspiró la formación del Partido Republicano, que se convirtió en el principal partido político antiesclavista de la nación. También atrajo a Abraham Lincoln, un ex congresista de Illinois, de regreso a la arena política. En 1858, el elocuente argumento de Lincoln contra la esclavitud y la extensión de la # x2019 se exhibiría en una ahora famosa serie de debates con Douglas, cuando Lincoln desafió sin éxito al & # x201CLittle Giant & # x201D por su escaño en el Senado.

La victoria de Lincoln & # x2019 en las elecciones presidenciales de 1860 marcó una derrota decisiva no solo para Douglas & # x2014, que se postuló como representante del norte de los demócratas divididos & # x2014, sino por su creencia de que la soberanía popular podría evitar que la política nacional se disolviera en un conflicto regional sobre la esclavitud. De hecho, la Ley Kansas-Nebraska sirvió para dividir aún más a la nación y fue un paso crucial en el camino hacia la Guerra Civil.


Presidente Franklin Pierce: Conclusión

Se dice que Pierce sufrió un mal momento y una falta de convicción. El otrora popular candidato Pierce se convirtió en el primer presidente en funciones que su propio partido fue ignorado para la reelección.

En última instancia, fue su decisión ser intimidado por Stephen Douglas y firmar la ley Kansas-Nebraska sería su perdición.

La vida de Franklin Pierce se saldría de control después de su presidencia. Volvió a caer en el alcoholismo y murió en 1869.


Contenido

En su discurso inaugural de 1853, el presidente Franklin Pierce expresó su esperanza de que el Compromiso de 1850 hubiera resuelto el debate sobre la cuestión de la esclavitud en los territorios. El compromiso había permitido la esclavitud en el Territorio de Utah y el Territorio de Nuevo México, que había sido adquirido en la Guerra entre México y Estados Unidos. El Compromiso de Missouri, que prohibió la esclavitud en territorios al norte del paralelo 36 ° 30 ′, se mantuvo en vigor para los otros territorios estadounidenses adquiridos en la Compra de Luisiana, incluido un vasto territorio desorganizado a menudo denominado "Nebraska". A medida que los colonos irrumpieron en el territorio desorganizado y los intereses comerciales y políticos exigieron un ferrocarril transcontinental a través de la región, aumentó la presión para la organización de las partes orientales del territorio desorganizado. Si bien la organización del territorio era necesaria para desarrollar la región, un proyecto de ley de organización amenazaba con reabrir los polémicos debates sobre la esclavitud en los territorios que habían tenido lugar durante y después de la guerra entre México y Estados Unidos. [3]

El tema de un ferrocarril transcontinental se había discutido desde la década de 1840. Si bien hubo debates sobre los detalles, especialmente la ruta a seguir, hubo un consenso público de que tal ferrocarril debería ser construido por intereses privados, financiado por concesiones de tierras públicas. En 1845, Stephen A. Douglas, que entonces ocupaba su primer mandato en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, había presentado un plan infructuoso para organizar formalmente el Territorio de Nebraska, como primer paso en la construcción de un ferrocarril con su término este en Chicago. Las propuestas ferroviarias se debatieron en todas las sesiones posteriores del Congreso con ciudades como Chicago, St. Louis, Quincy, Memphis y Nueva Orleans compitiendo por ser el punto de partida para la construcción. [4]

Varias propuestas a fines de 1852 y principios de 1853 tuvieron un fuerte apoyo, pero fracasaron debido a disputas sobre si el ferrocarril seguiría una ruta del norte o del sur. A principios de 1853, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley 107 a 49 para organizar el Territorio de Nebraska en la tierra al oeste de Iowa y Missouri. En marzo, el proyecto de ley se trasladó al Comité de Territorios del Senado, que estaba encabezado por Douglas. El senador de Missouri, David Atchison, anunció que apoyaría la propuesta de Nebraska solo si se permitía la esclavitud. Si bien el proyecto de ley guardó silencio sobre este tema, la esclavitud habría sido prohibida bajo el Compromiso de Missouri en el territorio al norte de los 36 ° 30 'de latitud y al oeste del río Mississippi. Otros senadores sureños fueron tan inflexibles como Atchison. Por una votación de 23 a 17, el Senado votó para posponer la moción, y todos los senadores de los estados al sur de Missouri votaron a favor. [5]

Durante el aplazamiento del Senado, los problemas del ferrocarril y la derogación del Compromiso de Missouri se enredaron en la política de Missouri, ya que Atchison hizo campaña para la reelección contra las fuerzas de Thomas Hart Benton. Atchison fue manipulado para elegir entre antagonizar los intereses ferroviarios del estado o sus propietarios de esclavos. Finalmente, adoptó la posición de que preferiría ver a Nebraska "hundirse en el infierno" antes de permitir que fuera invadida por socadores libres. [6]

