Podcasts de historia

Templo semisubterráneo, Tiwanaku

Templo semisubterráneo, Tiwanaku


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Tiahuanaco

TLa civilización inca de América del Sur, a diferencia de la maya, estaba todavía en su apogeo cuando llegaron los conquistadores. Uno de los conquistadores, Cieza de León (1518 & # x2013 1560), siguió senderos desde la costa de Perú hasta las estribaciones de los Andes y aprendió de los nativos sobre las ruinas de una gran ciudad en lo alto de las montañas. Supuso que se trataba de un antiguo asentamiento inca como los que los españoles encontraron en otras partes de lo que hoy es Perú. En 1549, mientras se dirigía tierra adentro desde el lago Titicaca, que separa a Perú de la nación sin litoral de Bolivia, de León encontró los restos de la legendaria ciudad de Tiahuanaco, que eran mucho más grandes de lo que esperaba.

El sitio de la antigua ciudad presenta grandes montículos artificiales y enormes piedras talladas, incluida una enorme entrada llamada Puerta del Sol. Tallado en un solo bloque de piedra que pesa 10 toneladas, el Gateway presenta decoraciones intrincadas, incluida una figura de dios a menudo identificada como Viracocha, que ocupó un lugar destacado en la mitología de la región.

Un monumento en terrazas llamado Akapana, que mide 650 por 600 pies y se eleva 50 pies de alto, tiene una forma piramidal que se nivela para formar una plataforma alta. Dentro de esa plataforma hay patios hundidos. En todo Tiahuanaco se ven hábiles ejemplos de mampostería y el brillante uso de metales, incluidas las abrazaderas de cobre que mantienen unidos bloques masivos de piedras.

La Puerta del Sol se encuentra en la esquina noroeste de un templo de plataforma llamado Kalasasaya, que está adyacente a un templo semi-subterráneo, los templos forman parte de un observatorio astronómico. Algunas piedras verticales colocadas en el sitio pesan hasta 100 toneladas. Entre otras hazañas notables, los habitantes de Tiahuanaco idearon un sistema de drenaje y alcantarillado. A 12,500 pies de altura, Tiahuanaco era la ciudad más alta del mundo antiguo.

Tan pronto como Cieza de León informó del notable descubrimiento, Tiahuanaco se convirtió en uno de los grandes misterios del mundo, ya que los indígenas aymaras insistieron en que las ruinas estaban allí mucho antes de que la gran civilización Inca llegara a la zona y la conquistara alrededor de 1450. Cieza de León a las ruinas, y estos hombres de conocimiento pronto dudaron si el pueblo aymara podría haber sido capaz alguna vez de la artesanía y la ingeniería que requerían estructuras tan masivas. Los misioneros comenzaron a difundir leyendas de que las estructuras habían sido erigidas en el pasado distante por gigantes.

Los científicos fechan la civilización que ocupó Tiahuanaco en el año 300 & # x2014 cuando una comunidad comenzó a asentarse en el área & # x2014 hasta el 900, cuando ocurrió algún tipo de disrupción y Tiahuanaco fue abandonada. Esas fechas coinciden con la afirmación de los indios aymaras de que Tiahuanaco se construyó y estaba en ruinas antes de la llegada de los incas. Otros teóricos combinan hallazgos científicos y mitos locales, perpetuando la noción de que una raza blanca, tal vez egipcios o fenicios, llevó la civilización al altiplano.

El argumento de que Tiahuanaco prosperó más de 10 mil años antes de las fechas establecidas por las pruebas científicas fue fomentado por Arthur Posnansky en su libro, Tiahuanaco: la cuna del hombre americano (1945). Al señalar que el templo de la plataforma Kalasasaya se usó como un observatorio astronómico, Posnansky determinó que apuntaba precisamente a las alineaciones del solsticio en el 15.000 a.C. Teniendo en cuenta el cambio muy gradual del eje de la Tierra, Posnansky postuló que la llanura árida estuvo una vez debajo del agua, parte del lago Titicaca, y que Tiahuanaco fue una vez una ciudad portuaria importante. Los antiguos ciudadanos de Tiahuanaco eran miembros de una cultura superior que había introducido una edad de oro en la zona. Los fundadores de Tiahuanaco eran más altos y tenían características faciales distintivas bastante aparte de los rostros de pómulos altos de los habitantes actuales del altiplano.

En opinión de Posnanksy, la historia más sorprendente contada por los pocos artefactos que quedan en la ciudad fue la de una civilización del Nuevo Mundo que era sorprendentemente similar a la del antiguo Egipto. El Calassassayax (casa de culto), creía, era tan similar al templo egipcio de Karnak en diseño y distribución que sus dimensiones relativas lo convertían casi en un modelo a escala de la estructura del Viejo Mundo. Las piedras utilizadas en el templo de Tiahuanaco están encajadas y unidas con sus juntas y las partes frontales pulidas para hacer una combinación casi perfecta. Los incas no construyeron de esa manera, pero los antiguos egipcios sí lo hicieron.

Y luego estaban los edificios construidos con piedras macizas y pulidas, de muchas toneladas de peso, que habían sido colocadas de tal manera que solo un pueblo con métodos de ingeniería avanzados podría haberlas diseñado y transportado. Si esto no fuera una situación imposible, la andesita particular utilizada en gran parte de la construcción de Tiahuanacán solo se puede encontrar en una cantera que se encuentra a 50 millas de distancia en las montañas.

Los cirujanos de Tiahuanaco eran expertos en trepanar el cerebro, al igual que los médicos egipcios. Posnansky descubrió cráneos con injertos óseos bien curados, que ofrecieron un testimonio silencioso de la habilidad de los médicos antiguos y su conocimiento de la anatomía. Algunos arqueólogos receptivos a las teorías de Posnansky argumentan que la credibilidad de la coincidencia cultural se estira considerablemente cuando se relaciona con las operaciones cerebrales. Es posible aceptar el hecho de que dos culturas ampliamente separadas, como la egipcia y la gente desconocida de Tiahuanaco, hayan desarrollado una forma de operación cerebral, pero que ambas culturas usaran instrumentos y métodos idénticos, parece inusual por decir lo mínimo. Los instrumentos son de cobre de alta calidad e incluyen taladros y cinceles. En sí mismos, indican un grado avanzado de metalurgia, conocimiento de maquinaria simple y desarrollo de prácticas quirúrgicas mucho más detalladas de lo que se puede esperar en las sociedades primitivas.

Las teorías de Posnansky ganaron un público popular, pero no fueron ampliamente aceptadas entre los científicos. Al amanecer en las fechas del equinoccio, por ejemplo, el Sol aparece en la escalera de Kakassasaya. No hay necesidad de creer que se construyó en un momento preciso para apuntar a una alineación astronómica precisa. La idea de la ciudad portuaria también fue rápidamente cuestionada. Las áreas que se habrían sumergido incluyeron barrios de viviendas que comparten fechas similares con las estructuras más grandes, y el campo circundante donde se ubicaron las granjas también habría estado bajo el agua.

La datación por radiocarbono sugiere, en cambio, que Tiahuanaco se fundó alrededor de 400, y después de tres siglos de asentamiento gradual, la ciudad fue abandonada alrededor de 1000. Mientras tanto, el asentamiento había crecido de un centro ceremonial a una ciudad importante habitada por 40.000 a 80.000 personas.

Se han realizado excavaciones arqueológicas regulares en Tiahuanaco desde 1877. El templo semisubterráneo junto al Akapana produjo un monolito de 24 pies de altura en 1932. Ese hallazgo y el clima generalmente árido ayudaron a sostener la idea de que Tiahuanaco sirvió principalmente como un centro ceremonial. Sin embargo, hallazgos posteriores mostraron que había sido una ciudad próspera y se establecieron las fechas para la época en que se establecieron los asentamientos y el abandono. Sin embargo, el motivo por el que se abandonó el lugar sigue siendo un misterio para los arqueólogos convencionales.

Sin embargo, según Posnansky, fueron los cambios climáticos al final de la Edad de Hielo los que contribuyeron a las inundaciones y la destrucción de Tiahuanaco, arrasando con sus habitantes y dejando las grandes estructuras en ruinas. Posnansky murió en 1946, convencido de que había rastreado la influencia de Tiahuanaco en la cultura nativa tan al norte como los desiertos costeros de Perú y tan al sur como Argentina.

La mayoría de los otros arqueólogos adoptan puntos de vista mucho más conservadores. Al igual que con los mayas, argumentan, los antiguos indios de Tiahuanaco podrían haber tenido demasiado de algo bueno. Hay evidencia de que fueron víctimas de una catástrofe natural, pero fue una sequía prolongada, más que la gran inundación de Posnansky, lo que probablemente los abrumó. Las condiciones de sequía se establecieron durante un período prolongado, y los aymaras ya no podían soportar una población masiva y proyectos de construcción a gran escala. La gente comenzó a abandonar la ciudad alrededor del año 1000. Los incas conquistaron las comunidades que quedaban en el área alrededor de 1450. Luego, los españoles llegaron a Tiahuanaco unos cien años después de que los incas se mudaran.

Aún quedan las preguntas: ¿quiénes eran los nativos que prosperaron en Tiahuanaco y cómo construyeron estructuras tan elaboradas?

Los aymaras, mientras tanto, aún viven en la región. Sobrevivieron a los primeros colonos españoles alrededor de Tiahuanaco, quienes nunca llegaron a dominar las duras condiciones de la zona. La llanura volvió a ser un desierto después de que los españoles la cultivaron, porque nunca aprendieron a usar una técnica de los antiguos habitantes de Tiahuanaco. Las misteriosas personas desconocidas cultivaban en campos elevados, que se llenaron y construyeron con tierra de las áreas circundantes. Los canales entre los campos los mantenían regados, y al cultivar en campos elevados, los cultivos se mantenían a salvo del peligro de las heladas y la erosión por el agua.


Tiwanaku, Bolivia: La enorme y misteriosa ciudad antigua que fue abandonada mucho antes del surgimiento del Imperio Inca.

