Podcasts de historia

Moliere muere - Historia

Moliere muere - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En 1673 murió Moliere (Jean Baptiste Poquelin), el dramaturgo francés. Fue el dramaturgo clásico francés más conocido. Sus obras incluyen Le Misanthrope y Les Femmes Savantes.

Muere en Grecia el poeta-soldado Rupert Brooke

El 23 de abril de 1915, Rupert Brooke, un joven erudito y poeta que se desempeñaba como oficial en la Marina Real Británica, muere por envenenamiento de la sangre en un barco hospital anclado frente a la isla griega de Skyros, mientras espera su despliegue en la invasión aliada de Gallipoli. Península.

Brooke, nacido en 1887 en Rugby, Gran Bretaña, asistió a King & # x2019s College en Cambridge, donde se hizo amigo de futuras luminarias como E.M. Forster, John Maynard Keynes y Virginia Stephens (más tarde Woolf) como miembro del famoso conjunto de Bloomsbury. Brooke & # x2019s viaja a los Estados Unidos en 1912 produjo una serie de ensayos y artículos aclamados que también vivió durante un tiempo en Tahití, donde escribió algunos de sus poemas más conocidos. Al regresar a Inglaterra justo antes del estallido de la Primera Guerra Mundial en agosto de 1914, Brooke ganó una comisión en la División Naval Real con la ayuda de su amigo cercano Edward Marsh, entonces secretario del Primer Lord del Almirantazgo Winston Churchill. En su poesía, Brooke dio la bienvenida a la llegada de la guerra, escribiendo: & quotAhora, gracias a Dios, quien nos ha emparejado con Su hora / Y atrapó nuestra juventud, y nos despertó del sueño.. & quot

Rupert Brooke vio su única acción de la Primera Guerra Mundial durante la defensa de Amberes, Bélgica, contra la invasión alemana a principios de octubre de 1914. Aunque con la ayuda de una dura resistencia de los habitantes de Amberes, las tropas británicas sufrieron una derrota decisiva en ese conflicto y se vieron obligadas para retirarse a través de un campo belga devastado. Posteriormente, Brooke regresó a Gran Bretaña para esperar el redespliegue, donde contrajo la gripe durante el entrenamiento y la preparación. Mientras se recuperaba, Brooke escribió lo que se convertiría en el más famoso de sus sonetos de guerra, incluidos "Paz", "Seguridad", "Los muertos" y "El soldado".

Brooke navegó hacia los Dardanelos cerca de Turquía el 18 de febrero de 1915, los problemas con las minas enemigas provocaron un retraso en el despliegue de su escuadrón y un período de entrenamiento en Egipto, donde Brooke contrajo disentería. En ese momento, los poemas de Brooke & # x2019 habían comenzado a ganar notoriedad en Gran Bretaña, y se le ofreció la oportunidad de regresar a Gran Bretaña y servir fuera del campo de batalla después de que su recuperación se negó. El 10 de abril, navegó con su unidad a Grecia, donde anclaron frente a Skyros. Allí, Brooke desarrolló un caso fatal de envenenamiento de la sangre por la picadura de un insecto que murió el 23 de abril de 1915, a bordo de un barco hospital, dos días antes de que los Aliados lanzaran su masiva y nefasta invasión de Gallipoli.

El 26 de abril Los tiempos de Londres publicó un obituario de Brooke escrito por Winston Churchill. Los pensamientos que expresó en los muy pocos sonetos de guerra incomparables que ha dejado atrás, escribió Churchill, serán compartidos por muchos miles de jóvenes que avanzan resuelta y alegremente en este, el más duro, el más cruel y el menos. recompensado de todas las guerras que los hombres han librado. Las primeras líneas de & quot; El soldado & quot, el poema más famoso de Brooke & # x2019, evocan el patriotismo simple y sincero al que Churchill sintió que todos los soldados de Inglaterra & # x2019 deberían aspirar: & quotSi muero, piensa solo esto de mí / Que hay & # x2019s algún rincón de un campo extranjero / Eso es para siempre Inglaterra. & Quot;


8 de los hechos más asombrosos sobre Molière

Molière. La mera evocación de este nombre nos remite al apogeo de la comedia clásica francesa. Incluso hoy en día, Molière es considerado uno de los dramaturgos más importantes que jamás haya existido. Sus obras siguen estando entre las más interpretadas del mundo.

En este artículo, lo guiaré a través de mis principales anécdotas para presentarle a uno de los autores franceses más famosos, a quien la industria del teatro todavía le debe algunas de sus obras maestras más importantes.

Retrato de Molière por Mignard & # 8211 Dominio público & # 8211 Fuente: Wikimedia Commons

Prólogo sobre Molière

Molière, cuyo verdadero nombre era Jean-Baptiste Poquelin, nació en París en el siglo XVI. Era hijo de Jean Poquelin y Marie Cressé. Sus padres son vendedores de alfombras en la capital francesa. Poco se sabe sobre la infancia de Molière. El lugar y el tipo de estudios que habría seguido antes de dedicarse a la dramaturgia aún divide a los historiadores.

Lo único seguro es que Molière decidió dejar la casa de sus padres para unirse a una compañía de teatro ambulante tan pronto como alcanzó la mayoría de edad. En este momento, era común que las compañías de teatro viajaran de pueblo en pueblo para representar sus obras.

Al comienzo de su carrera, Molière era "solo" un actor, es decir, interpretó las obras de otros autores. Sólo más tarde empezaría a escribir sus propias obras.

1. Moliere y la tragedia

En el siglo XVII, un género dominaba enormemente el mundo del teatro: la tragedia.