Los representantes generalmente encontraban alojamiento en pensiones cuando se encontraban en la capital de la nación para cumplir con sus deberes legislativos. Atchison compartió alojamiento en una casa de la calle F compartida por los principales sureños en el Congreso. Él mismo era el presidente pro tempore del Senado. Sus compañeros de casa incluían a Robert T. Hunter (de Virginia, presidente del Comité de Finanzas), James Mason (de Virginia, presidente del Comité de Asuntos Exteriores) y Andrew P. Butler (de Carolina del Sur, presidente del Comité Judicial). Cuando el Congreso volvió a reunirse el 5 de diciembre de 1853, el grupo, denominado F Street Mess, [7] junto con el virginiano William O. Goode, formaron el núcleo que insistiría en la igualdad de los propietarios de esclavos en Nebraska. Douglas conocía las opiniones y el poder del grupo y sabía que necesitaba abordar sus preocupaciones. [8] Douglas también era un ferviente creyente en la soberanía popular, la política de permitir que los votantes, casi exclusivamente hombres blancos, de un territorio decidieran si la esclavitud debería existir en él o no. [9]

El senador de Iowa Augustus C. Dodge inmediatamente reintrodujo la misma legislación para organizar Nebraska que se había estancado en la sesión anterior y fue remitida al comité de Douglas el 14 de diciembre. Douglas, con la esperanza de lograr el apoyo de los sureños, anunció públicamente que el mismo principio que había establecido en el Compromiso de 1850 debería aplicarse en Nebraska.

En el Compromiso de 1850, los Territorios de Utah y Nuevo México se habían organizado sin ninguna restricción sobre la esclavitud, y muchos partidarios de Douglas argumentaron que el compromiso ya había reemplazado al Compromiso de Missouri. [10] Sin embargo, a los territorios se les dio la autoridad para decidir por sí mismos si solicitarían la estadidad como estados libres o esclavos cuando quisieran postularse. [11] Sin embargo, los dos territorios, a diferencia de Nebraska, no habían sido parte de la Compra de Luisiana y posiblemente nunca habían estado sujetos al Compromiso de Missouri.

Introducción del proyecto de ley de Nebraska Editar

El proyecto de ley se informó al cuerpo principal del Senado el 4 de enero de 1854. Había sido modificado por Douglas, quien también era autor de las Leyes del Territorio de Nuevo México y del Territorio de Utah, para reflejar el lenguaje del Compromiso de 1850. En el proyecto de ley , se creó un nuevo y vasto Territorio de Nebraska para extenderse desde el norte de Kansas hasta el paralelo 49, la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Una gran parte del Territorio de Nebraska pronto se dividiría en Territorio de Dakota (1861), y porciones más pequeñas se transferirían al Territorio de Colorado (1861) y al Territorio de Idaho (1863) antes de que el resto de la tierra se convirtiera en el Estado de Nebraska en 1867.

Además, cualquier decisión sobre la esclavitud en las nuevas tierras debía tomarse "cuando sea admitido como un estado o estados, dicho territorio, o cualquier parte del mismo, será recibido en la Unión, con o sin esclavitud, según su constitución. prescribir en el momento de su admisión ". [12] En un informe que acompaña al proyecto de ley, el comité de Douglas escribió que las Leyes de Utah y Nuevo México:

. estaban destinados a tener un efecto mucho más completo y duradero que el mero ajuste de las dificultades que surgieron de la reciente adquisición de territorio mexicano. Fueron diseñadas para establecer ciertos grandes principios, que no solo proporcionarían remedios adecuados para los males existentes, sino que, en todo tiempo por venir, evitarían los peligros de una agitación similar, retirando la cuestión de la esclavitud de los pasillos del Congreso y la política. arena, y someterla al arbitraje de los interesados ​​directos y únicos responsables de sus consecuencias. [13]

El informe comparó la situación en Nuevo México y Utah con la situación en Nebraska. En primera instancia, muchos habían argumentado que la esclavitud había sido prohibida anteriormente por la ley mexicana, al igual que estaba prohibida en Nebraska bajo el Compromiso de Missouri. Así como la creación de los territorios de Nuevo México y Utah no se había pronunciado sobre la validez de la ley mexicana en el territorio adquirido, el proyecto de ley de Nebraska no "afirmaba ni derogaba la ley de Missouri". En otras palabras, la soberanía popular se estaba estableciendo ignorando, en lugar de abordar, el problema presentado por el Compromiso de Missouri. [13]

El intento de Douglas de sortear el Compromiso de Missouri no funcionó. Kentucky Whig Archibald Dixon creía que a menos que el Compromiso de Missouri fuera derogado explícitamente, los esclavistas se mostrarían reacios a mudarse al nuevo territorio hasta que la esclavitud fuera realmente aprobada por los colonos, quienes probablemente se opondrían a la esclavitud. El 16 de enero, Dixon sorprendió a Douglas al introducir una enmienda que derogaría la sección del Compromiso de Missouri que prohibía la esclavitud al norte del paralelo 36 ° 30 '. Douglas se reunió en privado con Dixon y al final, a pesar de sus dudas sobre la reacción del Norte, accedió a aceptar los argumentos de Dixon. [15]

Desde un punto de vista político, el Partido Whig había estado en declive en el Sur debido a la eficacia con que el Partido Demócrata lo había golpeado contra la esclavitud. Los Whigs del Sur esperaban que al tomar la iniciativa en este tema, serían identificados como firmes defensores de la esclavitud. Muchos whigs del norte rompieron con ellos en el acto. El partido finalmente murió por la división sobre el tema. [dieciséis]