Tiwanaku (Tiahuanaco o Tiahuanacu en español) es una antigua ciudad en ruinas ubicada a 44 millas al oeste de La Paz cerca del lado sureste del lago Titicaca en el oeste de Bolivia.

Es un sitio arqueológico precolombino crucial que lleva el nombre de una de las civilizaciones más poderosas que prosperaron en la región antes del surgimiento del Imperio Inca. De hecho, Tiwanaku fue la capital de la civilización perdida y muy influyente que dominó una gran área de la parte sur de la región andina entre los años 500 y 900 d.C.

Tiwanaku es conocido como uno de los centros urbanos más altos y antiguos jamás construidos. Se coloca a casi 13.000 pies sobre el nivel del mar. Los restos de la ciudad fueron descubiertos por el conquistador español Pedro Cieza de León en 1549, mientras dirigía una expedición que buscaba la capital de la región inca de Qullasuyu. Él y sus hombres fueron los primeros europeos que visitaron una ciudad abandonada de Tiwanaku durante mucho tiempo. De hecho, registró el sitio por primera vez en la historia escrita.

La “Puerta de la Luna” / Autor: Daniel Maciel - CC BY 2.0

El nombre original de la ciudad que conocían sus residentes probablemente se haya perdido para siempre, porque de los documentos y artefactos arqueológicos descubiertos hasta ahora, los lingüistas creen que la gente de Tiwanaku no tenía un idioma escrito. También se cree que hablaban el idioma Puquina (o Pukina), que es un idioma extinto que alguna vez fue hablado por las personas que vivían en los alrededores del lago Titicaca, en la actual Bolivia y Perú.

Escaleras de Kalasasaya (1903)

En su pico más alto, Tiwanaku tenía entre 30.000 y 70.000 habitantes (desde el 500 hasta el 900 d.C.). Pero la historia de Tiwanaku comenzó mucho antes. Los descubrimientos arqueológicos indican que la zona estuvo habitada desde aproximadamente el 1500 a.C. Tiwanaku fue al principio una pequeña aldea agrícola. La ubicación entre el lago Titicaca y las tierras altas secas era más que ideal para la agricultura.

Templo de Kalasasaya (1903)

Los pueblos ancestrales que poblaron la zona también desarrollaron varias técnicas agrícolas que hicieron que el proceso de cultivo fuera más exitoso. Los sistemas de riego formados por canales y acueductos proporcionaban agua dulce del lago a la tierra, que era apta para el cultivo de papa. Se echaron las raíces para un imperio fuerte. Personas de otras regiones vienen a vivir a Tiwanaku y la pequeña aldea, que en gran parte estaba rodeada de montañas y colinas, se convirtió en un centro administrativo, político y religioso de la región. Alrededor del 400 d.C. nació un estado en el área de Titicaca y Tiwanaku se convirtió en una ciudad urbanizada planificada.

Se construyeron nuevas estructuras, como esculturas, portales simbólicos y colosales edificios religiosos. También se construyeron nuevas carreteras con un complejo sistema de drenaje subterráneo que controlaba el flujo de las aguas pluviales. En el centro sagrado se construyeron varios templos, una pirámide, monolitos y tallas misteriosas. Muchos de los monumentos de Tiwanaku se construyeron en consonancia con la salida del sol. Allí se adoraba y alababa a los dioses, y la gente, incluso desde muy lejos, peregrinaba en Tiwanaku. Alrededor del 500 d.C. Tiwanaku se convirtió en la principal potencia política alrededor del lago Titikaka. El período más dominante de Tiwanaku fue en el siglo VIII d.C.

Muros alrededor del templo Kalasasaya

La ciudad se expandió para cubrir 4 millas cuadradas, pero la mayor parte hoy está debajo de la ciudad moderna y solo se ha excavado una pequeña parte de la ciudad antigua. Muchos de los artefactos también fueron robados a lo largo de los siglos. Pero las estructuras excavadas y sobrevividas, aunque en ruinas, representan la grandeza de esta civilización. Los edificios, especialmente las casas para vivir, se construyeron en gran parte con ladrillos de barro.

El sitio aún está en excavación.

Algunas de las estructuras más importantes, que se encuentran en el centro sagrado, fueron construidas con piedra. Los ingeniosos artesanos perfeccionaron las técnicas para tallar y refinar los materiales de piedra y la combinación de la gran escala con el estilo arquitectónico desarrollado hicieron de la ciudad un lugar único. El núcleo de la vida del centro asustado era el Templo de Akapana. Era una colina artificial construida en 7 niveles, y se parecía más a una pirámide escalonada de tierra, de aproximadamente 50 pies de altura. La cima de la colina era una plataforma donde se llevaban a cabo los rituales. Estaba pavimentado con rocas volcánicas y se hicieron canales de piedra para drenar el agua de las terrazas. Hoy el templo no es tan impresionante, porque fue destruido por los conquistadores y su material se utilizó para construir iglesias y casas locales.

El monolito "El Fraile" ("El Sacerdote")

Al norte de Akapana se encuentra el Templo Kalasasaya. Es un gran templo abierto, alargado y redondeado, rodeado de muros hechos de enormes bloques de piedra arenisca roja. Se cree que fue utilizado como un antiguo observatorio. El acceso se sitúa en el centro del muro oriental sobre una escalera de siete escalones y hay dos monolitos de piedra tallada a cada lado. En el interior hay otros monolitos, como el monolito de "El Sacerdote", y la monumental "Puerta del Sol", que es una de las estructuras más famosas de Tiwanaku. Está hecho de un solo bloque de roca volcánica y se cree que pesa 44 toneladas. Otra estructura impresionante es la "Puerta de la Luna" más pequeña.

Al este del acceso principal de Kalasasaya se encuentra el Templo semisubterráneo. Está hecho de piedra arenisca roja y sus paredes están decoradas con 175 esculturas de rostros humanos inusuales. Al oeste del templo de Kalasasaya hay una gran área rectangular conocida como Putini, que todavía está en proceso de excavación. En el lado este se ubica el sitio conocido como Kantatayita y en el sur se encuentra el gran sitio arqueológico de Puma Punku, donde se pueden encontrar megalitos que pesan más de 440 toneladas. En este momento hay varios proyectos para excavar en la zona y no sería una sorpresa que algo "nuevo" surgiera de la tierra de esta civilización perdida y misteriosa.


Configuración

Al igual que el río Nilo y el valle del Indo, la cuenca del Titicaca tiene la distinción de ser uno de los pocos lugares en la tierra donde surgió la civilización. sui generis. El primer ejemplo de arquitectura ritual pública en la cuenca del Titicaca, el patio hundido, data del 1800 a. C. [2, 3]. Este sello distintivo de la arquitectura del Titicaca llega a su fin alrededor del año 1000 d.C., momento en el que se estima que se habían construido 800 patios hundidos en toda la cuenca. En el sitio de Chiripa (550 a. C. a 100 d. C.) y Pucará (200 a. C.-300 d. C.), dos de los sitios más grandes y más conocidos antes del fenómeno de Tiwanaku, los patios hundidos están rodeados por edificios rectilíneos complejos internamente, o "casas ”Hecho de tierra (adobe) y piedra.

En el centro aproximado del valle sur de la cuenca se encuentra una serie de pirámides y plataformas que marcan el centro de las ruinas de Tiwanaku, ocupadas ca. 500-1000 d.C. (Figura 1). Las descripciones de Tiwanaku monumental se centran en dos zonas ubicadas al este y suroeste de la ciudad moderna de Tiwanaku (Fig. 2). Al este se encuentra el núcleo principal de siete estructuras de piedra y tierra: el Templo Semisubterráneo, el Kalasasaya, el Putuni, el Chunchukala, el Kherikala, el Kantatallita y la Plataforma Akapana (Zona 1). Al suroeste se encuentra el tema de este estudio, el Pumapunku, una alineación de plazas y rampas centradas en una plataforma elevada (Zona 2). Las ruinas desafían a los investigadores debido a las modificaciones de la política madura posterior, el clima severo y el intenso saqueo del período colonial que destruyó todas las características excepto las más grandes.

Cuenca del Titicaca y los principales sitios arqueológicos

Los principales monumentos del sitio de Tiwanaku

Las ruinas han jugado un papel importante en las narrativas históricas y míticas de los diversos estados e imperios que han controlado el área [4]. El Inca reutilizó las ruinas como su lugar de nacimiento, los españoles lo destruyeron asiduamente las clases mestizas en desarrollo que de hecho fue construido por el Emperador Inca tratando de recrear Jerusalén [5]. Durante las guerras de independencia de España, la famosa Puerta del Sol se colocó de pie para marcar el inicio de un nuevo orden. Después de la independencia, las ruinas aparecieron como parte del tira y afloja entre las dos ciudades principales, La Paz y Sucre, compitiendo por la justificación ideológica para servir como sede de la recién formada república de Bolivia.

A mediados del siglo XX, se inició un ambicioso esfuerzo para crear un impresionante conjunto de ruinas que rivalizaría con Machu Picchu en Perú y Teotihuacan en México [6]. Cualquier sitio monumental a través de la cuenca, e incluso a través de los Andes del sur, fue asignado como una ciudad satélite o avanzada de un imperio Tiwanaku imaginado [7]. En las ruinas mismas, un extenso programa de excavaciones y restauraciones de mano dura transformó los pintorescos vestigios de piedra erosionada en su estado actual sobre reconstruido. Se eliminaron y restablecieron secciones enteras de arquitectura para darle al sitio una sensación más monumental en línea con la narrativa nacionalista de un imperio precolombino de proporciones y tamaño similares al posterior Imperio Inca [4]. Como resultado de estas lamentables intervenciones, las ruinas también tienen la distinción de ser consideradas uno de los peores sitios reconstruidos del continente [8]. Sin embargo, las ruinas se convirtieron en visita obligada de viajeros internacionales y nacionales indígenas y mestizos, cada uno con su propia agenda e interpretación [9]. En particular, el festival del solsticio, reiniciado en la década de 1980 después de un breve período de resurgimiento a mediados del siglo XX, atrajo la atención internacional sobre las ruinas y el interés local, ya que los pueblos indígenas locales utilizaron la ceremonia como fuente de ingresos e identidad.El festival se desarrolló de una pequeña reunión a un evento bien organizado que acogió a miles de personas, y se podría argumentar que la elección del primer presidente indígena y su toma de posesión en las ruinas mismas fueron posibles gracias a la reunión anual que se convertiría en su sólida política. base [10].