De hecho, en ese momento, la tragedia es casi el único estilo que se escribe y se toca. En este contexto, Molière inició su carrera interpretando obras de tragedia y, sobre todo, las de Pierre Corneille, otro célebre dramaturgo francés.

Sin embargo, el talento de Molière para la tragedia no fue realmente elogiado por su audiencia, y terminó enfrentándose a muchos fracasos durante sus actuaciones de tragedia. Para entender por lo que probablemente pasó Molière, es importante tener en cuenta que la forma en que la gente iba a ver las obras de teatro en ese momento era muy diferente a la nuestra.

De hecho, durante las actuaciones, era común que la audiencia respondiera abiertamente, poniéndose de pie, aplaudiendo, abucheando e incluso llamando directamente a los actores. A veces, las salas de teatro incluso invitaban a los puestos a vender manzanas horneadas en la parte de atrás, de modo que el público pudiera comprar manzanas para tirarles a los actores en caso de que la obra no les agradara.

Eso es lo que le pasó al desafortunado Molière cuando se probó a sí mismo a la tragedia ... pronto dejaría eso atrás para encontrar su verdadero talento en la comedia.

2. Morir en el escenario

Se han escrito muchas fantasías sobre la muerte de Molière.

De hecho, según la creencia popular, Molière habría muerto en el escenario de su teatro mientras interpretaba Le Malade Imaginaire (El imaginario inválido). Sin embargo, la verdad es un poco diferente.

Durante la última representación de esa obra, y mientras interpretaba a un hombre enfermo sentado en su silla, Molière comenzó a toser sangre. Pensando que la sangre era parte del acto, el público comenzó a elogiar la actuación del actor. Sin embargo, un hombre de la compañía de teatro, al darse cuenta de la situación real, hizo bajar el telón para evacuar Molière. Lo llevaron de inmediato a casa y tardaría varias horas más en fallecer.

Siglos después de este episodio, muchos todavía creen en el mito de la muerte de Molière en el escenario. La Comédie Française, uno de los teatros más importantes y prestigiosos de París, todavía expone la infame silla en la que Molière interpretó su último retrato de un (no tan) imaginario inválido ...

Por cierto, la Comédie Française, cuya historia está íntimamente ligada a la de Molière, es un gran teatro en el corazón de París, cerca del Louvre y del Palais Royal (Palacio Real). ¡Puedes verlo gracias a nuestros recorridos a pie por lugares emblemáticos, que puedes reservar aquí!

Molière & # 8217s Chair en la Comédie Française de París & # 8211 Imagen de Peter Potrowl en Wikimedia Commons

3. Tronco de Molière

Son muchos los misterios que rodean la vida y la obra de Molière.

De hecho, aparte de algunas firmas en el papeleo administrativo, hay muy pocos rastros manuscritos de Molière. Tras su muerte, su esposa, según los informes, decidió vender su baúl que contenía todas sus obras.

Cuenta la leyenda que durante el período de la Restauración (1815-1830) un hombre pidió ser recibido en la Biblioteca Nacional de Francia, diciendo que tenía un baúl digno. Como era tarde, según los informes, los guardias se negaron a entrar al hombre, respondiendo que nadie podía recibirlo en ese momento. El campesino aceptó irse pero mencionó que traía un baúl con las obras originales de Molière, y que era una vergüenza para la Biblioteca. Fue la última vez que alguien escuchó hablar de las obras originales. El baúl aún se encuentra, hasta el día de hoy.

4. Molière, el fabricante de alfombras del rey

Molière es mundialmente conocido como dramaturgo, pero es menos conocido que tuvo una función importante en la corte de Luis XIV, ¡y no tiene mucho que ver con las obras de teatro!

De hecho, si Molière es el aprendiz de Luis XIV, y rápidamente se convirtió en el encargado de entretener al Rey orientado hacia la cultura y el teatro, es menos conocido que ingresó en la todopoderosa Corte del Rey al aceptar el puesto de Gran Alfombra-Hacedor del Rey.

La tarea fue asegurada entonces por su padre, Jean Poquelin. Naturalmente, Molière tomó el camino trazado por este padre, pero su objetivo secreto era claramente acercarse al Rey y que sus jugadas se beneficiaran de esta proximidad.

En la Francia de Luis XIV, todas las obras representadas en París debían contar con la aprobación previa del Rey para poder ser admitidas. Por eso, además de escribir e interpretar obras de teatro, Molière se encargaba de confeccionar la cama del Rey, de colgar tapices en los aposentos reales y de supervisar el mobiliario del Rey. Este papel poco conocido en la Corte del Rey Sol permitió a Molière tener una situación privilegiada y muchas ventajas debido a su contacto con la realeza.

5. Molière, un misterioso nombre artístico

Como suele ser el caso de los famosos, Jean-Baptiste Poquelin decidió utilizar un nombre artístico, ahora ampliamente conocido como & # 8220Molière & # 8221.

Pero aún hoy, se desconoce la verdadera razón de la elección del nombre artístico. Incluso durante su vida, se dice que Molière siempre se negó a explicar por qué eligió Molière como su seudónimo. Ni siquiera sus amigos más cercanos, los miembros de su compañía de teatro, estaban al tanto. Sin embargo, una teoría de los historiadores expone que Molière podría haber elegido su nombre artístico en honor al novelista François de Molière d'Essertines, pero no hay certeza sobre esta explicación.