Philip Phillips de Alabama ofreció una enmienda similar en la Cámara. Con el estímulo del "F Street Mess", Douglas se reunió con ellos y Phillips para asegurarse de que el impulso para aprobar el proyecto de ley permaneciera en el Partido Demócrata. Acordaron reunirse con el presidente Franklin Pierce para asegurarse de que el tema fuera declarado una prueba de la lealtad al partido dentro del Partido Demócrata. [17]

Encuentro con Pierce Editar

Pierce no estaba entusiasmado con las implicaciones de revocar el Compromiso de Missouri y apenas se había referido a Nebraska en su mensaje sobre el Estado de la Unión entregado el 5 de diciembre de 1853, apenas un mes antes. Los asesores cercanos, el senador Lewis Cass, un defensor de la soberanía popular desde 1848 como alternativa a la Wilmot Proviso, y el secretario de Estado William L. Marcy, le dijeron a Pierce que la derogación crearía serios problemas políticos. El gabinete en pleno se reunió y solo el secretario de Guerra Jefferson Davis y el secretario de Marina James C. Dobbin apoyaron la derogación. En cambio, el presidente y el gabinete presentaron a Douglas un plan alternativo que habría buscado un fallo judicial sobre la constitucionalidad del Compromiso de Missouri. Tanto Pierce como el fiscal general Caleb Cushing creían que la Corte Suprema lo declararía inconstitucional. [18]

El comité de Douglas se reunió más tarde esa noche. Douglas estuvo de acuerdo con la propuesta, pero el grupo de Atchison no. Decidido a ofrecer la derogación al Congreso el 23 de enero, pero reacio a actuar sin el compromiso de Pierce, Douglas arregló a través de Davis reunirse con Pierce el 22 de enero a pesar de que era domingo cuando Pierce generalmente se abstuvo de hacer negocios. Douglas estuvo acompañado en la reunión por Atchison, Hunter, Phillips y John C. Breckinridge de Kentucky. [19]

Douglas y Atchison se reunieron por primera vez a solas con Pierce antes de que todo el grupo se reuniera. Pierce fue persuadido de apoyar la derogación, y ante la insistencia de Douglas, Pierce proporcionó un borrador escrito, afirmando que el Compromiso de Missouri había quedado inoperante por los principios del Compromiso de 1850. Pierce informó más tarde a su gabinete, que estuvo de acuerdo en el cambio de dirección . [20] El Unión de Washington, el órgano de comunicaciones de la administración, escribió el 24 de enero que el apoyo al proyecto de ley sería "una prueba de la ortodoxia demócrata". [21]

Debate en el Senado Editar

El 23 de enero, se presentó un proyecto de ley revisado en el Senado que derogó el Compromiso de Missouri y dividió la tierra desorganizada en dos nuevos territorios: Kansas y Nebraska. La división fue el resultado de las preocupaciones expresadas por los colonos que ya estaban en Nebraska, así como por los senadores de Iowa, quienes estaban preocupados por la ubicación de la sede del gobierno del territorio si se creaba un territorio tan grande. El lenguaje existente para afirmar la aplicación de todas las demás leyes de los Estados Unidos en el nuevo territorio se complementó con el lenguaje acordado con Pierce: "excepto la octava sección de la ley preparatoria para la admisión de Missouri en la Unión, aprobada el 6 de marzo de 1820 [el Compromiso de Missouri], que fue reemplazado por la legislación de 1850, comúnmente llamado las medidas de compromiso [el Compromiso de 1850], y se declara inoperante ". Pronto se introdujo una legislación idéntica en la Cámara. [22]

El historiador Allan Nevins escribió que el país se convulsionó luego con dos batallas interconectadas sobre la esclavitud. Se estaba librando una batalla política en el Congreso sobre la cuestión de la esclavitud en los nuevos estados que claramente se avecinaban. Al mismo tiempo, hubo un debate moral. Los sureños afirmaron que la esclavitud era benéfica, respaldada por la Biblia y, en general, una buena política, cuya expansión debe ser apoyada. Las publicaciones y discursos de abolicionistas, algunos de ellos ex esclavos, decían a los norteños que la supuesta beneficencia de la esclavitud era una mentira sureña, y que esclavizar a otra persona no era cristiano, un pecado horrible que debía combatirse. Ambas batallas "se libraron con una pertinacia, amargura y rencor desconocidos incluso en los días de Wilmot Proviso". En el Congreso, los freesoilers estaban en clara desventaja. Los demócratas tenían grandes mayorías en cada cámara, y Douglas, "un luchador feroz, el más feroz, el más despiadado y el más inescrupuloso que el Congreso quizás haya conocido jamás", encabezó un partido muy disciplinado. Fue en la nación en general donde los oponentes de Nebraska esperaban lograr una victoria moral. los New York Times, que anteriormente había apoyado a Pierce, predijo que esto sería la gota que colmó el vaso para los partidarios del Norte de las fuerzas esclavistas y "crearía un odio profundamente arraigado, intenso e indestructible hacia la institución que aplastará su poder político, a cualquier riesgo, ya toda costa ". [23]

El día después de que se reintrodujo el proyecto de ley, dos residentes de Ohio, el representante Joshua Giddings y el senador Salmon P. Chase, publicaron una respuesta en suelo libre, "Apelación de los demócratas independientes en el Congreso al pueblo de los Estados Unidos":