Este período de excavaciones apresuradas impulsadas políticamente y restauraciones de mano dura ha llegado a su fin, en su mayor parte, pero la situación en las ruinas sigue siendo igual de complicada con la descentralización del poder del gobierno central a las regiones y provincias. En 2001, las comunidades indígenas se apoderaron de las ruinas y expulsaron a todos los trabajadores del gobierno central [11]. Con el tiempo, las relaciones han mejorado y existe un mayor grado de colaboración entre las autoridades rurales indígenas y los organismos nacionales e internacionales. Sin embargo, la mayoría de los interesados ​​en el sitio no son arqueólogos o académicos, sino quienes ocupan una variedad de posiciones políticas tradicionales, locales y nacionales. Por muy bien intencionados que sean, este grupo diverso de partes interesadas tiene un conocimiento limitado de las convenciones de conservación y gestión adecuada de un sitio del Patrimonio Mundial. Incluso en las mejores circunstancias, las publicaciones académicas y los extensos informes gubernamentales sobre conservación tienen poco impacto en el debate sobre cómo preservar, restaurar y mantener el sitio, y las discusiones entre las partes interesadas rara vez encuentran un lenguaje común. Por ejemplo, en 2006, las piedras del Pumapunku fueron reorganizadas como parte de un proyecto ordenado por el presidente interino del país para “arreglar” el sitio durante su breve mandato. Las grandes losas de arenisca fueron niveladas y varios bloques se restablecieron, pero tanto su ubicación como su disposición son incorrectas según las publicaciones de fácil acceso [12].

El Pumapunku

La primera vista en planta conocida del complejo del templo, realizada en 1848 por Léonce Angrand, coloca restos fragmentarios de cuatro revestimientos concéntricos alrededor de una plataforma elevada [13]. A partir de mediados de la década de 1970, una serie de excavaciones confirmaron los restos de estos revestimientos concéntricos de verdadera curvatura horizontal [14], junto con un amplio y desgastado conjunto de escaleras de piedra arenisca en el lado oeste [15,16,17]. La huella de la plataforma tiene forma de T y se extiende 167 m a lo largo del lado oeste y 116 m a lo largo de los lados norte y sur. Las alas de la “T” se extienden 27 my se estima que tienen 20 m de ancho [18, 19] (Fig. 3). Los revestimientos exteriores de la plataforma parcialmente desmontados dan fe de que los laterales y la base de los sillares están totalmente terminados antes de ser colocados en sus respectivas hiladas. Encajando perfectamente de adelante hacia atrás, todo el curso se rectificó para formar un curso horizontal verdadero, plano y continuo.

Vista topográfica y en planta del Pumapunku

Esta investigación se centra en el lado este de la plataforma, una alineación de grandes losas de arenisca rodeadas por una caída de bloques de andesita intrincadamente tallados (Fig. 4). Asombrados por esta impresionante colección de arquitectura destrozada y volcada, varios cronistas españoles de los siglos XVI y XVII nos dejaron descripciones de maravillosos, aunque inacabados, portales y otros interesantes bloques tallados que se asentaron sobre y alrededor de losas ciclópeas de piedra arenisca [1, 20, 21]. Los estudios arquitectónicos han confirmado la observación temprana de que tanto la arquitectura de andesita como las losas de arenisca estaban sin terminar [1, 12, 20, 22,23,24,25]. A principios del siglo XVII, parece que solo quedaba una puerta de entrada y una "ventana", y es posible que permanecieran en pie hasta mediados del siglo XVIII. En su mayor parte, las descripciones coloniales tempranas antes de la destrucción completa de la arquitectura andesita en pie transmiten una sensación de asombro en lugar de una forma arquitectónica específica.Las descripciones posteriores proporcionan algunas ideas adicionales, y una gran cantidad de especulaciones, sobre lo que está por el siglo XIX una estructura muy dañada [26,27,28,29,30].

Fotografía histórica de la arquitectura en el lado este de la plataforma Pumapunku tomada por Max Uhle en 1893

Hay dos elementos básicos de esta estructura: losas de arenisca que sirvieron de cimentación y bloques de andesita que fueron superestructura. Para el primero, hay 17 piezas de arenisca que definen un área plana de 6,75 por 38,72 m (Fig. 5). Los aspectos notables de las losas de arenisca —su tamaño, sus superficies lisas— han suscitado comentarios durante varios siglos. De hecho, la losa de arenisca más grande, que mide 8,12 por 3,86 por 1,2 m con un peso estimado de 83 toneladas, ha sido escalonada varias veces a lo largo de los siglos, induciendo indefectiblemente un nivel correspondiente de asombro y asombro sobre el origen y la forma de transporte de esta tremenda piedra. El otro elemento crucial de las losas de piedra para este estudio son los contornos geométricos empotrados Nota a pie de página 1 que, basados ​​en la arquitectura in situ en otros lugares del sitio, fueron el punto de encuentro o la cama para la arquitectura en pie.

Dibujo de 1848 de Leonce Angrand de las losas de arenisca. Observe los contornos geométricos tallados en las losas que una vez tuvieron arquitectura en pie

El segundo elemento de este edificio presenta aproximadamente 150 piezas separadas de bloques de andesita finamente cortados esparcidos alrededor de estas losas de arenisca (Fig. 6). Varias más se pueden encontrar más lejos en el sitio y en el museo local. Esta mampostería se caracteriza por superficies planas, forma geométrica, bordes precisos y ángulos rectos internos. Sus tamaños van desde bloques geométricos que una persona puede levantar fácilmente (34 por 26 por 14 cm, para un peso estimado de 8,5 kg), hasta las tan anunciadas piedras "H" (97 por 99 por 55 cm para un peso estimado). de 600 kg), hasta las icónicas pasarelas esculpidas en un solo bloque de poco menos de tres metros de altura, con un peso estimado de 9 t (ver Fig.12). Un bloque de andesita en particular mide 3,5 por 3,2 por 0,64 m para un peso estimado de 20 toneladas métricas, un tamaño tremendo, especialmente si se considera que la cantera estaba ubicada al otro lado del lago [31, 32].


¿Cómo se cortaron las piedras de Puma Punku? Otro misterio

Puma Punku es un sitio grande que se expande a una distancia que excede las dimensiones de dos campos de fútbol. Alguna vez fue un montículo de tierra con paredes de arenisca roja tallada que habría brillado al sol. La evidencia arqueológica sugiere que alguna vez tuvo grandes patios en los lados este y oeste y un amplio patio en el centro.

Lo más intrigante de Puma Punku es el trabajo en piedra. La piedra arenisca roja y las piedras de andesita se cortaron de una manera tan precisa que es como si se hubieran cortado con una herramienta de diamante, y pueden encajar perfectamente y encajar entre sí.

Bloques de piedra Puma Punku - Bolivia. (Adwo / Adobe Stock)

Los visitantes aún se maravillan de las maravillas geométricas de los bloques en forma de H a juego con aproximadamente 80 caras colocadas en una fila, y los cortes precisos y la regularidad de las piedras, lo que sugiere que se empleó la prefabricación y la producción en masa. Las entrevistas con los canteros de hoy en día han revelado que incluso con la tecnología avanzada actual, sería extremadamente difícil replicar la precisión observada en las piedras encontradas en Puma Punku.

Esta es parte de la razón por la que muchas personas han sugerido que los antiguos habitantes de Puma Punku habían recibido "ayuda externa" para crear el sitio. Otros dicen que la residencia de Puma Punku tenía tecnología disponible que luego se perdió, tal vez herramientas eléctricas e incluso láseres.

En el lado más convencional, se sugiere que los canteros eran muy capaces con las herramientas disponibles y había mucho trabajo manual involucrado en el transporte y el trabajo de las piedras. La explicación convencional de cómo se trabajaron las piedras dice que primero se golpearon con martillos de piedra para crear depresiones, luego se pulieron y pulieron con arena y piedras planas.

Bloque de piedra en Puma Punku, Bolivia. (Adwo / Adobe Stock)

Existen diversos informes sobre el peso de las piedras más grandes, que van desde 140 toneladas a 800 toneladas, y el mayor número a menudo lo proporcionan las fuentes que se inclinan hacia explicaciones alternativas sobre cómo se construyó el sitio. Las dimensiones aceptadas para la piedra más grande en Puma Punku son 7,81 metros (25,62 pies) de largo, 5,17 (16,96 pies) metros de ancho y 1,07 metros (3,51 pies) de espesor. El segundo bloque de piedra más grande en Puma Punku tiene 7,90 metros (25,9 pies) de largo, 2,50 metros (8,20 pies) de ancho y 1,86 metros (6,10 pies) de espesor.

En general, se acepta que los grandes bloques de arenisca roja se extrajeron a unos 10 km (6,21 millas) de Puma Punku y que la andesita más pequeña y ornamental se obtuvo a unos 90 km (55,92 millas) de distancia en las orillas del lago Titicaca. Aunque los megalitos de Puma Punku son los aspectos más llamativos del sitio, la mayor parte de la arquitectura está formada por piedras más pequeñas.

Piedra tallada con precisión en las ruinas de Pumapunku, sitio arqueológico precolombino, Bolivia. (Matyas Rehak / Adobe Stock)

La forma en que llegó el material al sitio también es un tema de debate, pero muchos expertos creen que las piedras generalmente fueron enviadas a través del lago en botes de juncos y luego arrastradas por tierra por la gran fuerza laboral de Tiwanaku para llegar al sitio. Es posible que se hayan utilizado cuerdas de piel de llama, rampas y planos inclinados en el transporte terrestre. Más sugerencias alternativas dicen que las piedras podrían haberse movido con algún tipo de vehículos elevadores grandes, que los arqueólogos principales no creen que existieran en el área en ese momento.