Retrato de Molière por Mignard & # 8211 Dominio público & # 8211 Fuente: Wikimedia Commons

6. Censura y el asunto Tartuffe

Las obras más famosas de Molière son satíricas hacia las clases altas de la sociedad de su época. En sus obras de teatro, Molière no duda en ridiculizar a los miembros ricos de la corte de Luis XIV, utilizando personajes coloridos. Los personajes de Molière rara vez escatiman en el cercano séquito del Rey, burlándose directamente de las personas que a menudo se encuentran entre el público, mientras la banda actúa ante el Rey.

Es a medida que se presentan las obras al Rey que puede activar su Derecho a Censurar, lo que significa que el Rey puede exigir que se retiren algunas partes de la obra incriminada, o incluso negar el derecho a publicarla y representarla por completo.

En la larga historia de la censura de las obras de Molière, un episodio en particular siguió siendo famoso. Se trata de la presentación de una de las principales obras de Molière: El Tartufo.

Esta obra es un ataque directo hacia las clases religiosas de la época, especialmente hacia los “dévôts” (aquellos que se volvieron religiosos en cierta medida). La primera actuación agrada mucho al Rey, pero las multitudes religiosas presentes ese día, así como la muy piadosa Ana de Austria, madre del Rey, están extremadamente conmocionadas. Bajo la intensa presión de estas personas, el rey Luis XIV accede a censurar la obra.

Molière, deseando defender su juego, encontró una manera inteligente de darle la vuelta a la situación y hacer que se aprobara la obra: reemplazó al muy piadoso “tartufo” (hipócrita) por un hombre “falsamente piadoso” (es decir, que el personaje principal solo fingió ser piadoso mientras no era cierto, por lo que no implicaba directamente a las clases religiosas).

Aunque el incidente podría seguir siendo una anécdota, marcó un giro brusco en la obra de Molière. A partir de ese momento, el dramaturgo decidió no seguir burlándose de los objetivos influyentes directos en la Corte, que podrían tener sus obras censuradas, sino burlarse de los hábitos y costumbres generales de la Corte, lo que permitió que la Corte misma reír sin que nadie se sienta atacado y herido. Como Tartufo, Don Juan fue otra obra que tuvo que hacer frente a la censura.

Tartufo tardó cinco años en obtener la aprobación real completa ...

7. Madeleine y Armande Béjart

Cuando Moliere decidió trabajar con una compañía de teatro, se reunió con una familia famosa de la industria: los Béjarts. La mayoría de los miembros de esa familia trabajaron en el campo como actores.

Molière se reunió por primera vez con una mujer de la familia, Madeleine Béjart. Al comienzo de su carrera, la relación con ella iba a durar varios años. Sin embargo, poco a poco, el vínculo entre Molière y Madeleine pasó del amor a la amistad.

Como ya no estaba en una relación, Molière se reunió con muchas otras mujeres hasta que se casó con otro miembro de la familia Béjart, Armande, años más tarde. Armande Béjart era la hermana menor de Madeleine. Era casi veinte años más joven que el antiguo amante de Molière, una gran diferencia de edad que alimentaba un rumor.

Retrato de Armande Béjart por Mignard & # 8211 Dominio público & # 8211 Fuente: Wikimedia Commons

De hecho, algunos vieron en Armande no a la hermana sino a la hija de Madeleine. Algunas personas incluso llegaron a preguntarse si Armande no era la hija nacida de la relación de Molière y Madeleine. Al casarse con Armande, Molière se habría casado con su propia hija ...

La mayoría de los historiadores creen ahora que Armande era de hecho la hermana de Madeleine y no su hija. Pero el rumor vivió lo suficiente como para llegar a los oídos reales del rey Luis XIV.

Cuando le dijeron que Molière estaba a punto de casarse con su propia hija, los testigos informaron que la reacción del Rey fue responder al mensajero: "¡Si se casa con la hija, entonces yo seré testigo en su boda!".

8. El caso Molière

De todas las anécdotas que contar sobre Molière, la más significativa es sin duda la que pasó a llamarse “el caso Molière”.

Es una gran controversia sobre la paternidad de las obras de Molière. Iniciada en 1919, esta teoría del autor Pierre Louÿs afirma que Molière no fue el verdadero autor de sus obras, y que fue él solo quien las firmó.

Según la teoría, las obras de Molière las habría escrito realmente Pierre Corneille. Aún hoy, varios autores piensan que esta teoría podría ser cierta. La falta de huellas escritas por la mano de Molière es un argumento importante de los defensores de esta teoría. También se da a menudo el argumento de que Molière, entre sus muchas actividades, apenas habría tenido tiempo para escribir.

Pierre Corneille por Le Brun & # 8211 Dominio público & # 8211 Fuente: Wikimedia Commons

Según esta teoría, Pierre Corneille habría utilizado a Molière para escribir comedias satíricas que no quería publicar bajo su propio nombre, siendo reconocido y apreciado como el mayor dramaturgo de tragedias. Corneille habría querido entonces proteger su reputación y evitar poner en peligro su nombre asimilándolo a la escritura de una comedia satírica poco desarrollada y arriesgada.

Se dan muchos argumentos a favor de esta teoría para apoyar la idea de que Molière no escribió sus obras de teatro, pero nunca se encontró ni se demostró ninguna evidencia de ello. Hasta la fecha, esta teoría aún se debate.

Es divertido pensar que uno de los autores de teatro de comedia más reconocidos podría ser un usurpador. Pero hasta que se demuestre lo contrario, consideremos a Jean-Batiste Poquelin como Molière, el autor de algunas de las obras de teatro francesas más emblemáticas ...

Estas numerosas anécdotas sobre la vida de Molière contribuyen a alimentar el misterio. Aunque es un autor de renombre mundial, es conocido sobre la vida del dramaturgo y los mitos y leyendas a su alrededor se multiplicaron.