Acusamos este proyecto de ley como una grave violación de una promesa sagrada como una traición criminal de derechos preciosos como parte integral de un complot atroz para excluir de la vasta región desocupada a los inmigrantes del Viejo Mundo y a los trabajadores libres de nuestros propios Estados, y convertirlo en una región lúgubre del despotismo, habitada por amos y esclavos. [24]

Douglas tomó la apelación como algo personal y respondió en el Congreso, cuando el debate se abrió el 30 de enero ante una sala llena y una galería abarrotada. El biógrafo de Douglas, Robert W. Johanssen, describió parte del discurso:

Douglas acusó a los autores de la "Apelación", a quienes se refirió en todo momento como los "confederados abolicionistas", de haber perpetrado una "falsedad vil" en su protesta. Expresó su propio sentido de traición, recordando que Chase, "con una cara sonriente y la apariencia de amistad", había pedido un aplazamiento del debate sobre la base de que aún no se había familiarizado con el proyecto de ley. "Poco imaginé en el momento en que concedí ese acto de cortesía", comentó Douglas, que Chase y sus compatriotas habían publicado un documento "en el que me procesaban por haber sido culpable de una traición criminal a mi confianza", de mala fe. fe, y de conspirar contra la causa del gobierno libre. Mientras otros senadores asistían al culto divino, habían sido "reunidos en un cónclave secreto", dedicando el sábado a sus propios propósitos conspiradores y engañosos. [25]

El debate continuaría durante cuatro meses, ya que se llevaron a cabo muchas manifestaciones políticas contra Nebraska en todo el norte. Douglas siguió siendo el principal defensor del proyecto de ley, mientras que Chase, William Seward, de Nueva York, y Charles Sumner, de Massachusetts, encabezaron la oposición. los Tribuna de Nueva York escribió el 2 de marzo:

El sentimiento unánime del Norte es una resistencia indignada. . Toda la población está llena de eso. El sentimiento en 1848 era muy inferior a éste en fuerza y ​​universalidad. [26]

El debate en el Senado concluyó el 4 de marzo de 1854, cuando Douglas, comenzando cerca de la medianoche del 3 de marzo, pronunció un discurso de cinco horas y media. El voto final a favor de la aprobación fue de 37 a 14. [29] Los senadores del estado libre votaron 14 a 12 a favor, y los senadores del estado esclavista apoyaron el proyecto de ley 23 a 2. [30]

Debate en la Cámara de Representantes Editar

El 21 de marzo de 1854, como táctica dilatoria en la Cámara de Representantes, la legislación fue remitida por 110 votos contra 95 al Comité del Pleno, donde era el último punto del calendario. Al darse cuenta de la votación a favor de que la ley enfrentaba una lucha cuesta arriba, la administración Pierce dejó en claro a todos los demócratas que la aprobación del proyecto de ley era esencial para el partido y determinaría cómo se manejaría el patrocinio federal. Davis y Cushing, de Massachusetts, junto con Douglas, encabezaron los esfuerzos partidistas. [31] A finales de abril, Douglas creía que había suficientes votos para aprobar el proyecto de ley. Luego, el liderazgo de la Cámara comenzó una serie de votaciones nominales en las que la legislación anterior a la Ley Kansas-Nebraska fue llamada a la sala y presentada sin debate. [32]

Thomas Hart Benton fue uno de los que se pronunciaron enérgicamente en contra de la medida. El 25 de abril, en un discurso en la Cámara de Representantes que el biógrafo William Nisbet Chambers calificó de "largo, apasionado, histórico [y] polémico", Benton atacó la derogación del Compromiso de Missouri, que "había mantenido durante más de treinta años y tenía la intención de permanezca sobre él hasta el final, solitario y solo, si es necesario, pero prefiriendo la compañía ". El discurso se distribuyó posteriormente como un folleto cuando la oposición a la acción se trasladó fuera de los muros del Congreso. [33]

No fue hasta el 8 de mayo que se inició el debate en la Cámara. El debate fue incluso más intenso que en el Senado. Si bien parecía ser una conclusión inevitable que el proyecto de ley se aprobaría, los oponentes hicieron todo lo posible para combatirlo. [34] El historiador Michael Morrison escribió:

Un filibustero dirigido por Lewis D. Campbell, un campesino de Ohio, casi provocó a la Cámara en una guerra de más que palabras. Campbell, junto con otros norteños antiesclavistas, intercambió insultos e invectivas con los sureños, sin que ninguno de los bandos diera tregua. Se blandían armas en el suelo de la casa. Finalmente, la mezquindad dio paso a la violencia. Henry A. Edmundson, un demócrata de Virginia, bien engrasado y bien armado, tuvo que evitar que atacara con violencia Campbell. Solo después de que el sargento de armas lo arrestó, el debate se interrumpió y la Cámara se suspendió y el tumulto disminuyó. [35]

El debate de la sala estuvo a cargo de Alexander Stephens, de Georgia, quien insistió en que el Compromiso de Missouri nunca había sido un compromiso verdadero, sino que se había impuesto al Sur. Sostuvo que la cuestión era si se respetarían los principios republicanos, "que los ciudadanos de cada comunidad o Estado distintos deben tener el derecho de gobernarse a sí mismos en sus asuntos internos como les plazca". [36]