Civilización Tiwanaku en Bolivia

La ciudad boliviana de Tiwanaku, considerada por los incas como el lugar sagrado de su origen, fue también el hogar de una gran civilización que floreció entre los años 200 y 900 d.C. Ubicada en la orilla sur del lago Titicaca en el moderno Departamento de La Paz, el La ciudad era un famoso lugar de peregrinaje para la región. Y luego fue la sede de un imperio andino social y políticamente influyente. La civilización alcanzó su punto máximo entre 500 y 600 d.C., donde se registra en la línea de tiempo de la Biblia con la historia mundial. La mayoría de las estructuras magníficas fueron construidas, incluyendo Akapana, Pumapunku, Kalasasaya y el Templo Semi-Subterráneo durante ese tiempo. Lo que quedaba de la arquitectura monumental en los tiempos modernos, sin embargo, era solo una sombra de su antigua gloria.

Estos artículos están escritos por los editores de La asombrosa línea de tiempo de la Biblia
Vea rápidamente 6000 años de la Biblia y la historia mundial juntos

Formato circular único - ver más en menos espacio.
Aprenda hechos que no se puede aprender con solo leer la Biblia
Diseño atractivo ideal para su hogar, oficina, iglesia & # 8230

Política y sociedad de Tiwanaku

Como fue el caso de las grandes ciudades de todo el mundo, Tiwanaku comenzó como una simple aldea agrícola sin una jerarquía entre sus habitantes. Con el paso de los años y el aumento de la población, la sociedad de Tiwanaku se volvió más compleja con gobernantes y guerreros elevados a un estatus más alto. Mientras que los agricultores y comerciantes permanecieron en la mitad inferior de la jerarquía. Las casas de la élite, así como los centros ceremoniales, fueron construidas sobre el lago y rodeadas por un foso. Estos estaban orientados a las montañas cercanas y a varios eventos celestiales que aparecieron en el cielo. También fue un lugar de peregrinaje que atrajo a personas de las lejanas regiones de Cochabamba y Moquegua que viajaban para dedicar sacrificios y celebrar fiestas. Sin embargo, la interacción no fue una calle de un solo sentido, ya que los artefactos de estilo Tiwanaku se encontraron en algunas partes de Perú y hasta Argentina, evidencia de la influencia política y económica de gran alcance de Tiwanaku en la región.

Los sacerdotes estaban en la cima de la jerarquía de Tiwanaku y dirigían la adoración de diferentes deidades en las que el dios sol, Viracocha, era la cabeza. Este dios en particular también fue adorado por el pueblo Inca (que saltó a la fama miles de años después, después del declive de Tiwanaku). Consideraron al lago Titicaca como el lugar de origen del dios creador Viracocha.

Supervivencia en el Altiplano

La producción de alimentos básicos en la antigüedad fue un desafío para el pueblo de Tiwanaku ya que el ambiente en la meseta andina era generalmente árido pero frío. Los Tiwanaku lograron cultivar cultivos resistentes como quinua, maíz, papas y batatas para su sustento. La supervivencia resultó ser más difícil durante el inicio del fenómeno de El Niño, que resultó en lluvias intensas o sequías. Desarrollaron la agricultura de campo elevado (también conocida como suka kollus) para adaptarse a este entorno hostil. Los cultivos se plantaron en hileras de campos elevados que alcanzaban hasta un metro de altura para proteger las plantas del calor y las heladas. Se capturaron peces del lago y se colocaron en las zanjas junto a las filas.


Tiwanaku

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Tiwanaku, también deletreado Tiahuanaco o Tiwanacu, importante civilización precolombina conocida a partir de las ruinas del mismo nombre que se encuentran cerca de la orilla sur del lago Titicaca en Bolivia. El sitio principal de Tiwanaku se agregó a la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2000.

Algunos eruditos fechan los primeros restos encontrados en el sitio en la primera parte del Período Intermedio Temprano (c. 200 a. C. - 200 d. C.), otros sugieren que la cultura es evidente en los artefactos del segundo milenio a. C. Probablemente gran parte del sitio, incluidos muchos de los edificios principales, data de la segunda mitad del Período Intermedio Temprano (200-600 d. C.). Sin embargo, algunas construcciones deben haber continuado en el Horizonte Medio (600-1000 d. C.), porque durante En este período, las influencias de Tiwanaku se ven en Huari (Wari) y en otras partes de los Andes centrales y meridionales.

Los edificios principales de Tiwanaku incluyen la Pirámide de Akapana, un enorme montículo de plataforma o pirámide escalonada de tierra revestida con andesita cortada, un recinto rectangular conocido como Kalasasaya, construido con altas columnas de piedra alternas y bloques rectangulares más pequeños y otro recinto conocido como el Palacio. Una característica notable del Kalasasaya es la Puerta del Sol monolítica, que está adornada con la figura central tallada de un Dios de la Puerta que lleva un bastón y otras figuras subsidiarias, a veces denominadas ángeles o mensajeros alados. También se han encontrado en el sitio un gran número de figuras de piedra talladas independientes. La cerámica característica es una forma de vaso de precipitados acampanada, pintada con representaciones en negro, blanco y rojo claro de pumas, cóndores y otras criaturas en un color de fondo rojo oscuro. Se ha especulado que las personas que construyeron el espléndido complejo de Tiwanaku, cuya cultura se había desvanecido hacia el 1200 dC, eran los antepasados ​​de los actuales indios aymaras de las tierras altas de Bolivia.

A finales del siglo XX, los arqueólogos descubrieron nueva información sobre el sitio de Tiwanaku. Anteriormente se pensaba que era en gran parte un sitio ceremonial, el área desde entonces se ha revelado como una metrópolis que alguna vez fue bulliciosa, la capital de una de las civilizaciones antiguas más grandes y perdurables; sin embargo, se sabe relativamente poco al respecto. La influencia de Tiwanaku fue en gran medida el resultado de su notable sistema agrícola. Este método de cultivo, conocido como sistema de campo elevado, consistía en superficies de plantación elevadas separadas por pequeñas acequias o canales de riego. Este sistema fue diseñado de tal manera que los canales retuvieran el calor de la intensa luz solar durante las noches heladas en el Altiplano y así evitaran que los cultivos se congelaran. Las algas y plantas acuáticas que se acumularon en los canales se utilizaron como fertilizante orgánico en los campos elevados.

Durante el apogeo de su poder, Tiwanaku dominó o influyó en grandes porciones de lo que ahora son el este y el sur de Bolivia, el noroeste de Argentina, el norte de Chile y el sur de Perú. El uso revivido del sistema de campos elevados por algunos agricultores bolivianos a fines del siglo XX resultó en un aumento de la producción agrícola.


Exploración

A partir del 400 d.C., Tiwanaku pasó de ser una fuerza localmente dominante a un estado poderoso y comenzó a extenderse a través de la conquista y la asimilación. Cuando una civilización como Tiwanaku comienza con pesados ​​proyectos de construcción arquitectónica, uno comienza a sospechar que esta civilización ha alcanzado la etapa depredadora. Es entonces cuando una civilización como Tiwanaku conquista el territorio circundante y captura a un gran número de personas y las esclaviza para llevar a cabo peligrosos proyectos de construcción arquitectónica. Algunos de los capturados también serían utilizados como sacrificios humanos. La situación sería similar con el territorio que fue asimilado y se asoció con ellos al proporcionar esclavos y sacrificios humanos por parte de esos líderes para mantener su propio gobierno e independencia. Esta era una práctica común en Mesoamérica. Cuando uno piensa en estos grandes y peligrosos proyectos de construcción llevados a cabo en la historia antigua -el peso y la cantidad de piedras movidas- debe haber habido una pérdida incalculable de vidas humanas. Esto significa que estas poblaciones de esclavos tenían que ser bastante grandes, cuando la única forma de tecnología era la tecnología de esclavos. Por lo tanto, esto ha llevado a muchas personas a preguntarse si algunos de estos proyectos arquitectónicos monumentales contaron con ayuda externa. Es decir, tecnología futurista, que solo podría haber sido proporcionada por Antiguos Astronautas.
En tiempos recientes se han descubierto enclaves de Tiwanaku tan al sur como el lago Poopo, un lago salado en el sur de Bolivia. El lago Titicaca desemboca en este lago a través del río Desaguadero. Los habitantes de South Poopo desarrollaron un estilo único de cerámica con espirales triangulares.

Tiwanaku - Lago Poopo y Río Desaguadero


Al oeste del templo de Kalasasaya hay una gran área rectangular conocida como Putuni o Palacio de los Sarcofagos, que aún se está excavando.

El Complejo Putuni- El Palacio de los Sarcófagos

En el extremo este del sitio hay un montón de escombros conocido como Kantatayita.

Diseños geométricos encontrados en el montículo Kantatayita


Los arqueólogos aún no han podido reconstruir qué tipo de estructura se hizo a partir de las piezas, pero están intrigantemente talladas con diseños geométricos. . Según un arqueólogo, sus excavaciones al este del Complejo Kalasasaya muestran que las áreas rituales anteriores y las casas de personas importantes deben haber sido demolidas para construir el Complejo Putuni.

Tiwanaku con el complejo Putuni en primer plano

Hasta ahora, el análisis de la información del geo-radar ha superado las expectativas del investigador. Habían esperado que el relleno de arcilla que se estaba erosionando de la pirámide de Akapana hiciera que toda el área fuera opaca para el radar, pero en cambio, la imagen del radar revela varias anomalías interesantes. Una gran línea diagonal marca la ruta turística moderna, pero al sur de eso, se observaron dos estructuras, una superpuesta sobre la otra, la primera estructura en el cuadrado resaltado es una forma redonda o en forma de D, y la segunda estructura es una sola característica rectilínea ubicada un poco más profunda. Se cavará una trinchera para investigar ambas estructuras y ver cómo se relacionan entre sí. Se utilizará un estudio geofísico más hacia el este, donde la topografía del suelo sugiere la presencia de más monumentos y estructuras enterrados.
Junto con esta separación de ocupaciones, también hubo una estratificación jerárquica dentro del imperio.Las élites de Tiwanaku vivían dentro de cuatro muros que estaban rodeados por un foso. Este foso, creen algunos, fue para crear la imagen de una isla sagrada.