A pesar de estas muchas incertidumbres, Molière sigue siendo uno de los autores más interpretados del mundo. Representa una parte tan importante de la cultura literaria francesa que la lengua francesa ahora se describe a menudo como la "lengua de Molière". Hoy en día, los mejores actores y actrices de Francia (y del mundo de habla francesa) todavía reciben un premio “Molière” cada año, que es el equivalente francés a los premios Olivier en el Reino Unido o los premios Tony en los Estados Unidos.

Molière es para el teatro francófono lo que Shakespeare es para el angloparlante.

  1. El mejor libro de viajes: Rick Steves & # 8211 París 2020& # 8211 Más información aquí
  2. Lonely Planet Paris 2020 & # 8211 Más información aquí

Equipo de viaje

  1. Mochila ligera Venture Pal & # 8211 Más información aquí
  2. Samsonite Winfield 2 28 & # 8243 Equipaje & # 8211 Más información aquí
  3. Swig Savvy & # 8217s Botella de agua con aislamiento de acero inoxidable & # 8211 Más información aquí

Consulte la lista de los más vendidos de Amazon para conocer los accesorios de viaje más populares. A veces leemos esta lista solo para averiguar qué nuevos productos de viaje está comprando la gente.

Nicolás

A Nicolás le gusta dar largos paseos por la capital francesa y tomar fotografías en el camino. ¡Con el tiempo, ha descubierto muchas gemas ocultas que ahora está ansioso por compartir!


Molière

Jean-Baptiste Poquelin, también conocido por su nombre artístico, Molière, fue un dramaturgo y actor francés considerado uno de los más grandes maestros de la comedia en la literatura occidental. Entre los dramas más conocidos de Molière & aposs se encuentran Le Misanthrope, (El misántropo), L & aposEcole des femmes (La escuela de las esposas), Tartuffe ou l & aposImposteur, (Tartufo o el hipócrita), L & aposAvare ou l & aposÉcole du mensonge (El avaro), Le Malade imaginaire (El imaginario), y Le Bourgeois Gentilhomme (El caballero burgués).

De familia próspera y habiendo estudiado en el Jesuit Clermont College (ahora Lycée Louis-le-Grand), Molière estaba bien preparado para comenzar una vida en el teatro. Trece años como actor itinerante ayudaron a pulir sus habilidades cómicas mientras también comenzó a escribir Jean-Baptiste Poquelin, también conocido por su nombre artístico, Molière, fue un dramaturgo y actor francés considerado uno de los más grandes maestros de la comedia en la literatura occidental. . Entre los dramas más conocidos de Molière se encuentran Le Misanthrope, (El misántropo), L'Ecole des femmes (La escuela de las esposas), Tartuffe ou l'Imposteur, (Tartufo o el hipócrita), L'Avare ou l'École du mensonge (El avaro), Le Malade imaginaire (El imaginario inválido), y Le Bourgeois Gentilhomme (El caballero burgués).

De familia próspera y habiendo estudiado en el Jesuit Clermont College (ahora Lycée Louis-le-Grand), Molière estaba bien preparado para comenzar una vida en el teatro. Trece años como actor itinerante ayudaron a pulir sus habilidades cómicas mientras también comenzaba a escribir, combinando Commedia dell'Arte elementos con la comedia francesa más refinada.

A través del patrocinio de algunos aristócratas, incluido el hermano de Luis XIV, Molière consiguió una actuación de mando ante el rey en el Louvre. Interpretando una obra clásica de Pierre Corneille y una farsa propia, Le Docteur amoureux (El doctor enamorado)A Molière se le concedió el uso de Salle du Petit-Bourbon en el Louvre, una espaciosa sala destinada a representaciones teatrales. Más tarde, a Molière se le concedió el uso del Palais-Royal. En ambas localizaciones encontró el éxito entre los parisinos con obras como Les Précieuses ridicules (Las damas afectadas), L'École des maris (La escuela de los maridos) y L'École des femmes (La escuela de las esposas). Este favor real trajo una pensión real a su compañía y el título de "Troupe du Roi" (La Compañía del Rey). Molière siguió siendo el autor oficial de los entretenimientos de la corte.

Aunque recibió la adulación de la corte y los parisinos, las sátiras de Molière atrajeron críticas de los moralistas y de la Iglesia. Tartufo ou l'Imposteur (Tartufo o el hipócrita) y su ataque a la hipocresía religiosa recibió rotundamente las condenas de la Iglesia mientras Don Juan fue prohibido en la actuación. El arduo trabajo de Molière en tantas capacidades teatrales comenzó a afectar su salud y, en 1667, se vio obligado a tomar un descanso del escenario. En 1673, durante una producción de su obra final, Le Malade imaginaire (El imaginario inválido)Molière, que padecía tuberculosis pulmonar, sufrió un ataque de tos y una hemorragia mientras tocaba el hipocondríaco Argan. Terminó la actuación, pero volvió a colapsar poco después y murió unas horas después. En su tiempo en París, Molière había reformado por completo la comedia francesa.
. más


Molière

Molière (1622-17 de febrero de 1673) fue un actor, director y escritor francés. Su verdadero nombre era Jean-Baptiste PoquelinMolière era su nombre artístico. [1] Escribió algunas de las comedias más importantes de la historia de la humanidad. [1]

Nació en París, donde su padre era dueño de una tienda de alfombras. Cuando era joven, Molière decidió vivir una vida de artista. A los 21 años fundó una compañía de teatro que pronto quebró. De 1645 a 1658, realizó una gira por Francia con algunos de sus amigos.