El voto final de la Cámara a favor del proyecto de ley fue de 113 a 100. [37] Los demócratas del norte apoyaron el proyecto de ley 44 a 42, pero los 45 whigs del norte se opusieron. Los demócratas del sur votaron a favor por 57 a 2, y los whigs del sur lo apoyaron por 12 a 7. [38]

El presidente Franklin Pierce promulgó la Ley de Kansas-Nebraska el 30 de mayo de 1854. [39] [40] [41]

Las respuestas inmediatas a la aprobación de la Ley Kansas-Nebraska se dividieron en dos clases. La respuesta menos común fue la de los partidarios de Douglas, quienes creían que el proyecto de ley retiraría "la cuestión de la esclavitud de los pasillos del Congreso y de la arena política, comprometiéndola al arbitraje de aquellos que estaban inmediatamente interesados ​​y los únicos responsables de ella". sus consecuencias ". [43] En otras palabras, creían que la ley dejaría las decisiones sobre si la esclavitud estaría permitida en manos del pueblo en lugar del gobierno federal. La respuesta mucho más común fue una de indignación, interpretando las acciones de Douglas como parte de "un complot atroz para excluir de una vasta región desocupada a los inmigrantes del viejo mundo y a los trabajadores libres de sus propios estados, y convertirlo en un espantoso despotismo". [44] Especialmente a los ojos de los norteños, la Ley Kansas-Nebraska fue una agresión y un ataque al poder y las creencias de los estados libres. [45] La respuesta llevó a llamados a la acción pública contra el Sur, como se ve en las andanadas que anunciaban reuniones en los estados del norte para discutir públicamente qué hacer con la presunción de la ley. [46]

Douglas y el ex representante de Illinois Abraham Lincoln expresaron su desacuerdo sobre la Ley Kansas-Nebraska en siete discursos públicos durante septiembre y octubre de 1854. [47] Lincoln dio su argumento más completo contra la esclavitud y las disposiciones de la ley en Peoria, Illinois, en octubre. 16, en el Discurso de Peoria. [48] ​​Él y Douglas hablaron a la gran audiencia, Douglas primero y Lincoln en respuesta, dos horas después. El discurso de tres horas de Lincoln presentó argumentos morales, legales y económicos exhaustivos contra la esclavitud y elevó el perfil político de Lincoln por primera vez. Los discursos prepararon el escenario para los debates Lincoln-Douglas cuatro años después, cuando Lincoln buscó el escaño de Douglas en el Senado. [49]

Kansas sangrante Editar

Kansas sangrante, Kansas sangriento, o la Guerra fronteriza fue una serie de confrontaciones políticas violentas en los Estados Unidos entre 1854 y 1861 que involucraron a "Free-Staters" en contra de la esclavitud y a "Border Ruffian", o elementos "sureños" en Kansas, que estaban a favor de la esclavitud. En el centro del conflicto estaba la cuestión de si Kansas permitiría o prohibiría la esclavitud, y así entraría en la Unión como un estado esclavista o un estado libre.

Los colonos a favor de la esclavitud llegaron a Kansas principalmente desde el vecino Missouri. Su influencia en las elecciones territoriales a menudo fue reforzada por residentes de Missouri que cruzaron a Kansas únicamente para votar en tales boletas. Formaron grupos como las Logias Azules y fueron apodados rufianes fronterizos, término acuñado por el oponente y abolicionista Horace Greeley. Los colonos abolicionistas, conocidos como "jayhawkers", se trasladaron desde el este expresamente para hacer de Kansas un estado libre. Un enfrentamiento entre los bandos opuestos era inevitable. [50]

Successive territorial governors, usually sympathetic to slavery, attempted to maintain the peace. The territorial capital of Lecompton, the target of much agitation, became such a hostile environment for Free-Staters that they set up their own, unofficial legislature at Topeka. [51]

John Brown and his sons gained notoriety in the fight against slavery by murdering five pro-slavery farmers with a broadsword in the Pottawatomie massacre. Brown also helped defend a few dozen Free-State supporters from several hundred angry pro-slavery supporters at Osawatomie. [52]

Effect on Native American tribes Edit

Prior to the organization of the Kansas–Nebraska territory in 1854, the Kansas and Nebraska Territories were consolidated as part of the Indian Territory. Throughout the 1830s, large-scale relocations of Native American tribes to the Indian Territory took place, with many Southeastern nations removed to present-day Oklahoma, a process ordered by the Indian Removal Act of 1830 and known as the Trail of Tears, and many Midwestern nations removed by way of treaty to present-day Kansas. Among the latter were the Shawnee, [53] Delaware, [54] Kickapoo, [55] Kaskaskia and Peoria, [56] Ioway, [57] and Miami. [58] The passing of the Kansas–Nebraska Act came into direct conflict with the relocations. White American settlers from both the free-soil North and pro-slavery South flooded the Northern Indian Territory, hoping to influence the vote on slavery that would come following the admittance of Kansas and, to a lesser extent, Nebraska to the United States.

In order to avoid and/or alleviate the reservation-settlement problem, further treaty negotiations were attempted with the tribes of Kansas and Nebraska. In 1854 alone, the U.S. agreed to acquire lands in Kansas or Nebraska from several tribes including the Kickapoo, [59] Delaware, [60] Omaha, [61] Shawnee, [62] Otoe and Missouri, [63] Miami, [64] and Kaskaskia and Peoria. [65] In exchange for their land cessions, the tribes largely received small reservations in the Indian Territory of Oklahoma or Kansas in some cases.