Dentro de los muros había muchas imágenes de origen humano que solo las élites tuvieron el privilegio de ver, a pesar de que estas imágenes representan el comienzo de todos los humanos, no solo de la élite. Es posible que los plebeyos solo hayan ingresado a esta estructura con fines ceremoniales, ya que albergaba el más sagrado de los santuarios.

Tiwanaku- Rostros de la habitación noble

La comunidad creció hasta alcanzar proporciones urbanas entre el 600 y el 800 d.C., convirtiéndose en una importante potencia regional en los Andes del sur. Según las primeras estimaciones, en su extensión máxima, la ciudad cubría aproximadamente 6,5 kilómetros cuadrados y tenía entre 15.000 y 30.000 habitantes. Sin embargo, las imágenes satelitales se utilizaron recientemente para mapear la extensión del suka kollus fosilizado en los tres valles principales de Tiwanaku, llegando a estimaciones de capacidad de carga de población de entre 285.000 y 1.482.000 personas.


El templo semisubterráneo

La civilización Tiwanaku fue una economía basada en la agricultura. La población se estima en un pico de 115,000 en el área central concentrada y urbanizada de Tiwanaku, con 365,000 totales en la ciudad y tres valles cercanos. Con toda probabilidad, la agricultura controlada por el estado produjo el excedente de riqueza para sostener el centro urbano y los especialistas administrativos. Tiwanaku y los valles adyacentes son claramente áreas agrícolas. Una serie de aldeas que bordean los lados de los valles y 19,000 hectáreas de campos cultivados con fósiles permanecen en evidencia hoy, área suficiente para sostener una población de 500,000 o más personas, dado suficiente flujo de agua al sistema. La agricultura extensiva e intensiva de campos elevados dependía de la recuperación a gran escala de humedales, diques, acueductos, calzadas y canales. Grandes proyectos hidráulicos controlaron las aguas. Los campos elevados, el aspecto más importante de la economía agraria del Imperio Tiwanaku, fueron la mayor extensión de campos elevados del mundo en su época.

Vista aérea del complejo Putuni, el complejo Kalasasaya y el templo semisubterráneo


Cambiador de historia: Investigadores descubren pirámide enterrada en Tiahuanaco

Como participante en el Programa de Asociados de Amazon Services LLC, este sitio puede ganar con compras que califiquen. También podemos ganar comisiones por compras en otros sitios web minoristas.

El Gobierno de Bolivia ha anunciado el descubrimiento de una pirámide desconocida y el inicio de excavaciones en la antigua ciudadela de Tiahuanaco, luego de que pruebas de radar de penetración terrestre descubrieron la estructura piramidal junto con otras & # 8220 numerosas anomalías & # 8221 subterráneas. Los investigadores creen que estas anomalías podrían ser monolitos, pero esta información aún no se ha corroborado y analizado cuidadosamente para llegar a una conclusión.

Este hallazgo ha elevado la importancia de Tiahuanaco y sus alrededores como estos descubrimientos que se suman a la misteriosa historia de Tiahuanaco y Puma Punku, considerados por algunos como el resultado de una civilización antigua muy avanzada.

Según Ludwig Cayo, director del Centro de Investigaciones Arqueológicas de Tiahuanaco, esta misteriosa pirámide está ubicada en el área de Kantatallita, al este de la pirámide de Akapana, que se encuentra en el sitio arqueológico de Tiwanaku, al oeste del país y a unos 70 km de la ciudad de La Paz.

Los investigadores todavía están analizando la información recopilada y se están realizando cálculos con respecto a las dimensiones de la pirámide enterrada, pero según los datos simulados y las fotografías aéreas, la formación tendría aproximadamente el mismo tamaño que el Templo de Kalasasaya o el Templo de los menhires, uno de los más importantes. las construcciones más notables de Tiahuanaco.

Tiahuanaco es uno de los lugares más misteriosos del planeta Tierra, es considerado como la cuna de una antigua civilización anterior a los Incas. Tiahuanaco fue la capital del antiguo imperio prehispánico, hoy quedan imponentes monumentos de piedra como Kalasasaya, el Templo Semisubterráneo, esculturas de dioses, la puerta del sol y restos de palacios militares y civiles. Algunas de estas estructuras tienen características increíbles que los arqueólogos no han explicado completamente. Según investigadores bolivianos, Tiahuanaco se fundó como una pequeña aldea alrededor de 1580 a.C. pero pronto se convirtió en un estado imperial alrededor del 724 d.C.

Esta antigua civilización decayó misteriosamente alrededor de 1187 d.C. Los investigadores creen que Tiahuanaco fue un imperio increíble cuyos límites no conocían límites, ocupando partes de la costa peruana, norte de Chile, noroeste de Argentina y bolivia lo que se pensaba era un territorio de alrededor de 600.000 kilómetros cuadrados. Algunos investigadores han sugerido que Tiahuanaco podría ser la ciudad perteneciente a Atlantis. Muchos investigadores han colocado la ciudad perdida y el & # 8220continente & # 8221 de Atlantis en Bolivia. Las misteriosas estructuras, la historia y la sociedad de Tiahuanaco sin duda encajarían en estas teorías. Algunos investigadores consideran que Tiahuanaco podría tener más de 10.000 años.

Los investigadores esperan que las excavaciones en el sitio comiencen en mayo, aunque eso dependerá de los acuerdos de cooperación firmados con universidades e institutos extranjeros que proporcionarán la mano de obra y la tecnología necesarias para realizar las excavaciones de la mejor manera posible.


¿Pueblos antiguos o extraterrestres?

El viernes por la mañana fue fría y clara, 1 grado Celsius (34 grados Fahrenheit). El cielo despejado es un buen augurio para mi fotografía en Tiwanaku, mi destino ese día.

Justo a la hora señalada, 08:00, Mariela y su chofer, Nico, llegaron a recogerme para mi visita guiada a mi residencia (3.407 metros (11.180 pies)). Como se leerá, la altitud es un tema de interés en todo el blog. Mariela es la propietaria de su compañía de viajes, Mariela’s Bolivia. Uno puede encontrarla en Facebook buscando Mariela’s Bolivia. La base de operaciones de su empresa se encuentra en La Paz, pero ofrece recorridos por toda la zona. No puedo recomendarla lo suficiente. La usaré para viajes adicionales pronto.

Como descubrí a lo largo del día, el tour fue todo incluido. Cuando subí a la furgoneta, inmediatamente me dio una bolsa de tela con su logo. Dentro de la bolsa había una botella de un litro de agua, dos barras de bocadillos, una bolsa de arroz inflado cubierto de chocolate y dos mandarinas. También se hizo cargo de todas las tarifas de Teleférico, las tarifas de entrada a Tiwanaku y el almuerzo.

Tanto Mariela como Nico fueron amables y agradables. Dado que mis conocimientos de español no son tan buenos, es una ventaja que ambos hablen un inglés perfecto.

Nuestro primer destino fue la estación Irpawi de la línea verde del Teleférico. El plan era que Mariela y yo tomáramos el Teleférico hasta la última estación de la línea azul. Nico nos encontraría en esa parada. El tráfico en la hora punta era denso, pero llegamos a la estación de la línea verde a tiempo. Mariela y yo saltamos de la camioneta y entramos en la estación. Como era hora punta, había mucha gente en la estación. Cuando suelo utilizar el Teleférico por la mañana, son alrededor de las 06:00… ¡entonces no hay tanta gente!

Entramos en una góndola vacía y nos sentamos junto a la ventana del fondo. Inmediatamente, otras seis personas entraron en la góndola. La puerta se cerró y comenzamos el ascenso desde Irpawi. Mariela empezó a compartir conmigo todo tipo de información sobre Bolivia y La Paz. Como aficionado a la historia, encontré la información muy interesante.

Al llegar a la primera estación intermedia de la línea verde, el asistente de Teleférico nos pidió a todos que nos acercáramos. Pude ver una cola de personas esperando para entrar en una góndola. Al acercarnos, pudimos acomodar a dos pasajeros adicionales.

En unos veinte minutos llegamos a la última estación de la línea verde. Ese es también el comienzo de la línea amarilla, nuestro próximo transporte. Había muy pocas personas que iban en nuestra dirección por la línea amarilla, por lo que solo se nos unieron otros dos pasajeros. Mariela siguió contándome sobre su ciudad y su país. Un hecho que encontré sorprendente en el último recuento, unas 70.000 personas tomaron la línea amarilla diariamente desde El Alto a La Paz y viceversa.

Mi primera incursión en la línea amarilla proporcionó una vista espectacular del reciente y terrible deslizamiento de tierra. Los equipos de ingeniería civil que trabajan allí lograron mucho, pero aún queda mucho trabajo por hacer. Varias casas y edificios continúan en riesgo de resbalarse por la ladera. El deslizamiento de tierra afectó al menos a un centenar de familias. Sorprendentemente, solo hubo tres bajas.

Desde la última estación intermedia hasta la última estación en la cima de El Alto, ¡la línea amarilla parece ir absolutamente hacia arriba! No creo que el viaje sea para los aprensivos. Al llegar a la estación de Qhana Pata en El Alto, vimos a algunas de las 70.000 personas haciendo cola para el viaje a La Paz.

En la estación Qhana Pata de la línea amarilla del Teleférico, la gente hace cola para viajar a La Paz.

Cambiamos a la línea plateada y finalmente a la línea azul. Mientras sobrevolamos El Alto, vimos a decenas y decenas de personas preparándose para los mercados de los viernes. En un momento, la línea plateada cruza por encima de un acantilado. Como parece ser la norma en La Paz, las estructuras abrazaron el borde. Creo que eran tiendas de algún tipo, no casas.