Más tarde, el rey Luis XIV hizo responsable a Molière del entretenimiento en la corte de Versalles, cerca de París. Molière estaba feliz de tener al rey entre sus amigos, porque tenía muchos enemigos, especialmente personas importantes en la Iglesia Católica Romana. Las comedias de Molière tratan de las debilidades humanas: celos, mezquindad, hipocresía, miedo a la muerte. Al poner a sus personajes en situaciones ridículas, Molière quiere entretener y educar a su audiencia.

Una de sus jugadas más importantes es Tartufo, mostrando a un hombre intolerante que se infiltra en una familia rica. La última obra de Molière fue Le Malade Imaginaire, llamado en inglés El hipocondríaco. Como en muchas de sus comedias, Molière jugó el papel principal. Murió en el escenario durante la cuarta actuación. Debido a sus problemas con la iglesia, no se le permitió ser enterrado en el cementerio de una iglesia.


Marcas de porcelana y cerámica - Marcas de Rosenthal

Philipp Rosenthal comenzó a hacer negocios en la industria de la porcelana en 1884 roku en Erkersreuth, cerca de Bavarian Selb. Al principio estaba comprando vajilla blanca Hutschenreuther. Estos artículos fueron luego decorados por su esposa María y vendidos de puerta en puerta.

Ya en 1891 r., Debido a la escasez de porcelana en el mercado, Rosenthal estableció su primera fábrica en la ciudad bohemia llamada Asch. Las piezas blancas producidas allí fueron posteriormente pintadas y decoradas en los talleres de Rosenthal. Hasta mediados de la década de 1930. Rosenthal superó a las fábricas: Kronach, Marktredwitz (con la marca Thomas), Selb, Waldenburg, Sophienthal y Waldershof.

En 1910 y 1920 se abren divisiones artísticas de cerámica.

Philipp Rosenthal era judío. En la segunda mitad de 1934, la situación en Alemania era tan tensa que perdió el control de su negocio. En 1935 se vio obligado a abandonar Alemania y murió en 1937.

La fábrica continuó operando durante la Segunda Guerra Mundial. Philip Rosenthal, hijo del fundador, estaba luchando contra la Alemania nazi. Tras la victoria volvió a Alemania intentando recuperar el control. Tuvo éxito solo en 1950.

Bajo la dirección junior de Rosenthal, la empresa se recuperó rápidamente. Philip contrató a los mejores artistas como Bjorn Wiinblad de Dinamarca, Hans Theo Baumann de Alemania, Raymond Peynet de Francia y Tapio Wirkkala de Finlandia. En 1979, cuando la empresa se acercaba al centenario, contrató a unos 8500 trabajadores.

En 1997, Waterford Wedgwood plc tomó el control de Rosenthal. Parte del grupo se convirtió en Hutschenreuther en 2000.

Los problemas económicos de Waterford Wedgwood hicieron que en 2009 Rosenthal fuera comprada por la italiana Sambonet. La empresa ahora se comercializa como Rosenthal GmbH.


Jim Phelan, uno de los entrenadores de baloncesto masculino de la NCAA más ganadores de todos los tiempos en Mount St. Mary's, muere

La exageración que condujo al partido de baloncesto masculino de Mount St. Mary en Wagner el 28 de enero de 1993 se centró en que Jim Phelan se convirtiera potencialmente en el octavo entrenador en la historia del baloncesto universitario en ganar 700 partidos. Y mientras los Mountaineers celebraron después de asegurar una victoria por 69-64 para ayudar a su entrenador a unirse a ese club exclusivo, él se lo tomó todo con calma.

"Recuerdo que estaba de gira y no veía la hora de volver a Emmitsburg", recuerda Kevin Booth, quien era un escolta senior de camiseta roja en ese equipo y ocupa el octavo lugar en la historia de la escuela en puntos de carrera (1.741) y el segundo en porcentaje de tiros de campo de 3 puntos (.459). “A pesar de todo el alboroto que lo rodea, si conoces al entrenador, él no se inmutó. Para él, era realmente un juego más. Eso lo resume a él y quién era. Era genial, pero disfrutaba de las cosas sencillas de la vida ".

Phelan, quien pasó 49 años como entrenador en jefe de los Mountaineers y es uno de los entrenadores con más victorias de todos los tiempos en la historia de la NCAA, murió mientras dormía el miércoles por la mañana en su casa en Emmitsburg, anunció la universidad el miércoles. Tenía 92 años.

La muerte del Sr. Phelan repercutió en las redes sociales.

Su pase fue especialmente difícil para algunos de sus exjugadores, incluido Luis Grillo, un escolta que ocupa el puesto 19 en anotaciones de carrera (1387 puntos), el sexto en puntos por partido (17,3) y el octavo en tiros libres (353) de 1967 a 1970 y fue funcionario de la NBA durante 15 años.

"Es un día difícil para muchos de nosotros", dijo Grillo, con la voz llena de emoción. "Era un buen hombre, un gran hombre".

"Ha sido un día difícil", dijo Cliff Warren, quien fue base, asistente graduado y entrenador asistente de Phelan durante un total de nueve años. "Me he reído y he llorado todo el día".

Para quienes lo conocían, Phelan era simplemente "Entrenador", un apodo que significaba el respeto que se había ganado de los jugadores, colegas y quienes lo seguían en el deporte.

"Él siempre será el entrenador", dijo el actual entrenador de Mount St. Mary, Dan Engelstad. "Eso es lo que era. Lo fue antes de su tiempo, pero fue un maestro de vida. Creo que todo el mundo lo llama entrenador, para ser honesto contigo. Nunca lo llamé Jim o Sr. Phelan. Él siempre será mi entrenador ".