For the nations that remained in Kansas beyond 1854, the Kansas–Nebraska Act introduced a host of other problems. In 1855, white "squatters" built the city of Leavenworth on the Delaware reservation without the consent of either Delaware or the US government. When Commissioner of Indian Affairs George Manypenny ordered for military support in removing the squatters, both the military and the squatters refused to comply, undermining both Federal authority and the treaties in place with Delaware. [66] In addition to the violations of treaty agreements, other promises made were not being kept. Construction and infrastructure improvement projects dedicated in nearly every treaty, for example, took a great deal longer than expected. Beyond that, however, the most damaging violation by white American settlers was the mistreatment of Native Americans and their properties. Personal maltreatment, stolen property, and deforestation have all been cited. [67] Furthermore, the squatters' premature and illegal settlement of the Kansas Territory jeopardized the value of the land, and with it the future of the Indian tribes living on them. Because treaties were land cessions and purchases, the value of the land handed over to the Federal government was critical to the payment received by a given Native nation. Deforestation, destruction of property, and other general injuries to the land lowered the value of the territories that were ceded by the Kansas Territory tribes. [68]

Manypenny's 1856 "Report on Indian Affairs" explained the devastating effect on Indian populations of diseases that white settlers brought to Kansas. Without providing statistics, Indian Affairs Superintendent to the area Colonel Alfred Cumming reported at least more deaths than births in most tribes in the area. While noting intemperance, or alcoholism, as a leading cause of death, Cumming specifically cited cholera, smallpox, and measles, none of which the Native Americans were able to treat. [69] The disastrous epidemics exemplified the Osage people, who lost an estimated 1300 lives to scurvy, measles, smallpox, and scrofula between 1852 and 1856, [70] contributing, in part, to the massive decline in population, from 8000 in 1850 to just 3500 in 1860. [71] The Osage had already encountered epidemics associated with relocation and white settlement. The initial removal acts in the 1830s brought both White American settlers and foreign Native American tribes to the Great Plains and into contact with the Osage people. Between 1829 and 1843, influenza, cholera, and smallpox killed an estimated 1242 Osage Indians, [70] resulting in a population recession of roughly 20 percent between 1830 and 1850. [71]

Later developments Edit

The Kansas–Nebraska Act divided the nation and pointed it toward civil war. [72] Congressional Democrats suffered huge losses in the mid-term elections of 1854, as voters provided support to a wide array of new parties opposed to the Democrats and the Kansas-Nebraska Act. [73] By 1855, opponents of the Kansas–Nebraska Act had coalesced into the Republican Party, which replaced the Whigs as the main opposition to the Democrats in the Northern states, although some Democratic opponents instead joined the nativist American Party. [74] Pierce declared his full opposition to the Republican Party, decrying what he saw as its anti-southern stance, but his perceived pro-Southern actions in Kansas continued to inflame Northern anger. [75]

Partly due to the unpopularity of the Kansas–Nebraska Act, Pierce lost his bid for re-nomination at the 1856 Democratic National Convention to James Buchanan. Pierce remains the only elected president who actively sought reelection but was denied his party's nomination for a second term. [76] Republicans nominated John C. Frémont in the 1856 presidential election and campaigned on "Bleeding Kansas" and the unpopularity of the Kansas–Nebraska Act. [77] Buchanan won the election, but Frémont carried a majority of the free states. [78] Two days after Buchanan's inauguration, Chief Justice Roger Taney delivered the Dred Scott decision, which asserted that Congress had no constitutional power to exclude slavery in the territories. [79] Douglas continued to support the doctrine of popular sovereignty, but Buchanan insisted that Democrats respect the Dred Scott decision and its repudiation of federal interference with slavery in the territories. [80]

Guerrilla warfare in Kansas continued throughout Buchanan's presidency and extended into the 1860s. [81] Buchanan attempted to admit Kansas as a state under the pro-slavery Lecompton Constitution, [82] but Kansas voters rejected that constitution in an August 1858 referendum. [83] Anti-slavery delegates won a majority of the elections to the 1859 Kansas constitutional convention, and Kansas won admission as a free state under the anti-slavery Wyandotte Constitution in the final months of Buchanan's presidency. [84]


Why did Mississippi politician Jefferson Davis object in the 1850s to the original design of the Statue of Freedom that now adorns the U.S. Capitol dome? Its use of an ancient Roman liberty cap on “Freedom” raised a touchy matter about slaves’ longing for freedom.

George Washington was the wealthiest colonial American, followed by John Hancock and Benjamin Franklin. Although in his will he estimated the value of his holdings at $780,000 — an enormous sum in the late 18th century — economic historians have since pegged his estate at a far greater value.


Pierce, Franklin

History often measures prominent individuals by what they did not accomplish as much as by what they did. Franklin Pierce, the 14th President of the United States, was one such person whose failings overshadowed his contributions. Irrevocably associated with the Kansas-Nebraska Act (1854) and “Bleeding Kansas,” Pierce is ranked by many historians as the worst of all the nation’s presidents. A strict constitutionalist and supporter of the Southern position on slavery, as well as an outspoken critic of Abraham Lincoln, Pierce earned the disdain of his contemporaries and the low esteem of history. But as is true with most famous figures, Pierce’s impact on the nation’s legacy was not so one-dimensional.