El Alto se encuentra a unos 4.115 metros (13.500 pies) de altitud. Eso es aproximadamente 609 metros (2,000 pies) más alto que mi casa.

La sombra de un pilón de Teleférico parece apuntar hacia el final de la carretera. Una porción del mercado de frutas y verduras en El Alto. Estructuras de El Alto justo en el borde. Otra vista de las estructuras del acantilado. Una iglesia en El Alto.

Durante el cambio de plateado a azul, aproveché para fotografiar un mapa de todas las líneas de Teleférico. No lo había visto antes.

La línea azul baja directamente por el centro de la Avenida 16 de Julio. Parece que nunca terminará. Por esa avenida se empiezan a ver cholets. La palabra cholet combina la palabra cholo, un término peyorativo, y chalet, como en chalet suizo. La mayoría de los edificios en La Paz y El Alto están sin terminar, con los icónicos ladrillos rojos expuestos. Ese escaso acabado le permite al propietario escapar de algunos de los impuestos impuestos a una estructura terminada. Los cholets están terminados, algunos para bien. Eso trae los impuestos obligatorios.

La planta baja generalmente se reserva para negocios. Los siguientes dos niveles son espacios para eventos disponibles para alquiler. El propietario suele vivir en los pisos superiores. La embajada ofreció recientemente un evento de lucha libre de cholita, y el lugar fue un cholet.

Un mapa de la red de Teleférico en La Paz. La línea azul del Teleférico hacia el este parece interminable. Un cholet en El Alto. Un letrero de una marca de jugo popular en Bolivia. Los Héroes de Octubre Colesium en El Alto. Un cholet en El Alto. Un cholet en El Alto. Una de las estaciones de la línea azul del punto medio. Un cholet en El Alto. Un cholet en El Alto.

Cuando Leslie y yo visitamos recientemente la galería del artista Mamani Mamani, recuerdo haber visto una fotografía de unos edificios en los que pintó algunos murales (ver el blog MAMAN! MAMANi). Hoy vi esos edificios desde el Teleférico. No tenía idea de que estuvieran tan lejos.

¡Debajo del Teleférico, no vimos nada más que un atasco! Sentí pena por Nicco allá abajo en alguna parte. Independientemente, llegamos a la última estación de la línea azul. Allí, un enorme mercado de los viernes estaba en pleno apogeo. Nico aún no estaba allí. Sin embargo, después de unas pocas fotografías, llegó Nico. Mariela y yo volvimos a la camioneta.

Nico maniobró la camioneta a través del tráfico loco hasta que llegamos a la Ruta 1. Desde allí, navegamos sin problemas hacia Tiwanaku, hasta que llegamos al pueblo de Laja. Hay un peaje en ese pueblo. Después de obtener el boleto de peaje, hay un puesto de control policial. El oficial de policía miró la licencia de conducir de Nico y la n. ° 8217, preguntó adónde íbamos y rápidamente nos indicó que pasáramos por el puesto de control.

A lo lejos, viviendas públicas de gran altura con murales cortesía del artista, Mamani Mamani. & # 8220 Volando & # 8221 sobre una calle en El Alto. El mercado parece extenderse hacia el horizonte. Un poco de atasco. Por eso el Teleférico es la única forma de viajar. El mercado de los viernes cerca de la estación Waña Jawira de la línea azul, nuestra última parada. Un hombre entrando en la estación de la línea azul. En el mercado de los viernes, mujeres vendiendo hierbas medicinales. El bullicioso mercado de los viernes. Detalle de una mujer que vende las hierbas medicinales.

A unos 19 kilómetros (12 millas) de Tiwanaku, Nico se salió de la carretera en un mirador. La elevación es de unos 4.000 metros (13.123 pies). Este mirador en particular ofrece una vista épica de la Cordillera Real (Cordillera Real de los Andes). En esta zona de Bolivia, hay alrededor de 120-180 kilómetros (74-112 millas) de línea de picos andinos siempre cubiertos de nieve. La diferencia de distancia depende de la fuente de información que se utilice. Basta decir que el rango de este mirador es impresionante. Incluso sin la mejor luz esa mañana, los picos de las montañas siguen siendo una vista fantástica e increíble.

Una montaña en la Cordillera Real (Cordillera Real de los Andes). Illimani, parte de la Cordillera Real (Cordillera Real de los Andes).

Luego de viajar un poco más de dos horas, llegamos al pueblo de Tiwanaku. Es el sitio de dos sitios arqueológicos famosos y antiguos, Tiwanaku y Puma Punku. Noté las vías del tren frente a un edificio antiguo que debió haber sido la estación de trenes en algún momento. Creo que hay un tren especial que se puede viajar desde el área de La Paz a Tiwanaku periódicamente. Los escolares que visitan los sitios lo usan con mayor frecuencia. Un letrero cerca del antiguo edificio indicaba que la altitud en Tiwanaku es de 3.870 metros (12.697 pies). Mariela compró los boletos para nuestro recorrido en el edificio del depósito.

Primero en nuestro itinerario fue una visita a los dos museos en Tiwanaku, el Museo Ceramico (Museo de Cerámica) y el Museo Lítico (Museo Lítico - como en monolítico). Mariela y yo entramos por primera vez en el Museo Cerámico. Al instante fue evidente que la calefacción no estaba encendida o no había ningún sistema de calefacción. Independientemente, el museo ayuda a pintar una imagen de la historia del área. La información ofrecida por Mariela ayudó a enfocar la cultura. El museo es donde uno comienza a encontrar el misterio que rodea a Tiwanaku y Puma Punku. Tiwanaku se convirtió en un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2000. Según el Sitio de la UNESCO, Tiwanaku floreció como ciudad entre el 400 d.C. y el 900 d.C. Sin embargo, algunos materiales del museo datan de la civilización desde el 15.000 a.C. ¡Esa es una gran variedad!

El museo exhibe muchos tipos de cerámicas utilizadas tanto en la vida cotidiana como en la vida ceremonial. Además, se pueden ver algunas armas, joyas e incluso una momia encontrada en Tiwanaku. Quizás uno de los elementos más controvertidos que se exhiben es el cráneo humano distendido. Ese cráneo es la punta del iceberg, ya que el museo posee muchos otros. Nadie conoce los métodos utilizados para dilatar los cráneos. No sobrevivieron herramientas ni registros de la actividad. Algunos han dicho que los cráneos podrían no ser humanos, sino extraterrestres. Ciertamente no lo sé, pero puedo decir que fue una de las cosas más extrañas que he visto. El museo no permite la fotografía, así que no tengo imágenes para compartir.

Saliendo del Museo Ceramico, caminamos al lado del Museo Lítico que muestra los monolitos de piedra encontrados en el sitio de Tiwanaku. El monolito de Bennett es la estrella del espectáculo. Wendell C. Bennett, un arqueólogo estadounidense de Indiana se le atribuye el descubrimiento del monolito en 1932, de ahí el nombre. Trasladado a la ciudad de La Paz después de su descubrimiento, tomó casi 70 años devolver el monolito a Tiwanaku. El monolito mide casi 7,6 metros (25 pies) de altura. Una de sus características más exclusivas es la mano derecha hacia atrás. Más sobre esto más adelante en el blog.

Mariela, mi guía, comprando los boletos que permitirán el ingreso a todos los sitios de Tiwanaku. Entradas en mano y listas para usar. La estación de tren y una choza de refrigerios en Tiwanaku o Tiahuanaco, elevación de 3.870 metros (12.697 pies).

Saliendo del museo, ¡nos dirigimos al sitio arqueológico de Tiwanaku! Directamente al otro lado de la calle del museo se encuentra la entrada principal. Desde el punto de entrada al sitio había aproximadamente 335 metros (1.100 pies). El beneficio de estar con un guía experto es que conocía el atajo. Nico nos recogió y condujo hasta el lado norte del sitio. Desde allí, nuestra caminata hasta el sitio fue de apenas 33 metros (110 pies).

Al acercarse al sitio, se ve la pared de roca del Templo Kalasasaya, pero lo que llama la atención es el Templo Semisubterráneo. Es un templo grande y cuadrado excavado entre 2,5 y 3 metros (8 a 10 pies) en la tierra. Los bloques de piedra forman las paredes. Los bloques más importantes son quizás de 30 por 60 centímetros (12 pulgadas por 24 pulgadas). Las piedras están muy bien talladas y encajan muy bien sin ningún tipo de mortero visible. Las costuras están apretadas, pero no microscópicamente apretadas. La cara de algunas de las piedras muestra lo que parecen ser marcas de herramientas, pero en general, son lisas. Cada una de las esquinas de las paredes parece estar muy cerca de los 90 grados. Intercaladas a lo largo de las paredes hay algunas piedras mucho más grandes, algunas son monolíticas.

En cada una de las cuatro paredes hay cabezas talladas, 170 para ser exactos. Las cabezas talladas están mucho más cerca del suelo que de la parte superior de la pared. Pensé que era extraño. Sin embargo, lo que resulta aún más curioso es la forma y el diseño de algunas de las cabezas. Vi al menos dos que podrían pasar por nuestra creencia actual de la apariencia de los extraterrestres. Algunas de las tallas parecen tener turbantes, algo que no se conocía en la zona en la antigüedad. Al menos una de las cabezas parecía ser un cráneo, muy parecido al cráneo distendido del Museo Cerámico. Algunos de los objetos tienen narices pequeñas, mientras que otros tienen narices bastante anchas. Asimismo, hay representados labios finos y labios bastante gruesos. Algunas de estas características no eran comunes en el área en la antigüedad.

El enorme monolito en el centro del templo no está exento de controversia. Conocido como el monolito barbudo, luce una barba y un bigote espesos. Los pueblos indígenas no son conocidos por esos rostros peludos. Entonces, la pregunta sigue siendo, ¿a partir de quién se forma el monolito? Solo otro de los muchos misterios de Tiwanaku.