“Hay muy pocas personas en este mundo a las que llamaré entrenador”, dijo el ex entrenador de Mountaineers y actual entrenador de George Washington Jamion Christian en una entrevista en 2014. “Son el entrenador Phelan, el entrenador [Shaka] Smart [de Marquette], Entrenador [Pat] Flannery [de Bucknell], Entrenador [Bob] Johnson [de Emory y Henry, un programa de la División III]. Los llamo "Entrenador" porque me enseñaron más que cómo ejecutar un programa de baloncesto. Me enseñaron cómo influir en vidas y me influyeron en ese proceso ".

Nativo de Filadelfia y graduado de La Salle en 1951, Phelan llegó al equipo All-Philadelphia durante tres años consecutivos. Luego entró en el Cuerpo de Marines y llevó a los Marine Cagers de Quantico al Campeonato All-Marine. Fue nombrado el Jugador Más Valioso del Cuerpo. Después de su baja, Phelan jugó brevemente con los Philadelphia Warriors de la NBA y los Pottstown Packers de la antigua Eastern League.

Phelan dejó su ciudad natal en 1954 para convertirse en entrenador en jefe en Mount St. Mary's College. Cuarenta y nueve años después, guió a 16 equipos de Mount a los torneos de la NCAA, incluidos cinco viajes a la Final Four de la División II y al campeonato nacional de la División Universitaria en 1962.

Diecinueve de sus equipos alcanzaron la meseta de las 20 victorias, mientras que solo 10 han sufrido récords perdedores. Phelan lideró dos equipos de torneos de la División I de la NCAA y ganó una candidatura para el Torneo Nacional de Invitación. En 1967, fue nombrado director deportivo de la escuela. Desempeñó roles duales durante los siguientes 22 años, ayudando a sentar las bases para el traslado de Mount a la División I en 1988. Sin embargo, una vez que se hizo el cambio, renunció como AD para dedicar toda su atención al programa de baloncesto.

En el juego de campeonato de la Northeast Conference el 1 de marzo de 1999, Phelan se convirtió en la cuarta persona en entrenar 800 victorias de baloncesto universitario y llevó a su equipo a su 16º torneo de baloncesto de la NCAA.

Cuando se retiró en 2003, solo Dean Smith de Carolina del Norte, Adolph Rupp de Kentucky y Clarence Gaines de Winston-Salem habían registrado más victorias que Phelan, quien ganó 824 juegos en Mount St. Mary's. Phelan ocupa el noveno lugar en la lista de todos los tiempos en la historia del baloncesto masculino de la División I.

Warren, quien llevó a los Mountaineers a su primera temporada ganadora en la División I como senior en 1989-90 y fue asistente en el personal de Phelan cuando el entrenador en jefe, guió el programa a su primer torneo de la NCAA en 1995, dijo que Phelan era famoso por “ Felanismos "como" Semper fi ", (" siempre fiel ")" estar en una trinchera "y" mostrar algo de estómago ".

"Debido a que era un infante de marina, observé todos los días esas cualidades de dureza", dijo Warren. “Siempre fue fiel a su palabra, con todos los que lo rodeaban. Significaba muchas cosas para mucha gente ".

Engelstad, quien conoció a Phelan hace 14 años cuando era un asistente de 22 años en el personal de Milan Brown para los Mountaineers, dijo que Phelan disfrutó asistiendo a los juegos en persona y se reunió con Engelstad y Dave Reeder, el director de ayuda financiera de la universidad, para almuerzo todos los lunes hasta que golpeó la pandemia de coronavirus.

Engelstad dijo que lo que más apreciaba de Phelan era su inquebrantable lealtad al programa.

"Estuvo conmigo durante los años de escasez", dijo Engelstad. “Me mantenía despierto al poder hacer una broma o hablar sobre sus años de escasez y levantarme. Si no estás ganando, es un trabajo difícil, y él siempre fue alguien que puso la vida en perspectiva y me ayudó a salir de esas rutinas personales. Siempre estaré agradecido por eso ".

Christian, quien fue escolta de Phelan de 2000 a 2003 y ayudó a Mount St. Mary's a llegar al torneo de la NCAA en 2014 y 2017, recordó una reunión con Phelan dos días después de una derrota por 86-72 en la Universidad de Long Island el 12 de enero. 2013, en su primera temporada como técnico.

"El entrenador por lo general venía el miércoles, pero tenía una gran sensación, un gran momento", dijo Christian. “Estaba confundiendo mentalmente lo que estaba pasando con el equipo, y él entró y se sentó. Le dije: 'Oye, entrenador, ¿cómo estás?' Y lo primero que me dijo fue: 'Bueno, Jamion, mucho mejor que tú'. Lo miré y pensé: 'Tiene toda la razón'. Le dije: 'Entrenador, tiene razón', y luego dijo: 'Pero encontrará la manera de vencerlos. Ahora vamos a almorzar ''. Fue una de esas cosas en las que, en ese momento, eso era exactamente lo que necesitaba escuchar. Hubo varios momentos como ese cuando toqué para él y después de tocar para él, cuando él tendría el momento perfecto para decir lo que necesitaba escuchar. Tenía un poco de humor y mucha verdad, y es muy difícil encontrar personas que tengan ese tipo de cualidad ".

Phelan ha sido incluido en 12 Halls of Fame, incluido el National Collegiate Basketball Hall of Fame (2008), el Northeast Conference Hall of Fame (2010), el Mount St. Mary's Sports Hall of Fame (1988), el Salón de la Fama de la Universidad La Salle Fame (1964), el Salón de la Fama del Deporte de Filadelfia (2010), el Salón de la Fama de la Escuela Secundaria LaSalle (2010) y el Salón de la Fama del Deporte del Cuerpo de Marines (2010). Fue honrado con el Lapchick Character Award en 2011 en el Madison Square Garden de Nueva York.