Born in Hillsborough, New Hampshire, on November 23, 1804, Franklin Pierce was the fifth of eight children born to Benjamin Pierce and his second wife, Anna Kendrick. Benjamin worked hard to provide his sons an education. At first Franklin’s academic career was less than stellar however, when he graduated from Bowdoin College in 1824 he was third in his class. After graduation he studied law and was admitted to the New Hampshire bar in 1827. Pierce established a law practice in Hillsborough, where, in 1828, his political career began when he was elected Hillsborough town moderator.

Pierce was an active campaigner for Andrew Jackson in the 1828 election. Riding the Democratic victory over the Federalist Party, he was elected to the U.S. Congress in 1833. Between that election and the beginning of the March 1834 congressional term, Pierce married Jane Means Appleton, who came from an elite Whig family. Shortly after the wedding, Franklin left for Washington, where he joined the fight to prevent renewal of the Bank of the United States’ charter.

The abolitionist movement was also gaining momentum. Pierce understood the threat to the Union if Congress failed to find a peaceful solution to the debate over the expansion of slavery. Nonetheless, he believed the Constitution protected the institution and he supported the Southern position. He continued to hold this position when elected to the U.S. Senate in 1837. The fight to ban slavery in the District of Columbia was underway and Pierce joined with John C. Calhoun to defeat the attempt. But in 1842, leaving the fight over slavery to others, Pierce resigned from the Senate and returned to New Hampshire to practice law and spend more time with his family.

Pierce wanted the gravitas that active military service brought a politician’s resume. Politics was in his blood, however, and in the same year he left the Senate, Pierce accepted the chairmanship of the New Hampshire State Democratic Party. In 1844 he supported James Polk in the presidential election. His reward was appointment as U.S. Attorney for the District of New Hampshire. When the Mexican American War broke out in 1846, Pierce sought a commission in the Army. Already a colonel in the state militia, which he joined before his marriage in 1831, Pierce wanted the gravitas that active military service brought a politician’s resume. Appointed commander of the 9th Infantry Regiment in February 1847, he fought in Mexico until a knee injury suffered when his horse fell on him during the Battle at Contreras, limiting his ability to lead his troops effectively. He finally returned to New Hampshire in December 1847, trailed by accusations of cowardice that plagued him for the rest of his political career, even after Ulysses S. Grant published testimony to Pierce’s bravery in his autobiography.

The victory over Mexico triggered yet another slavery crisis as President Polk worked to have Texas admitted to the Union as a slave state. Once again the threat of secession loomed. This time the conflict was resolved by the introduction of the Compromise of 1850. While offering compromise on the admission of Texas as a slave state, the law held to the line established by the Missouri Compromise of 1820 that banned slavery north of the 36°30' parallel. It also introduced “popular sovereignty,” albeit on a limited basis, allowing Utah and New Mexico to decide for themselves whether to be slave or free upon admission to the Union as states. After much political maneuvering by Senator Stephen A. Douglas, the bill passed with Pierce’s support. The compromise allowed the nation to step back from the brink of dissolution, but it laid the foundation for Pierce’s greatest challenge as president – a challenge that he would not meet effectively.

In 1852, the Democratic Party divided not just over slavery, but also over “internal improvements, temperance, nativism and the perennial disputes over patronage,” and it convened to select a candidate for the presidency. The primary contenders were Lewis Cass, James Buchanan, William L. Macy, and Stephen Douglas. Pierce emerged as the compromise candidate even though he had been out of mainstream national politics for some time. A true “dark horse,” he did not receive a single vote in the first ballot. By the 49th ballot, the little-known Pierce was declared the winner and the Democrats’ choice to challenge Whig Party candidate Winfield Scott and Free-Soiler John P. Hale in the presidential election.

Winning both the popular and the electoral vote, Pierce assumed the presidency on March 4, 1853. Although the Compromise of 1850 temporarily suppressed the tension over the expansion of slavery, political conflict resurfaced when Secretary of State William Marcy drafted a proposal to purchase Cuba from Spain or take it by force if Spain refused to sell. Northerners and abolitionists saw the Ostend Manifesto (as the document became known) as a blatant attempt to introduce another slave state into the Union.

The uproar over the Manifiesto paled to that which erupted over the Kansas-Nebraska Act in 1854. Initiated by Stephen A. Douglas as part of his plan to develop a transcontinental railroad, the act nullified the Missouri Compromise of 1820. The law allowed all new states, including those states north of the 36°30' parallel, to use popular sovereignty to decide the status of slavery on their admittance to the Union. Even as the bill was being debated, proslavery and antislavery advocates rushed to Kansas and Nebraska territories to establish residency and influence the vote for their cause.

Pierce claimed to abhor slavery, yet he supported the Kansas-Nebraska Act and the Southerners’ position as to their constitutional right to expand slavery into the territories. When proslavery advocates in Kansas established a territorial government using fraudulent means, Pierce officially recognized it. He then expressed outrage when antislavery settlers attempted to oust the government by voting in one of their own. Violence between the two factions raged, and “Bleeding Kansas” became the cause d’ célèbre for antislavery supporters in the North. This period of civil unrest is seen by many historians as the true beginning of the Civil War. The violence polarized the two sides to the point that compromise seemed impossible. Pierce was unable to effectively restore even the uneasy peace that existed before his election.