La entrada este al templo de Kalasasaya (piedra detenido). El turista está admirando el monolito de Ponce. Detalle de la puerta, monolito y turista. Mariela me permitió comprobar el enfoque de la cámara antes de fotografiar amablemente al autor. Por cierto, eso es todo mi & # 8220junk & # 8221 sobre su hombro izquierdo. De pie justo encima del Templo Semisubterráneo (templo semisubterráneo). El templo de Kalasasaya está al fondo. Un grupo de escolares en el templo semisubterráneo. El monolito barbudo está en el centro del templo semisubterráneo. En la sección inferior de la pared del templo semisubterráneo hay 170 cabezas talladas. Algunos dicen que la cabeza blanca tallada aquí es representativa de un extraterrestre. El monolito barbudo. La cabeza blanca parece ser otro de nuestros amigos extraterrestres. Una cabeza tallada de aspecto muy extraño, posiblemente con un cráneo distendido. La cabeza de la parte inferior derecha parece un cráneo, posiblemente con la parte superior del cráneo distendida. Esta cabeza parece tener un tocado estilo turbante algo desconocido en la cultura local hace milenios. La cabeza del monolito barbudo. La barba es bastante espesa y pronunciada, no era la norma de la gente de la zona hace milenios. Una serpiente tallada en el costado del monolito barbudo. La cara & # 8220squished & # 8221 en el centro inferior tiene un aspecto bastante extraño.

Al salir del templo, se mira directamente a la pirámide de Akapana, la tercera y más alta estructura de Tiwanaku, aunque no está muy excavada. Mariela se ofreció a acompañarme hasta la cima. Opté por no hacer eso, lo que significó que nuestra atención se dirigió al Templo Kalasasaya.

El muro este del Templo Kalasasaya es aproximadamente paralelo al muro oeste del Templo Semisubterráneo. Un antiguo conjunto de siete escaleras parece haber sido la entrada principal al templo en la antigüedad. Las escaleras conducen a una puerta y finalmente al monolito de Ponce. Bien gastadas, las escaleras no están abiertas al público. Para entrar al templo, caminamos a lo largo del muro norte hasta que llegamos a un tramo mucho más pequeño de siete escalones. Subiendo las escaleras, llegamos al nivel más alto del templo.

Un grupo de escolares en los escalones muy gastados de la entrada este del templo Kalasasaya. Detalle del muro este del templo Kalasasaya. La pared norte del templo Kalasasaya. Sinceramente suyo en una escalera al nivel superior del Templo Kalasasaya.

Caminamos directamente hacia la Puerta del Sol. Esta puerta, aunque tallada en piedra, no se parece en nada a la otra roca de los templos. La cara de la puerta es increíblemente suave. No se pueden ver marcas de herramientas. Los ángulos de 90 grados cortados con precisión se encuentran a ambos lados de la abertura y por encima de ella. ¿Cómo fue tallada esta piedra? ¿Cómo fue transportada la piedra a este lugar? Dado que no hay señales de esquirlas de piedra, ¿dónde ocurrió el tallado? Nadie conoce la respuesta a estas preguntas. Hay muchas teorías, pero ninguna prueba hasta la fecha.

En la parte superior de la piedra, sobre la abertura, hay una intrincada talla de lo que los arqueólogos creen que es el Dios Sol. A cada lado y debajo del Dios Sol hay cuatro líneas de figuras. La línea inferior puede haber sido un calendario. Las otras tres líneas contienen 48 figuras aladas idénticas. Por último, no se puede perder la enorme grieta en la parte superior de la piedra. Algunos creen que la ruptura es el resultado de un rayo. No estoy de acuerdo con esa teoría. Si un rayo es la causa de la grieta, creo que habría un daño mucho más significativo en la parte superior de la puerta.

La parte trasera de la puerta no es tan intrincada, pero aún tiene los característicos ángulos de 90 grados y acabados suaves.

La cara este de la Puerta del Sol. Detalle de la Puerta del Sol en el Templo Kalasasaya. La figura es el Dios Sol. La cara oeste de la Puerta del Sol. Una vista lateral de la Puerta del Sol. Tenga en cuenta lo lisas que son las superficies.

Nuestra siguiente parada fue el monolito de El Fraile. Este monolito es bien conocido por los colores contrastantes de la piedra. En el monolito nos paramos cerca de un grupo de escolares, también recorriendo los sitios. Según sus chaquetas, los niños provenían del barrio Villa Tunari de El Alto. Mientras estaba allí, Mariela continuó hablándome en inglés. Escuchar a los ingleses y el hecho de que yo no era boliviano parecía interesar más a los niños que el monolito. Varios de ellos sonrieron y me saludaron al salir del monolito.

El monolito de El Fraile, como varios otros, tiene una característica única. La mano derecha está al revés, y en la izquierda, El Fraile sostiene un cáliz. Los dedos del lado izquierdo se ven naturales, sosteniendo la taza. En la mano derecha hay lo que parece ser un cetro, sin embargo, si uno mira de cerca, los dedos de la mano derecha apuntan en la dirección incorrecta. Otra pregunta, ¿por qué? Puede haber teorías, pero nadie parece estar seguro.

Un panorama del templo de Kalasasaya mirando al sur hacia la pirámide de Akapana a la izquierda del marco. Un grupo de escolares en el monolito de El Fraile. Una vista menos concurrida del monolito. Mirando al suroeste desde el Templo Kalasasaya hacia el pueblo de Tiwanaku.

A lo largo de las paredes norte y sur de una parte del templo hay 14 estructuras, siete a cada lado. Parecen tumbas. Los arqueólogos creen que pueden haber albergado las momias de los líderes o antepasados ​​de la sociedad Tiwanaku. Me pregunto si es ahí donde se originó la momia del Museo Cerámico.

Mientras leía un cartel sobre las tumbas, Mariela me pidió que me quedara donde estaba. Desapareció en el lado opuesto de la pared. De repente escuché que me llamaban por mi nombre, pero no había nadie a mi alrededor. Finalmente me di cuenta de que era Mariela hablándome a través de un pequeño agujero en la pared. Aunque susurró lo que dijo, lo escuché todo muy claramente. Los agujeros en la pared no son solo redondos. Tienen ondulaciones interiores que parecen imitar el oído interno. Los agujeros provocan más preguntas. ¿Por qué hay agujeros ahí? ¿Cómo fueron tallados con tanta precisión? La respuesta parece ser que no hay respuestas.

Los Cuartos Ceremoniales (Cuartos Ceremoniales) Kalasasaya a lo largo del lado sur del templo.

En el centro de las tumbas se encuentra el monolito de Ponce. A la luz del sol, es fácil ver las tallas detalladas de este monolito, incluida la mano derecha al revés. El “cinturón” de Ponce tiene un patrón repetido de lo que parece ser un cangrejo. Esos se suman a los intrincados diseños del tocado, la cara, el pecho y los dedos. El monolito tiene lo que parece un par de pantalones cortos o taparrabos en la mitad de la espinilla, adornado con círculos y lo que parecen signos de paz. Una teoría sostiene estos siglos seguidos de eclipses solares y lunares.

En la parte de atrás de la cabeza de Ponce, se ve lo que parecen trenzas o rastas. Un peinado inusual para esa parte del mundo en la antigüedad. En la base del cuello del lado derecho, falta un gran trozo de piedra. Los exploradores españoles posiblemente intentaron decapitar el monolito como lo hicieron con tantos otros en el sitio de Tiwanaku.

El frente del monolito de Ponce. Detalle de la fachada del monolito de Ponce. El lado izquierdo del monolito de Ponce. Detalle de uno de los lados del monolito de Ponce. La parte trasera del monolito de Ponce. Detalle de la parte trasera del monolito de Ponce. Tenga en cuenta el gran chip que falta en la base del lado derecho del cuello. Mirando hacia el templo semisubterráneo desde el templo Kalasasaya. Un agujero & # 8220ear & # 8221 en la pared norte del templo Kalasasaya.

Al descender del Templo Kalasasaya, el último monolito que vimos fue el monolito Descabezado (Sin cabeza). Como su nombre lo indica, este monolito no tiene cabeza. La piedra se parece a la piedra utilizada para el monolito barbudo. Los arqueólogos creen que el monolito data del 100 a. C. hasta 400 A.D.

Salimos del sitio de Tiwanaku y caminamos los 33 metros (110 pies) de regreso hacia la camioneta. En el estacionamiento había una mujer vendiendo recuerdos para turistas. Por supuesto, tuve que comprar algo. Después de que completé la transacción, ella tuvo la amabilidad de permitirme tomar su retrato.

El monolito del Descabezado. Una mujer que vende recuerdos para turistas cerca de la entrada norte del complejo Tiwanaku.

Dejando el área de estacionamiento, comenzamos nuestro viaje hacia el restaurante del almuerzo. En el camino, pasamos por una estructura de adobe única. Parecía que el adobe de Bolivia se encuentra con Hobbiton. Nico tuvo la amabilidad de detenerse para permitirme tomar una fotografía. Tras una inspección más cercana, era evidente que si intentaba entrar por la puerta principal baja, ¡sin duda me golpearía la cabeza con algunos de los techos aún más bajos! ¡Por eso, decidí que no entraría!

Una estructura de adobe abandonada junto a nuestra ruta al almuerzo.

En cuestión de minutos, Nico estacionó frente al restaurante Taypi Uta. Eso significa & # 8220central house & # 8221 en el idioma aymara. El propietario construyó el restaurante y una especie de museo en el resto del terreno. El restaurante es moderno, espacioso y muy limpio.

Nuestro almuerzo, incluido en el precio del tour, fue un buffet boliviano. Estaba delicioso. Nuestro camarero, la hija del propietario, trajo nuestro primer plato de sopa de trigo o sopa de trigo. Tan pronto como terminamos nuestra sopa, el servidor colocó una pequeña mesa con un paño tradicional al lado de nuestra mesa de comedor. Sobre la mesa, colocó tres platos y diez tazones pequeños. Los cuencos contenían el buffet. Probé un poco de todo.