Fuentes

Véase la edición de Moli & egravere de DESPOIS AND MESNARD en la Collection des grands & eacutecrivains (París, 1873-1900), también una traducción al inglés de sus obras con texto en francés de WALLER, 8 vols. (Londres, 1902-7) y versión en inglés con memorias de WALL en Bohn's Library (3 vols., Londres, 1876-77) LACROIX, Bibliog. moli & egraveresque (París, 1875) VEUILLOT, Moli & egravere et Bourdaloue (París, 1877) LONGHAYE, Hist. de la litt. fran & ccedil. au XVIIe si & egravecle (París) CLARETIE, Moli & egravere y Shakespeare en Quincenal Review, LVII (Londres, 1900), 317 MATTHEWS, Moli & egravere (Nueva York, 1910).


Moliere

En lugar de proporcionar la película biográfica que el título parece prometer, el segundo largometraje de Laurent Tirard especula sobre lo que el joven Jean-Baptiste Poquelin, mejor conocido como Moliere, uno de los gigantes del teatro clásico francés, podría haber estado haciendo in 1644, when he briefly vanished from history's radar.

  • Share this article on Facebook
  • Share this article on Twitter
  • Share this article on Email
  • Show additional share options
  • Share this article on Print
  • Share this article on Comment
  • Share this article on Whatsapp
  • Share this article on Linkedin
  • Share this article on Reddit
  • Share this article on Pinit
  • Share this article on Tumblr
  • Share this article on Facebook
  • Share this article on Twitter
  • Share this article on Email
  • Show additional share options
  • Share this article on Print
  • Share this article on Comment
  • Share this article on Whatsapp
  • Share this article on Linkedin
  • Share this article on Reddit
  • Share this article on Pinit
  • Share this article on Tumblr

This review was written for the theatrical release of “Moliere.”

PARIS — The starting point for this highly enjoyable costume drama is a gap in the hero’s CV. Instead of providing the biopic that the title appears to promise, Laurent Tirard’s second feature speculates on what the young Jean-Baptiste Poquelin — better known as Moliere, one of the giants of classic French theater — might have been getting up to in 1644, when he briefly vanished from history’s radar.

Tirard’s suggestion — in his witty Gallic counterpart to the Oscar-winning “Shakespeare in Love” — is that the fledgling actor-writer-director Moliere (Romain Duris) was on the run from his creditors, holed up in the home of Monsieur Jourdain (Fabrice Luchini), a wealthy bourgeois gentleman, mining material for what later was to become two of his greatest plays.

With the bailiffs at his heels, Moliere jumps at Jourdain’s offer to cover his debts in exchange for coaching in acting technique. Jourdain is besotted with the beautiful widowed marquise Celimene (Ludivine Sagnier)and, encouraged by Dorante (Edouard Baer), a wily aristocrat on the make, has written a one-act play with which he hopes to impress her.

Masquerading as a priest named Tartuffe in order to conceal his true role from Jourdain’s wife, Elmire (Laura Morante), Moliere nonetheless forms a romantic attachment to Elmire that is soon reciprocated. At the same time, Tirard develops a subplot in which Jourdain promises to see his daughter, Henriette (Fanny Valette), wed to Thomas (Gilian Petrovsky), Dorante’s son, even though the young woman’s heart is set on Valere (Gonzague Requillart), her music teacher. Dorante, needless to say, is interested only in Jourdain’s money.

The story is worked out in the best traditions of farce, with an array of disguises, concealments and subterfuges, and there are plenty of laughs along the way. The ending, however, is bittersweet. Tirard frames the story with the reappearance 13 years later of Elmire, now dying of consumption. Although she has stayed with Jourdain in the meantime, she has retained her love for Moliere. She now enjoins him to give up hopes of writing in the supposedly nobler form of tragedy to concentrate on inventing a new form of comedy, one that fully explores the human heart.

Part of the fun for spectators familiar with the work of Moliere is recognizing situations and lines of dialogue — mostly attributed to Jourdain — that occur in two plays that Moliere wrote much later, “The Bourgeois Gentleman” and “Tartuffe.”

Duris, arguably the brightest of the current wave of young French male leads, is excellent in the leading role. Luchini is in his element as the buffoonish Jourdain, to whom Tirard lends a moment of dignity as the story reaches its denouement. Morante too is faultless as the woman torn between a desire for romantic love and adventure and the constraints of bourgeois marriage.

Production design is impeccable. Although the movie does not take itself too seriously, it has some interesting insights into the processes of creativity and the role of drama and repartee in the age of Louis XIV. The dialogue is a pleasure in itself, perfectly pitched between the language of today and the stilted cadences of high society in the mid-17th century.