The conflict over the Kansas-Nebraska Act and the atrocities committed by both sides deepened the North-South divisions. In a congressional report, Howard H. Reader wrote, “this Kansas matter . . . [has] given him more harassing anxiety than anything that had happened since the loss of his son it haunted him day and night, and was the great overshadowing trouble of his administration.” Pierce lost his reelection bid to another Democrat, James Buchanan, whose every attempt to placate the South also failed. Four years later, the Southern states saw the election of Abraham Lincoln as the final Northern betrayal and began seceding from the Union. On April 12, 1861, General P.G.T Beauregard of the Confederate Army fired on Fort Sumter and the Civil War began.

Although Franlkin Pierce supported a defensive war, he opposed the “aggressive war of conquest” that he believed Lincoln was waging. As a strict constitutionalist, he was also openly critical of Lincoln’s decisions to suspend habeas corpus. According to historian Peter Wellner, Pierce’s position was that “only Congress may suspend the writ of habeas corpus,” and he supported “Chief Justice Taney's ruling to this effect . . . en Ex parte Merryman. " When Lincoln ignored the ruling and continued to hold Lt. John Merryman in prison, Pierce “deplored the excuse of ‘state necessity’ to justify such expansion of power.” True to his belief in the Southern cause, he blamed the abolitionist for the war. When letters to his friend Jefferson Davis expressing this view and his lack of enthusiasm for the war effort were uncovered and published, his reputation was permanently damaged.

While Franklin Pierce tried to keep the Union together, his policies laid the foundation for the very conflict he tried to avoid. Franklin Pierce died in Concord, New Hampshire on October 8, 1869. He was buried next to his wife and two of his three children in Old North Cemetery. Despite his long service to his state and his country, Franklin Pierce is judged harshly by some as a man on the wrong side of history. More recent scholarship accords Pierce credit as a good citizen and a moderate with, as described by historian Peter A. Wallner, “consistent legal and ethical conduct [who] kept the nation on a course of prosperity and growth,” and whose administration “was the best the nation could have hoped for at the time.” Nonetheless, while Franklin Pierce tried to keep the Union together, his policies laid the foundation for the very conflict he tried to avoid.


31a. The Kansas-Nebraska Act


Stephen Douglas, the sponsor of the Kansas-Nebraska Act as well as the most vocal supporter of popular sovereignty, was known as the "Little Giant" because of his small stature.

The Kansas-Nebraska Act of 1854 may have been the single most significant event leading to the Civil War. By the early 1850s settlers and entrepreneurs wanted to move into the area now known as Nebraska. However, until the area was organized as a territory, settlers would not move there because they could not legally hold a claim on the land. The southern states' representatives in Congress were in no hurry to permit a Nebraska territory because the land lay north of the 36°30' parallel &mdash where slavery had been outlawed by the Missouri Compromise of 1820. Just when things between the north and south were in an uneasy balance, Kansas and Nebraska opened fresh wounds.

The person behind the Kansas-Nebraska Act was Senator Stephen A. Douglas of Illinois.


The Kansas-Nebraska Act began a chain of events in the Kansas Territory that foreshadowed the Civil War.

He said he wanted to see Nebraska made into a territory and, to win southern support, proposed a southern state inclined to support slavery. It was Kansas. Underlying it all was his desire to build a transcontinental railroad to go through Chicago. The Kansas-Nebraska Act allowed each territory to decide the issue of slavery on the basis of popular sovereignty. Kansas with slavery would violate the Missouri Compromise, which had kept the Union from falling apart for the last thirty-four years. The long-standing compromise would have to be repealed. Opposition was intense, but ultimately the bill passed in May of 1854. Territory north of the sacred 36°30' line was now open to popular sovereignty. The North was outraged.


The Kansas-Nebraska act made it possible for the Kansas and Nebraska territories (shown in orange) to open to slavery. The Missouri Compromise had prevented this from happening since 1820.

Impact of the Ostend Manifesto

The proposals set forth in the Ostend Manifesto never came to fruition, of course. If anything, the controversy over the document probably ensured that any discussion of the United States acquiring Cuba would be rejected.

While the document was denounced in the northern press, one of the men who drafted it, James Buchanan, was ultimately helped by the controversy. The accusations that it was a pro-enslavement scheme boosted his profile in the American South, and helped him secure the Democratic nomination for the election of 1856. He went on to win the election, and spent his one term as president trying, and failing, to grapple with the issue.


Ver el vídeo: El Bienio Progresista 1854-1856: Triunfo Revolución 1854, el nuevo gobierno y sus medidas (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Tasida

    En mi opinión, estás cometiendo un error. Puedo probarlo. Envíeme un correo electrónico a PM, hablaremos.

  2. Amita

    Está de acuerdo, este divertido mensaje

  3. Jotham

    Estas equivocado. Estoy seguro. Escribe en PM, nos comunicaremos.

  4. Dairn

    Sorprendentemente, la frase muy valiosa

  5. Viktilar

    Puedes decir esta excepción :) De las reglas



Escribe un mensaje