Uno de los platos de papa fue el chuño. Son una papa de color oscuro, secada de alguna manera que permite que se almacenen casi indefinidamente. No son mis favoritos. Las patatas carecen de sabor. Mis tres comidas favoritas fueron la quinua frita, la trucha frita y la llama. Los tazones pueden parecer pequeños, pero todos estábamos saciados al final de nuestro almuerzo. Eso no impidió que nuestro servidor trajera yogur de postre. Tenía un poco de plátano y quinua encima. Tomé un par de bocados, pero el yogur no es uno de mis favoritos.

Mariela señaló que si estuviéramos trabajando en un campo cercano, el tipo de almuerzo que teníamos se llevaría al área en la tela colorida, para que todos lo compartieran. Después de casi diez meses en Bolivia, este fue mi primer almuerzo genuinamente boliviano.

Por último, el mesero trajo una canasta con varios llaveros adjuntos a tarjetas de presentación para el restaurante. Cada llavero tenía un pequeño amuleto. Elegí un chacha puma, una figura mitad hombre y mitad puma.

El interior del Restaurante Taypi Uta (Amayra para Central House). Para nuestro entrante de almuerzo, sopa de trigo. Un verdadero almuerzo buffet boliviano. Los dos cuencos de arriba, de izquierda a derecha, son buñuelos de quinua y trucha frita. La siguiente línea de tazones son chuño, uqa, quinoa y tiras de pollo frito. La última fila son papas, arroz, lentejas y llama. De postre, yogur, plátano, nueces y quinua. Vista al sur desde el estacionamiento del restaurante.

Durante el almuerzo, hablamos sobre nuestro último tour del día, Puma Punku. Tanto Mariela como Nico hablaron sobre personas del History Channel que visitaron la zona hace unos años. Esos visitantes estaban más interesados ​​en Puma Punku que en Tiwanaku. Con esa información en la mano, cuando llegué a casa, busqué el episodio en cuestión. Vi Ancient Aliens temporada 4, episodio 6 titulado El misterio de Puma Punku. Para cualquiera que esté interesado, vale la pena la inversión de 44 minutos.

Después del almuerzo, manejamos los 600 metros (casi 2,000 pies) hasta el sitio arqueológico Puma Punku. Los tres entramos en el sitio, hacia el primer conjunto de piedras H. Como su nombre lo indica, se trata de piedras formadas con la forma de la letra H. Mirándolas de frente, miden aproximadamente 1 metro (3,2 pies) cuadrado. Muchas de las mismas preguntas me vienen a la mente. ¿De dónde vienen las piedras? ¿Cómo llegaron aquí? ¿Cómo fueron tallados sin rastro de marcas de herramientas? ¿Cómo se formaron los ángulos precisos de 90 grados? ¿Cuál fue el propósito de las piedras? Estoy seguro de que la lista sigue y sigue.

Con respecto a dónde se originaron las piedras, los científicos están razonablemente seguros de que provienen de un área volcánica, Kapia, a unos 100 kilómetros (62 millas) de distancia. Ese hecho hace que la pregunta de cómo llegaron las piedras al sitio sea aún más curiosa. Algunas de las piedras más grandes se acercan a las 100 toneladas.

Con respecto al uso, el episodio The Mystery of Puma Punku explora dos teorías: un sistema de bisagras de puertas y un sistema de lanzamiento de vehículos espaciales. Al ver el programa, se puede entender cómo los dos individuos llegaron a sus opiniones. Sin embargo, cuestiono la validez de cualquiera de las teorías basándome en lo que observé en el sitio. Si las piedras H formaran parte de un amplio sistema de bisagras de puerta, ¿dónde están los otros componentes de las bisagras o la puerta? Si las piedras H formaran parte de un sistema de lanzamiento, ¿por qué se presentan en posición vertical? ¿Por qué las piedras H no estaban alineadas en el suelo, paralelas a la tierra? Como se puede ver, el uso de la palabra "misterio" es muy apropiado para el sitio Puma Punku.

Algunas de las piedras H en Puma Punka. Grandes bloques de piedra arenisca roja detrás de las piedras H. La parte trasera de las piedras H y otra vista del bloque de arenisca. Las muescas en forma de I eran para conectores de metal, algunos de los cuales se encuentran en el Museo Cerámico. Varias piedras cortadas con precisión. Algunos patrones adicionales con ángulos de 90 grados. Una línea de piedras H. Detalle de las piedras H. Una veta de dos piezas de piedra arenisca. Cuadrados y un círculo tallados en piedra arenisca. Observe lo plana que es la superficie y la ausencia de marcas de herramientas.

Hay muchas otras piedras en el sitio, casi todas las cuales generan preguntas similares a las anteriores. Sin embargo, hay una piedra que es más desconcertante que todas las demás juntas. A primera vista, es posible que ni siquiera se dé cuenta de la piedra. Se queda plano en el suelo. Mide aproximadamente 1,2 metros (4 pies) de largo por 0,5 metros (19 pulgadas). Hay una gran ranura con dos orificios cilíndricos en cada extremo de la ranura, aproximadamente en el centro de la piedra, a lo largo. Pero las dos características más inexplicables son los agujeros "perforados" y las líneas paralelas.

En el borde de la piedra hay una pequeña repisa que está precisamente en un ángulo de 90 grados. En esa pequeña repisa hay múltiples agujeros pequeños, aparentemente hechos con un taladro. Son aproximadamente equidistantes. En la cara de la piedra, cerca de un extremo, hay dos diminutas líneas paralelas talladas en la roca. Las líneas tienen los mismos ángulos precisos de 90 grados y taladros equidistantes. No creo que deba escribir todas las preguntas aquí, pero basta con decir que hay muchas preguntas sobre esta piedra.

En The Mystery of Puma Punku, los científicos intentan duplicar los cortes y acabados en una pequeña piedra tomada del sitio. Utilizaron un cortador de rueda de diamante y un cortador láser. Ninguno de los dos se acercó a igualar las características que se encuentran en las rocas en Puma Punku. Más preguntas…

Esta puede haber sido la piedra más interesante de Puma Punku. A lo largo del borde frontal hay agujeros equidistantes que parecen estar hechos con un taladro. Las dos intrincadas líneas paralelas en el extremo derecho también contienen agujeros & # 8220drill & # 8221 que son equidistantes. Las piedras están esparcidas por todas partes. Un pozo parcialmente excavado. Mirando al oeste desde la cima de Puma Punka. Detalle de una finca cercana.

La estructura de Puma Punku es una estructura de tipo piramidal elevada. En la pared oeste hay un conjunto de escaleras antiguas que probablemente fueron el punto de entrada principal. Al igual que el sitio de Tiwanaku, están muy gastados. Aparte de las escaleras, la construcción en Puma Punku es muy diferente. Cortadas con precisión, las piedras de las paredes encajan bien. Las costuras son tan precisas que no se puede insertar un trozo de papel entre dos rocas. No vi señales de mortero visible. De nuevo, preguntas ...

Los pasos del oeste a Puma Punku. Una vista más amplia de los escalones. Parte del muro oeste de Puma Punku. La vista hacia el este a lo largo de la pared sur de Puma Punku. Un ejemplo de las costuras muy estrechas a lo largo de las paredes. Este canal proviene de la parte superior del templo. Otro ejemplo de costuras ajustadas. Un rincón interior. Mirando hacia atrás a través de todas las diversas piedras de Puma Punku. Más piedras cortadas con mucha suavidad. Una puerta caída. Turistas al otro lado de la piedra de varias toneladas más grande en Puma Punku. Puede acercarse a las 100 toneladas. Piedras de corte suave. Mirando hacia las piedras H superiores. El autor en algunas de las piedras H.

Cerca del final de nuestro recorrido por Puma Punku, vimos algunos roedores viviendo debajo de las piedras. Creo que se llaman conejos cui. Independientemente, fueron lindos y divertidos de ver.

Un roedor debajo de una de las rocas, posiblemente relacionado con una chinchilla. Un adulto y un joven & # 8230 La guarida parecía estar arriba y debajo de la enorme piedra.

Después de nuestro recorrido a pie por Puma Punku, regresamos al pueblo de Tiwanaku. Quería tomar algunas fotografías de la ciudad. La Iglesia de San Pedro de Tiwanaku, construida entre 1580 y 1612, está en el lado este de la plaza central. Construido con piedras del sitio arqueológico, también exhibe dos monolitos cerca de la entrada principal. Sobre la puerta de entrada principal hay una representación en vidriera de la cara de un hombre, posiblemente San Pedro. Sea quien sea, el hombre no parece feliz en absoluto.

Después de la breve sesión de fotografía, regresamos al Museo Cerámico. El propósito principal era usar los baños antes de nuestro viaje de dos horas de regreso a la ciudad. Al salir del museo, cruzamos la calle hacia uno de los puestos de souvenirs. Compré un par de artículos allí y fotografié a nuestro encantador vendedor.

Un cartel en la ciudad para una buena carne. La Iglesia de San Pedro de Tiwanaku. La entrada a la iglesia. La entrada sureste al área de la plaza principal de Tiwanaku. Edificios coloridos a lo largo del lado este de la plaza. Un cartel para los embutidos de Torito. Las chozas de bocadillos cerca de los museos de Tiwanaku. Un vendedor muy agradable en Tiwanaku.

Aproximadamente a las 15:00, Nico giró la camioneta hacia El Alto y comenzamos nuestro viaje de regreso a casa. Hicimos una parada más en el mirador de la Cordillera Real. Debido a la iluminación, la vista era aún más espectacular de lo que era por la mañana.

Este día fue uno de los recorridos más agradables que he realizado. ¡Recomiendo Tiwanaku y, lo que es más importante, Mariela & # 8217s Bolivia a cualquiera que visite el área de La Paz en Bolivia!

Una vista panorámica de la Cordillera Real (Cordillera Real de los Andes). Illimani en la distancia. La ciudad aparentemente en la base es El Alto. Yo en el mirador de la Cordillera Real (Cordillera Real de los Andes). Otra vista del Illimani más cerca de casa.


Ver el vídeo: Templo fascinanteThe Semi subterranean TempleEl templete semisubterráneo Puma Punku (Mayo 2022).