MOLIERE
Fidelite Films, France 2 Cinema, France 3 Cinema, Wild Bunch
Créditos:
Director: Laurent Tirard
Screenwriters: Laurent Tirard, Gregoire Vigneron
Producers: Laurent Sivot, Olivier Delbosc, Marc Missonnier
Executive producer: Christine de Jekel
Director of photography: Gilles Henry
Production designer: Francoise Dupertuis
Costume designer: Pierre-Jean Larroque, Gilles Bodu-Lemoine, Pui Lai Huam
Editor: Valerie Deseine
Cast:
Moliere: Romain Duris
Jourdain: Fabrice Luchini
Elmire: Laura Morante
Dorante: Edouard Baer
Celimene: Ludivine Sagnier
Henriette: Fanny Valette
Valere: Gonzague Requillart
Running time — 120 minutes
No MPAA rating


Molière

Molière (Jean-Baptiste Poquelin) was born in Paris on January 15, 1622. His father was one of eight valets de chambre tapissiers who tended the king's furniture and upholstery, so the young Poquelin received every advantage a boy could wish for. He was educated at the finest schools (the College de Clermont in Paris.) He had access to the king's court. But even as a child, Molière found it infinitely more pleasant to poke fun at the aristocracy than to associate with them. As a young boy, he learned that he could cause quite a stir by mimicking his mother's priest. His mother, a deeply religious woman, might have broken the young satirist of this habit had she not died before he was yet twelve-years-old. His father soon remarried, but in less than three years, this wife also passed away. At the age of fifteen, Jean-Baptiste was left alone with his father and was most likely apprenticed to his trade.

The boy never showed much of an interest for the business of upholstering. Fortunately, his father's shop was located near two important theatrical sites: the Pont-Neuf and the Hôtel de Bourgogne. At the Pont-Neuf, comedians performed plays and farces in the street in order to sell patent medicines to the crowds. Although not traditional theatre in the strictest sense, the antics of these comic medicine-men brought a smile to Jean-Baptiste's face on many an afternoon. At the Hôtel de Bourgogne--which the boy attended with his grandfather--the King's Players performed more traditional romantic tragedies and broad farces. Apparently, these two theatrical venues had quite an impact on the young Poquelin, for in 1643, at the age of twenty-one, he decided to dedicate his life to the theatre.

Jean-Baptiste had fallen in love with a beautiful red-headed actress named Madeleine Béjart. Along with Madeleine, her brother Joseph and sister Genevieve, and about a dozen other young well-to-do hopefuls, Jean-Baptiste founded a dramatic troupe called The Illustrious Theater. It was about this time that he changed his name to Molière, probably to spare his father the embarrassment of having an actor in the family.

Molière and his companions made their dramatic debut in a converted tennis court. Although the company was brimming with enthusiasm, none of them had much experience and when they began to charge admission, the results proved disastrous. Over the course of the next two years, the little company appeared in three different theatres in various parts of Paris, and each time, they failed miserably. Several of the original members dropped out of the company during this period. Finally, the seven remaining actors decided to forget Paris and go on a tour of the provinces. For the next twelve years, they would travel from town to town, performing and honing their craft.

It was during this period that Molière began to write plays for the company. His first important piece, L'Étourdi or The Blunderer, followed the escapades of Mascarille, a shrewd servant who sets about furthering his master's love affair with a young woman only to have his plans thwarted when the blundering lover inadvertantly interferes. The five-act piece proved quite successful, and a number of other works followed. By the spring of 1658, Molière and his much-improved company decided to try their luck once more in Paris. When they learned that the King's brother, the Duke of Anjou, was said to be interested in supporting a dramatic company which would bear his name, they immediately set about gaining an introduction to the Court.

On the evening of October 24, 1658, Molière and his troupe performed for the first time before Louis XIV and his courtiers in the Guard Room of the old Louvre Palace. They made a crucial mistake, however, by performing a tragedy (Cornielle's second-rate Nicoméde) instead of one of their popular farces. The Court was not impressed. Fortunately Molière, realizing their blunder, approached the King at the conclusion of the tragedy and asked permission to perform one of his own plays, The Love-Sick Doctor. The King granted his request, and the play was such a success that the little company--which would thereafter be known as the Troupe de Monsieur--was granted use of the Hôtel du Petit Bourbon, one of the three most important theaters in Paris.

The first of Molière's plays to be presented at the Petit Bourbon was Les Précieuses Ridicules or The Pretentious Ladies which satirized Madame de Rambouillet, a member of the King's court who had set herself up as the final judge of taste and culture in Paris. The play proved so successful that Molière doubled the price of admission and was invited to give a special performance for the King. The King was delighted and rewarded the playwright with a large gift of cash, but Molière had made powerful enemies of some of the King's followers. Madame de Rambouillet and her coterie managed to have performances of the play suspended for fourteen days and, in an attempt to drive Molière from the city, eventually managed to have the Petit Bourbon closed down completely. But the King immediately granted Molière use of the Théâtre du Palais Royal where he would continue to perform for the rest of his life.

Over the course of the next thirteen years, Molière worked feverishly to make his company the most respected dramatic troupe in Paris. (Eventually, they were awarded the coveted title "Troupe of the King.") He directed his own plays and often played the leading role himself.

On February 17, 1673, Molière suffered a hemorrhage while playing the role of the hypochondriac Argan in The Imaginary Invalid. He had insisted on going through with the performance in spite of the advice of his wife and friends saying, "There are fifty poor workers who have only their daily wage to live on. What will become of them if the performance does not take place?" He passed away later that night at his home on the Rue Richelieu. The local priests refused to take his confession, for actors had no social standing and had been excommunicated by the church. Nor would they permit him to be buried in holy ground. Four days later, the King interceded and Molière was finally buried in the Cemetery Saint Joseph under the cover of darkness.

Molière left behind a body of work which not only changed the face of French classical comedy, but has gone on to influence the work of other dramatists the world over. The greatest of his plays include The School for Husbands (1661), The School for Wives (1662), The Misanthrope (1666), The Doctor in Spite of Himself (1666), Tartuffe (1664,1667,1669), The Miser (1668), and The Imaginary Invalid (1673).


Ver el vídeo: Biografías: Molière. #LaEsferaDorada (Mayo 2022).